Search For a Provider Facebook Twitter Instagram YouTube ES Contact Us

Enfermedad de Peyronie

Condiciones de la enfermedad de Peyronie

Todavía no se sabe mucho acerca de las causas de la enfermedad de Peyronie, pero hay investigación que sugiere que es un trastorno de la curación de las heridas. Las placas de la enfermedad de Peyronie en realidad son tejido cicatrizal endurecido. La creencia generalizada es que la enfermedad es disparada por una lesión al pene erecto, con frecuencia una que pasa desapercibida para el hombre. Lo que no está claro es por qué una lesión relativamente leve llevaría a una cicatrización tan excesiva.  

Normalmente las heridas curan en tres fases: Primero las enzimas limpian la herida de tejido muerto o dañado. En segundo lugar, el cuerpo repara la herida formando una cicatriz que endereza el tejido lesionado. Finalmente, las fibras de colágeno que constituyen la cicatriz se rompen y realinean dejando una cicatriz "remodelada" más pequeña. En la enfermedad de Peyronie no solamente es extrema la formación de cicatriz, sino que el remodelamiento de la cicatriz no ocurre o es insuficiente.  

Se cree que la cicatrización anormal de la enfermedad de Peyronie está relacionada a las acciones de la fibrina y citocinas, que estimulan la formación de tejido cicatrizal en la segunda fase de la curación de la herida. Parece que en la enfermedad de Peyronie estas sustancias permiten que se acumulen cantidades excesivas de colágeno. Las enzimas proteasa y colagenasa, que son responsables del remodelamiento del tejido cicatrizal en la tercera fase de la curación de la herida, también pueden jugar un rol. Los pacientes con enfermedad de Peyronie pueden producir muy pocas de estas enzimas o las enzimas que producen pueden no funcionar apropiadamente para remodelar la cicatriz.  

Algunos investigadores creen que la tendencia a desarrollar enfermedad de Peyronie puede ser hereditaria. Hay una asociación reportada entre enfermedad de Peyronie y un trastorno genético llamado contractura de Dupuytren, en la cual se forma tejido cicatrizal a lo largo de la vaina que rodea los tendones en la palma de la mano, haciendo que el dedo anular se contraiga hacia adentro.

Traducción patrocinada por Pfizer.