Search For a Provider Facebook Twitter Instagram YouTube ES View the Patient Toolkit

For Healhtcare Providers

Overview - HSDD

Hypoactive sexual desire disorder (HSDD) refers to a woman's chronic or ongoing lack of interest in sex, to the point that it causes her personal distress or problems in her relationships.

It's normal for women to lose interest in sex from time to time. A woman's libido can fluctuate throughout her life. It might be high when she's feeling good about her relationship or if she's excited about a new one. It might decrease when she's under emotional stress or dealing with hormonal changes from pregnancy or menopause.

The important distinction with HSDD is that it causes personal distress. If a woman does not feel concerned about her sex drive, then she probably doesn’t have HSDD. She might have a lower libido than other women, but if she’s not bothered by it, then there generally isn't a problem.

According to the Society for Women’s Health Research, HSDD is the most common female sexual dysfunction and affects about 1 in 10 women. It can happen at any age. The Mayo Clinic notes that as many as 40% of women have HSDD at some point in their lives, according to some studies. 5% to 15% of women have the problem continuously.

HSDD can be frustrating for a woman and her partner. But it's a treatable condition. Even though it might take some time to discover what’s causing it, a woman with HSDD can return to a satisfying sex life.

Find A Provider In Your Area

Find a Provider

The Sexual Medicine Society of North America, Inc (SMSNA), and Remedy Health Media, LLC (RHM), acknowledge that the providers listed on this website are members of SMSNA. The inclusion of a provider on these pages is not an endorsement by SMSNA or RHM of the provider or the services he or she offers.  

What We Do

Established in 1994, as the Society for the Study of Impotence, the Sexual Medicine Society of North America (SMSNA) is a not-for-profit organization of physicians, researchers, physician assistants and nurses.

 
An affiliate of the American Urological Association, SMSNA's mission is to promote, encourage and support the highest standards of practice, education, research and ethics in the study and treatment of human sexual function and dysfunction.
 
SMSNA seeks to identify existing and emerging issues in the field of human sexual function and dysfunction, provide accurate and credible information to medical professionals, develop standards and guidelines for impotence research and practice, and produce educational programs that bring leading-edge concepts of research, clinical practice, ethics, and politics to health care professionals interested in impotence and related matters.
 
As an independent organization of health care professionals concerned with the science of human sexual function and dysfunction, SMSNA strives to promote and lead in the study of the anatomy, physiology, diagnosis and treatment of human sexual function, and dysfunction.

Overview - Erectile Dysfunction

Error: This page does not appear to exist.

Patient Toolkit

The Patient Toolkit contains information on FDA-approved medications and implants.

Brochures

Videos

Find Your ED Cure

Find Your ED Cure video

 

Titan Touch Animation from Anthony Rehl on Vimeo.

 


Patient Testimonial Video from Anthony Rehl on Vimeo.

 

Materials viewable in this section of SexHealthMatters have been contributed by Sponsors of the SMSNA Foundation and reviewed by SMSNA Website Committee for the purposes of patient education. SMSNA requires that medications and prosthetics discussed are FDA approved for use in the United States. The SMSNA Foundation and SMSNA are not endorsing the medications or prosthetics displayed. Investigational Procedures and Therapeutics are not shown. Patients are advised to consult an expert in sexual medicine or surgery to enhance their understanding of risks and benefits of treating their sexual dysfunctions – link for Find a Provider.

Pre-Treatment Sex and Fertility Counseling

IS THERE AN EXPERT I CAN TALK WITH — AND BRING INTO THE CONVERSATION NOW, RATHER THAN AFTER MY TREATMENTS?

Unfortunately (and honestly), cancer centers are only now waking up to the realization that sex and fertility counseling need to be part of a comprehensive survivorship program. Oncologists and surgeons ought to be trained and able, believes Gregory Broderick, MD, a urologic surgeon and professor of urology at Mayo Clinic, Jacksonville, FL, and past president of the Sexual Medicine Society of North America, to tell patients they simply don't know the answer to a sex or fertility question if that's the case — and refer to somebody who does.

