Search For a Provider Facebook Twitter Instagram YouTube ES View the Patient Toolkit

Trastorno Del Deseo Sexual Hipoactivo

Causas del trastorno del deseo sexual hipoactivo

El trastorno del deseo sexual hipoactivo es un trastorno complicado con varias causas posibles. Algunas veces, varias condiciones subyacentes contribuyen al trastorno del deseo sexual hipoactivo al mismo tiempo. Pueden haber causas físicas, tal como fluctuaciones hormonales o cirugía que cambia la imagen corporal de una mujer. También puede haber causas psicológicas y emocionales. Muchas mujeres asocian una conexión emocional positiva con su pareja con sexo placentero, por lo que cambios negativos en una relación pueden disparar una falta de interés.

Condiciones físicas

Muchas enfermedades, tal como la diabetes, el cáncer, la artritis y la enfermedad arterial coronaria pueden debilitar el deseo sexual de una mujer. De manera similar, muchos medicamentos, como los usados para la depresión y la presión arterial alta, pueden disminuir su libido. Incluso la fatiga puede tener un impacto, debido a que una mujer puede sentirse demasiado cansada para querer sexo. Las mujeres pueden experimentar menor deseo sexual durante la menopausia, cuando los niveles de estrógenos (una hormona que aumenta la libido) disminuyen sustancialmente. Las mujeres también pueden experimentar descenso de los niveles de testosterona durante la menopausia. La testosterona usualmente se asocia con el impulso sexual del hombre, pero también afecta a las mujeres. Además, cambios hormonales durante y después del embarazo pueden hacer que una mujer se sienta menos interesada en el sexo.

Condiciones psicológicas y emocionales

Varios factores psicológicos y emocionales pueden afectar el deseo sexual de una mujer. Puede sentir ansiedad, depresión o baja autoestima. Puede estar sometida a mucho estrés. O puede ser una víctima de abuso físico, abuso sexual o violación.

Los problemas en su relación también pueden ser un factor. Si su pareja ha sido infiel o la ha engañado su falta de confianza puede hacer que esté menos interesada en el sexo. El bajo deseo sexual puede deberse a que ella y su pareja no se comunican bien o no han resuelto una disputa. Para empezar, ella y su pareja pueden no tener sexo satisfactorio porque no hablan acerca de sus necesidades o lo que les gusta en la cama. Podrían no saber cómo hablar acerca de eso o podrían sentirse demasiado avergonzados para hacerlo.

Diagnóstico del trastorno del deseo sexual hipoactivo

El síntoma principal del trastorno del deseo sexual hipoactivo es falta de interés en el sexo. Pero puesto que cada mujer es diferente, no hay un umbral oficial o prueba diagnóstica que diga si una mujer tiene trastorno del deseo sexual hipoactivo o no. El diagnóstico depende de cuán estresada está acerca de su bajo deseo sexual y si está causándole problemas a ella.

Sin embargo, si una mujer expresa preocupaciones acerca de su baja libido, los médicos usualmente tratarán de ubicar cualquier causa subyacente. Con frecuencia empezarán buscando causas físicas relacionadas y realizando una evaluación médica completa, incluyendo una historia médica, pruebas de despistaje y examen pélvico.

Es posible que los médicos también refieran a la mujer a un asesor o terapeuta sexual para determinar si hay problemas emocionales o de relación que necesitan atención.

Traducción patrocinada por Pfizer.