Search For a Provider Facebook Twitter Instagram YouTube ES View the Patient Toolkit Contact Us

Enfermedad de Peyronie

Tratamiento de la enfermedad de Peyronie

Pastillas para la enfermedad de Peyronie

Los investigadores han estudiado varias terapias orales para la enfermedad de Peyronie, incluyendo: carnitina, colchicina, aminobenzoato de potasio, tamoxifeno y vitamina E, la primera terapia oral usada para la enfermedad de Peyronie que se consideró valiosa debido a sus propiedades antioxidantes. Los otros agentes orales fueron estudiados porque se pensaba que tenían propiedades que interferían con la síntesis de colágeno y formación de la cicatriz. Desafortunadamente, la mayoría de los estudios que usan terapias orales para la enfermedad de Peyronie no han sido bien controlados. Puesto que algunos casos de enfermedad de Peyronie mejoran por sí solos y pocos estudios de medicación oral han comparado pacientes tratados con un "grupo control" no tratado, no está claro si las terapias orales para la enfermedad de Peyronie ofrecen algún beneficio sobre ningún tratamiento en términos de curvatura peniana, dolor o la capacidad para tener coito. La fase activa de la enfermedad de Peyronie toma 12 a 18 meses. Después de esto el dolor generalmente desaparece pero la mayoría de los pacientes quedan con un nódulo o placa en el pene. Las placas de Peyronie causan doblamiento y acortamiento de la erección.

Terapia de inyección intralesional

Se han estudiado varios agentes como terapias de inyección intralesional, lo que significa que se inyectan directamente en las placas o lesiones de la enfermedad de Peyronie. Algunos de los primeros medicamentos usados de esta forma fueron esteroides. Actualmente la inyección intralesional con esteroides no se recomienda en el tratamiento de la enfermedad de Peyronie porque no hay beneficios claros, puede causar la atrofia o disminución del tejido peniano y puede complicar la cirugía subsiguiente.

El verapamil, un bloqueador de los canales de calcio generalmente usado para tratar la presión arterial elevada, ha demostrado detener la síntesis de colágeno y aumentar la actividad de la colagenasa, promoviendo así el remodelamiento de la cicatriz.

De igual manera, las inyecciones de interferón se han asociado con mejoría de la enfermedad de Peyronie. Se han establecido beneficios documentados en estudios controlados con placebo. interferones actúan aumentando la colagenasa y reduciendo la formación de colágeno.

Terapia con gel tópico

El verapamil fue introducido como un gel tópico a mediados de los años 90. Se esperaba que el medicamento, que había sido algo exitoso como una inyección intralesional, pudiera producir los mismos resultados con menos molestia en esta forma no invasiva. Desafortunadamente, cuando se aplica localmente el medicamento no llega a la túnica albugínea. Esto fue confirmado cuando se aplicó verapamil al cuerpo del pene de hombres que iban a someterse a cirugía para prótesis peniana la noche antes y en la mañana de la cirugía. Durante la cirugía, se retiraron pequeñas muestras de tejido de la túnica albugínea de cada hombre y se examinaron para detectar verapamil. No se detectó verapamil en ninguna de las muestras de tejido.

Iontoforesis

El proceso de iontoforesis, también conocido como administración electromotriz de medicamento, usa una corriente eléctrica para administrar un medicamento a través de la piel intacta. En el tratamiento de la enfermedad de Peyronie, esta técnica se ha usado para administrar vera-dexametasona a través de un reservorio lleno de líquido unido a la piel del pene encima de los sitios con placa. Las primeras investigaciones encontraron que el tratamiento era efectivo para reducir el dolor, tamaño de la placa y curvatura peniana. Además, se han encontrado niveles cuantificables de verapamil en muestras de la túnica albugínea tomadas de hombres sometidos a cirugía para enderezamiento del pene y eliminación de la placa.

Terapia con ondas de electrochoque

La terapia con ondas de electrochoque ha sido probada como una forma de romper las placas de la enfermedad de Peyronie, promover la reabsorción de la placa, mejorar el flujo de sangre al pene y enderezar el pene. Hasta la fecha no se han reportado mejorías consistentes en la curvatura peniana, el tamaño de la placa, la función sexual o rigidez con este tratamiento.

Cirugía

Los hombres que han tenido enfermedad de Peyronie por más de un año no pueden tener relaciones sexuales satisfactorias, y aquellos cuya enfermedad de Peyronie es indolora y estable pueden ser candidatos para cirugía (ver "¿Es la cirugía de la enfermedad de Peyronie adecuada para usted?" en la página 10). La cirugía es todavía el "estándar de oro" para corregir la curvatura peniana asociada con enfermedad de Peyronie, y la técnica quirúrgica ha mejorado tremendamente durante los últimos años.

No hay un solo tipo de cirugía que sea adecuado para todos los pacientes. Si puede mantener una erección satisfactoria (con o sin medicación), la curva en su pene es menor a 60 grados, y su pene no tiene forma en reloj de arena ni una deformidad en bisagra, es posible que su médico pueda recomendar plegamiento de la túnica albugínea. Cuando se realiza un plegamiento, el tejido de la túnica albugínea en el lado opuesto de la placa es plegado o suturado, para contrarrestar el efecto de doblez.

Si su pene tiene una curvatura más grave o si hay un estrechamiento grave en el tallo del pene que no permite que esté erecto sin doblarse, entonces se requiere una cirugía más compleja: incisión en la placa y colocación de injerto. Esto requiere que se haga una incisión en la placa (que sea cortada), enderezada y llenada con un injerto, que está compuesto de tejido vivo de otra parte del cuerpo o cosechado de tejido humano o animal.

Si las erecciones postquirúrgicas no son satisfactorias, se puede prescribir tratamiento con Cialis, Levitra o Viagra para mejorar la respuesta eréctil.

La cirugía prostésica (un implante peniano) fue en un tiempo la piedra angular de la terapia de la enfermedad de Peyronie. Hoy en día, ese tipo de cirugía solamente se realiza en pacientes con enfermedad de Peyronie y disfunción eréctil. La excisión (eliminación) de la placa se reserva para hombres con disfunción eréctil con calcificación grave.

Todas las cirugías para enfermedad de Peyronie conllevan potenciales riesgos, incluyendo enderezamiento incompleto, disfunción eréctil y disminución de la sensación en el pene. Antes de someterse a cualquier tipo de cirugía para enfermedad de Peyronie, asegúrese de discutir todos los riesgos exhaustivamente con su médico.

En la mayoría de los casos, la corrección quirúrgica de la enfermedad de Peyronie endereza exitosamente el pene y hace que esté más rígido, pero en las fases tempranas de la enfermedad de Peyronie usualmente se intentan otras aproximaciones primero. Si tiene signos y síntomas de enfermedad de Peyronie, hable con su médico acerca de cuál tratamiento es mejor para usted.

Traducción patrocinada por Pfizer.