Typically though, survivors are referred after treatments are finished. "This is something we talk a lot about," say Sharon Bober, Ph.D., director of the sexual health program at Dana-Farber Cancer Institute in Boston. "My chief of gynecological radiation oncology has told me she thinks all patients ought to see me at the beginning, not the end, of treatment." In sex, as in life, there's work to be done.

Preserving Sex Life and Fertility for Cancer Patients

HOW CAN I BE PROACTIVE IN PRESERVING MY SEX LIFE OR FERTILITY?

If patients know about rehabilitation therapies and hormone monitoring, they can often begin to implement these right away — rather than suffering the ill effects in silence, and risk compounding the trouble.

As an overview, "We [as a profession] sort of sweep this under the rug only to have patients come back when they are having problems later, saying, 'I feel totally damaged, my partner is unhappy, we have no intimate contact, and now I don't know how to even talk about it, '" says, Sharon Bober, Ph.D., director of the sexual health program at the Dana-Farber Cancer Institute in Boston. "So it may have started with vaginal dryness, but now they have libido and communication problems, too."

If such a woman had been told about topical estrogens, or even simple drug store/retail lubricating products early on, such trouble could be prevented.

Gregory Broderick, M.D., a urologic surgeon at Mayo Clinic, Jacksonville, FL, and past president of the Sexual Medicine Society of North America, strongly advocates hormone monitoring once cancer treatment is over. Hormonal therapies can prevent urinary tract infections in women and restore libido in men and women, even in some women and men with breast cancer or prostate cancer. It is worth noting, though, that hormone therapies can be complicated and at times carry risks of their own.

As for fertility preservation, thanks to newsworthy advances and programs such as Fertile Hope, a national LIVESTRONG initiative (fertilehope.org), Bober says, "I think fertility preservation is on the agenda" of most doctors in oncology, but that doesn't mean you shouldn't ask.

Oncologists’ Assumptions About Cancer Survivors’ Sex Lives or Desire for Children

DO ONCOLOGISTS TEND TO MAKE ASSUMPTIONS ABOUT SURVIVORS' SEX LIVES, OR DESIRE FOR CHILDREN?

"Just this week I sat with a woman who had vulvar cancer," recalls Sharon Bober, Ph.D., director of the sexual health program at the Dana-Farber Cancer Institute in Boston. "She had a difficult surgery; she was going to lose her clitoris. So there was a lot on the line. But nobody bothered to talk to her about what was so obvious: the profound loss of her sex life, her body image. Why? Probably because she was a widow in her late sixties. She told me, 'For years I have been having this wonderful affair with the 80-year-old widower who lives down the street.' It's a huge loss!"

Preserving Sexual Life and Feeling for Cancer Patients

WHAT OPTIONS ARE THERE FOR THOSE IN TREATMENT (OR WHO HAVE RECENTLY COMPLETED IT) TO BETTER PRESERVE THEIR SEXUAL LIFE AND FEELING?

Some men, namely those with higher testosterone levels pre-treatment, tend to value their sexual expression more than men with lower testosterone levels, researchers have found. And so, as survivors, they may opt for less aggressive therapies, even at the risk that a cure is not as sure a bet.

New "nerve-sparing" surgeries for hysterectomies, prostate cancers, and colorectal cancers are available, though not always possible depending on one's condition. Nerve-mapping technology can help guide surgeons around sensation-carrying nerves that link the pelvic area, or regions related to orgasm, to the brain.

While nipple-sparing mastectomies do not preserve sensation in ways many survivors wish, the surgeries can have a tremendous influence on a woman's later body image. "And body image can be related directly to sexual function," says Sharon Bober, Ph.D., director of the sexual health program at the Dana-Farber Cancer Institute in Boston.

