Search For a Provider Facebook Twitter Instagram YouTube ES View the Patient Toolkit Contact Us

Baja Testosterona

Tratamiento de la baja testosterona

Tratamiento de la baja testosterona

¿Cuáles son los potenciales beneficios del tratamiento con testosterona? La mayoría de los estudios de terapia con testosterona han demostrado una mejoría en la libido y la función sexual en hombres con hipogonadismo (bajos niveles de hormonas masculinas). Los investigadores han encontrado que la terapia aumentó el interés sexual y aumentó el número de erecciones espontáneas. Sin embargo, el reemplazo de testosterona puede no mejorar la disfunción eréctil si hay otras causas de la condición.

Además de su efecto sobre los dominios sexuales, se ha demostrado que el reemplazo de testosterona beneficia el estado de ánimo, reduciendo los síntomas de depresión, rabia, fatiga y confusión. Otra investigación sugiere que el tratamiento puede tener efectos beneficiosos sobre la densidad mineral ósea. Se necesitan más estudios en estas áreas.

En los Estados Unidos está aprobado el uso de varias formas de reemplazo de testosterona. Estas incluyen inyecciones de acción corta y prolongada, agentes orales, parches y geles. El interés en estos productos ha aumentado dramáticamente alrededor de la última década.

¿Hay pastillas de testosterona disponibles?

Hay pastillas de testosterona disponibles, pero los médicos generalmente no las recomiendan. En esta forma la testosterona es metabolizada rápidamente y no puede alcanzar niveles de sangre suficientes para ser útil. El uso de testosterona en esta forma se ha asociado con efectos colaterales peligrosos en el hígado, incluyendo tumores benignos y malignos.

La reformulación de undecanoato de testosterona, una terapia con testosterona oral usada en Europa que no se asocia con toxicidad hepática significativa, está siendo evaluada en los Estados Unidos.

¿Cómo actúan los geles y parches de testosterona?

Los parches de testosterona son una alternativa útil a las inyecciones debido a su conveniencia, facilidad de uso y mantenimiento de niveles normales de testosterona, a pesar de su costo más elevado. Hay dos tipos de sistemas de suministro transdérmico (a través de la piel): un parche que se aplica a la piel o el escroto y un gel que se frota en la piel. Estos métodos proporcionan un suministro continuo de testosterona después que es absorbida en la piel, que actúa como un reservorio para la liberación sostenida de testosterona en el torrente sanguíneo.

El parche cutáneo Androderm® se aplica diariamente en la noche en la espalda, abdomen, parte superior de los brazos o muslos. Produce niveles normales de testosterona en suero, que se asemejan al patrón diurno natural de testosterona (niveles más altos en la mañana y niveles menores en la noche).

La piel del escroto absorbe la testosterona mejor que la piel no escrotal. Testoderm®, un parche no adhesivo, se aplica cada mañana en el escroto después de un afeitado en seco. Los niveles de testosterona imitan el patrón diurno natural.

AndroGel® y Testim® son preparados de testosterona en gel aplicados una vez al día en los hombros, parte superior de los brazos y/o abdomen. Los niveles sanguíneos de testosterona parecen ser constantes durante 24 horas. Para minimizar el potencial de transferencia de testosterona se deben lavar las manos inmediatamente, y se recomienda que los pacientes se duchen antes de tener contacto íntimo o usar una camisa para cubrir el sitio de aplicación.

¿Con qué frecuencia deben realizarse exámenes de sangre los hombres que usan geles o parches?

La Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos recomienda que los pacientes que reciben reemplazo de testosterona sean monitorizados cada 3-4 meses durante el primer año de tratamiento. Los médicos también pueden sugerir una visita de seguimiento inicial después de uno o dos meses para evaluar cómo está actuando el tratamiento y para determinar si se necesita una dosis más alto o más bajo, al igual que un seguimiento anual.

El momento óptimo del día para medir los niveles de testosterona varía de acuerdo al sistema de suministro. Ocurre un pico de testosterona en suero aproximadamente cuatro a ocho horas después de la aplicación del parche. Puesto que los niveles de testosterona permanecen relativamente constantes con la formulación en gel, el momento de la medición no es crítico. Los hombres con reemplazo de testosterona también deben someterse a las siguientes evaluaciones al inicio y periódicamente durante exámenes de seguimiento:

  • Antígeno prostático específico (PSA, Prostate-Specific Antigen) y examen rectal digital: para monitorizar el efecto del tratamiento sobre la próstata
  • Niveles de hematocrito y hemoglobina: para medir la cantidad de glóbulos rojos.

¿Cuáles son los efectos colaterales del uso de testosterona?

El reemplazo de testosterona es generalmente bien tolerado. Los eventos adversos más comunes asociados con el tratamiento incluyen:

  • Picazón o irritación de la piel debido a la aplicación del parche; esto es menos común con el preparado en gel.
  • Sensibilidad mamaria, hinchazón o desarrollo de tejido mamario prominente (una condición conocida como ginecomastia).
  • También se ha observado acné, piel grasosa, aumento del vello corporal y ruborización.

El reemplazo de testosterona también se ha asociado con exacerbación o desarrollo de apnea del sueño. Adicionalmente, estos tratamientos tienden a reducir el contaje de espermatozoides y el tamaño testicular, y no deben ser usados en hombres preocupados acerca de la fertilidad.

Traducción patrocinada por Pfizer.