The Effects of Chemo/Radiation/Surgery on the Body

WHAT WILL THE CHEMO/RADIATION/SURGERY DO TO PARTS OF MY BODY THAT HAVE NOTHING TO DO WITH THE CANCER?

Radiation doses are more targeted and specific than ever, but that doesn't mean the cancer or tumor will be the only areas affected. "Patients should ask, for instance, 'What will the beam touch besides my prostate [or rectum]?" suggests Gregory Broderick, M.D., a urologic surgeon and professor of urology at Mayo Clinic in Jacksonville, FL, or: "If my bladder is in the field, what about incontinence?" Two other medically related questions may arise: "Will I have less pelvic sensation?" and, "Will my vagina be scarred or at risk for atrophy?"

If the radiation could affect the testicles or ovaries, patients may want to think about saving (banking) sperm, eggs, or ovarian tissue. Truth is, many or most survivors haven't thought about the actual radiation "fields" that are delivered during the gritty part of radiation therapy.

These same questions apply to surgery and chemotherapy. Surgeons often move things around inside the body to get at or remove the cancer. "Collateral damage" is common. "Will I have a normal, receptive vagina? A 'foreshortened' vagina? No vagina at all?" Chemotherapy, while playing havoc with hormones, has the capacity to bring on early menopause or andropause (in men), temporarily or permanently.

Then too, head and neck cancer, which is diagnosed in roughly 40,000 Americans each year, affects body image, which in turn affects libido. Many patients, says Sharon Bober, Ph.D., director of the sexual health program at the Dana-Farber Cancer Institute in Boston, find that a common side effect of treatment, a lack of saliva, "makes it hard to kiss somebody. Sounds simple, but this can be a huge impact."

How Might Cancer Treatment Affect Sexual Function

CAN YOU TELL US, HONESTLY, HOW TREATMENT MIGHT AFFECT OUR SEXUAL FUNCTION?

This is the broadest and most obvious question, but many survivors or patients never ask it, especially if they don't realize that all cancers and all cancer treatments can impact sexuality and, potentially, fertility. "I'm not just talking about the physical mechanisms of sex, but about relationships, about body image, how we think and feel about ourselves," says, Sharon Bober, Ph.D., director of the sexual health program at the Dana-Farber Cancer Institute in Boston (a LIVESTRONG Survivorship Center of Excellence).

A 15-year-old boy with bone cancer, who has part of a leg amputated, may not have had a so-called "sexual" cancer, but "what should he expect when he starts being interested in girls and has to explain the part of his leg that's missing?," asks Dr. Gregory Broderick, M.D., a urologic surgeon and professor of urology at Mayo Clinic in Jacksonville, FL, and past president of the Sexual Medicine Society of North America.

A cancer such as leukemia may not at first seem "sexual," either. But, Broderick explains, "Knocking out bone marrow can have a tremendous negative impact on male and female sexual function because you are changing the hormones. Some chemo can damage vascular tissue and cause fibrous plaques in the arteries, so you get erectile dysfunction."

Agrandamiento del pene

El agrandamiento del pene se divide en dos categorías: Alargamiento peniano y engrosamiento peniano. Con frecuencia se realizan combinaciones de los tratamientos. Si está pensando acerca de estas opciones, primero consulte con un médico de atención primaria. Ese médico puede referirlo a un urólogo u orientador, psicólogo o psiquiatra quien puede discutir cualquier preocupación adicional al igual que las posibles opciones de tratamiento que son mejores para usted. Un urólogo especializado en cirugía faloplástica debe realizar la cirugía de agrandamiento del pene.

Alargamiento del pene

Se pueden usar dos tipos de procedimientos para el alargamiento, lo cual hace que el pene luzca más largo.

1.     Liposucción: Reduce la grasa alrededor de la base del pene para revelar más de esta área dando una apariencia de mayor longitud. Esta técnica se realiza principalmente en hombres obesos cuando su abdomen sobresaliente oculta parte de la base del pene. La cantidad de grasa que se puede extraer por liposucción varía en cada hombre. En algunos hombres puede ser necesario cortar y extraer tejido graso.

2.   Liberación del ligamento: Corta los ligamentos suspensorios para exponer la parte de la base del pene que se encuentra detrás del hueso púbico. Un ligamento es una banda de tejido que sostiene el pene más cerca del hueso púbico. El desprendimiento del pene de estos ligamentos libera esta parte del pene de la base, haciendo que una mayor parte del pene cuelgue de la pelvis y dando la apariencia de mayor longitud. Sin embargo, algunos hombres encuentran que no tienen mayor longitud durante la erección después de someterse a esta cirugía. Después de la cirugía, los pacientes necesitan unir pesas externas al pene para evitar que el ligamento se vuelva a unir al hueso púbico y que la longitud adicional se pierda. Algunas veces se coloca grasa de otras partes del cuerpo del hombre en el área de liberación del ligamento para prevenir también que se vuelva a unir. Algunas veces se usan otras técnicas con expansores de tejido.

Aumento del grosor del pene

También hay varias opciones para ensanchar o engrosar el pene.

1. Injertos: Un injerto es un tejido sano que es extraído del cuerpo de una persona y trasplantado al de otra. Se puede aumentar el grosor del pene colocando diferentes tipos de tejido (como grasa o injertos de tejido) debajo de la piel del pene.

2. Inyección de grasa: Inyecta grasa biosintética o grasa de otra parte del cuerpo del hombre en el pene. Desafortunadamente esta grasa con frecuencia es reabsorbida dentro de un año o dos, o en algunos casos en unos pocos meses. Cuando esto pasa el pene vuelve a su tamaño original. Además, a medida que la grasa se asienta, algunas veces se forman depósitos grumosos que pueden verse y sentirse extraños. Por lo tanto, los resultados son solamente temporales, llevando con frecuencia a que el procedimiento tenga que ser realizado nuevamente para mantener los resultados. Como resultado los médicos con frecuencia tienen múltiples sesiones en las cuales inyectan menos grasa cada vez. Esto aumenta la probabilidad de que la grasa inyectada obtenga un nuevo suministro de sangre y sobreviva, lo cual también reduce la reabsorción y aparición de bultos.

3. Colgajos: Involucra tomar colgajos de tejido del área púbica circundante y colocarla en incisiones realizadas en la base del pene. Los extremos de estos colgajos que todavía están unidos al paciente luego son pasados debajo de la piel en el cuerpo del pene y el otro extremo del colgajo es anclado en el extremo distal del pene (cerca de la cabeza del pene). El principal beneficio de este procedimiento es que puesto que se preserva el suministro de sangre, la supervivencia del tejido con frecuencia es buena. Desafortunadamente, debido a su complejidad, este procedimiento toma más tiempo que los otros. Además, algunas veces se produce un abultamiento en el área de recambio en la base del pene, pero esto usualmente disminuye con el tiempo.

¿Qué es la curva? El impacto emocional de la enfermedad de Peyronie

No se habla mucho de la enfermedad de Peyronie y muchos hombres con un pene curvo o doblado no saben que su condición tiene un nombre. Pero, la enfermedad de Peyronie ocurre en aproximadamente 3% a 9% de los hombres, de acuerdo a investigación publicada. La Asociación de Defensores de la Enfermedad de Peyronie (APDA, Association of Peyronie's Disease Advocates) sugiere que esta frecuencia podría ser incluso mayor debido a casos no diagnosticados.

La enfermedad de Peyronie es un trastorno de la curación de la herida, lo que significa que una lesión del pene no se ha curado apropiadamente. Esta lesión podría deberse a algo importante, como un accidente automovilístico o algo más común como una lesión deportiva o sexo vigoroso.

En la enfermedad de Peyronie, la curación de las heridas es exagerada y se acumulan cantidades excesivas de colágeno dentro del pene justo debajo de la superficie de la piel. El colágeno se convierte en áreas de tejido cicatrizal endurecido llamadas placas.

El pene normalmente es muy flexible. Sin embargo, un pene con placas pierde su flexibilidad y esta es la razón de que se doble o se curve. La forma de un pene con enfermedad de Peyronie depende de dónde están ubicadas las placas y cuántas hay. Una forma curva es la más común, pero algunos penes tienen forma de reloj de arena o un efecto en bisagra. Los penes también pueden hacerse más cortos debido a la enfermedad de Peyronie.

Para muchos hombres con enfermedad de Peyronie, el coito resulta difícil. La penetración puede resultar incómoda o dolorosa para el hombre o su pareja. En algunos casos el coito resulta imposible.

En general la mitad de los hombres con enfermedad de Peyronie experimentan dolor, debido a una inflamación en el área de la placa o debido a pérdida de flexibilidad, especialmente cuando el pene está erecto. La disfunción eréctil, la incapacidad para mantener una erección lo suficientemente firme para el coito, también es común entre hombres con enfermedad de Peyronie.

Usualmente, la enfermedad de Peyronie ocurre en dos etapas. En la primera etapa (la fase aguda), que puede durar 18 meses, las placas empiezan a formarse y el pene empieza a curvarse. Un hombre en esta etapa puede tener dolor independientemente de que el pene esté erecto o no. En la segunda etapa (la fase crónica), las placas y la curvatura empiezan a estabilizarse, pero el pene usualmente no se endereza. El dolor puede empezar a disminuir, pero la disfunción eréctil puede empezar o empeorar. Otra lesión puede iniciar la fase aguda nuevamente.

Emociones

No es fácil tener enfermedad de Peyronie. Los hombres con un pene curvo sienten una variedad de emociones: rabia, tristeza, vergüenza y ansiedad, sólo para nombrar algunas. Con frecuencia estas emociones están mezcladas. Veamos algunas de ellas.

Rabia y frustración

Como muchas enfermedades, la enfermedad de Peyronie puede cambiar la vida de un hombre. Afecta su hombría, esa parte física que define su masculinidad. Así que no es sorprendente que algunos hombres con un pene curvo sientan rabia. Pueden preguntarse, "¿Por qué tiene que pasarme esto a mí?" ¿Por qué pueden otros hombres disfrutar del sexo y yo no?" Un pene doblado también puede ocasionar frustración, con el dolor, con la incapacidad potencial de tener coito y con cualquier problema de relación que pueda surgir. Algunos hombres se frustran si su médico no responde a sus necesidades. O se frustran porque no saben cómo mencionar el tema con un médico o pareja.

Miedo y ansiedad

Algunos hombres tienen miedo de lo desconocido en cuanto a la enfermedad de Peyronie. ¿Podrán seguir teniendo erecciones y orgasmos como acostumbraban? ¿Hará la actividad sexual que el problema empeore? ¿Disminuirá el dolor? ¿Se enderezará el pene alguna vez? ¿Estarán alguna vez 100% mejor? ¿Ocurrirá que su pareja actual, o futuras parejas, los encuentren poco atractivos o los rechacen? ¿Podrán disfrutar del sexo nuevamente?

Satisfacer a una pareja es otra gran preocupación. ¿Podrá la pareja llegar al orgasmo si el coito no es posible? ¿Será comprensiva y paciente acerca de la situación?

Tristeza y pérdida

No es inusual que hombres con enfermedad de Peyronie extrañen lo que tenían. La intimidad con su pareja puede haber cambiado y extrañan esa conexión estimulante. Pueden ver una pareja feliz que coquetea en el centro comercial o una escena de sexo intenso en una película y entristecerse por la pérdida de estos aspectos de su propia vida.

Vergüenza, pena y baja autoestima

Como mencionamos anteriormente, algunos hombres con enfermedad de Peyronie sienten que han perdido su hombría o virilidad, o que ha resultado dañada. Pueden sentir que valen menos como persona y sentirse apenados si no pueden desempeñarse como solían hacerlo. También pueden sentirse avergonzados por la apariencia de su pene doblado, especialmente si están empezando una nueva relación y se preocupan de que su pareja no se sienta estimulada. Los hombres homosexuales pueden ser especialmente vulnerables, ya que pueden sentirse incluso más conscientes acerca de su pene curvo cuando una pareja no tiene problemas con la enfermedad de Peyronie.

Aislamiento y evasión

Con frecuencia hombres con enfermedad de Peyronie y sus parejas se separan emocionalmente el uno del otro. Pueden no saber cómo hablar acerca de su situación y por lo tanto la evitan, haciendo que se sientan más solos.

Tener citas y encontrar nuevas parejas sexuales puede ser difícil para hombres solteros con enfermedad de Peyronie. El miedo de parecer inadecuado y la vergüenza sobre su apariencia física puede hacer que los hombres sientan rechazo por empezar nuevas relaciones, haciendo que se aíslen incluso más.

Depresión

En conjunto, todas estas emociones y sentimientos pueden aumentar y llegar a la depresión, la cual puede tener que ser tratada por un profesional de la salud mental. La investigación sugiere que aproximadamente la mitad de los hombres buscan ayuda de un terapeuta.

Impacto emocional sobre las parejas

También es importante comprender el impacto emocional de la enfermedad de Peyronie sobre la pareja. Puede extrañar la relación sexual que tuvieron, sentirse nerviosa acerca de iniciar la intimidad, o sentirse estresada si la relación sufre. Muchas parejas quieren hablar acerca de la situación, pero no comprenden realmente de lo que se trata la enfermedad de Peyronie o no saben cómo empezar una conversación tan delicada.

Las parejas femeninas en particular pueden no comprender la "pérdida de hombría". Muchas mujeres no están tan preocupadas acerca de la penetración y están sexualmente satisfechas con otras alternativas al coito. Por lo tanto, pueden no comprender la conexión entre el pene de un hombre, su masculinidad y lo que significa para él.

¿Qué puede hacerse?

Con todo lo difícil que es la enfermedad de Peyronie, hay varias maneras de aproximarse a los problemas emocionales.

Educación

Comprender totalmente la enfermedad de Peyronie es un primer paso crítico. Se alienta a los hombres a averiguar tanto como sea posible acerca de esta condición, desde las posibles causas hasta los tratamientos recomendados. Hablar con un experto en medicina sexual es un muy buen punto de partida. No solamente puede un médico ayudar a un hombre con su situación individual, sino que puede recomendar libros, sitios en Internet, y otros materiales impresos o audiovisuales confiables que pueden explicar la enfermedad de Peyronie claramente y ponerla en contexto.

La educación también se aplica a las parejas. Cuando las parejas comprenden mejor la enfermedad de Peyronie, pueden ayudar a un hombre a avanzar a través de las dificultades emocionales y físicas, proporcionar apoyo y ayudar a tomar decisiones que son las mejores para la pareja.

Encontrar una comunidad

Algunas veces ayuda hablar con personas que están teniendo experiencias similares. Encontrar un grupo de apoyo o comunidad en Internet ayuda a muchos hombres. Los foros en Internet con frecuencia le permiten a los hombres formular y responder preguntas de manera anónima, lo cual elimina algo de la presión. Los hombres pueden expresar sus sentimientos y frustraciones, explicar procedimientos médicos y compartir consejos y sugerencias con otros que comprenden totalmente por lo que están pasando.

Las parejas también pueden beneficiarse de la participación en un grupo de apoyo o foro en Internet, ya que pueden discutir la enfermedad de Peyronie desde su punto de vista.

Comunicación entre la pareja

Hablar acerca de problemas sexuales no siempre es fácil. Puede haber incomodidad, miedo de ser herido o rechazadoy frustración al querer hacer llegar el mensaje. Pero es importante intentarlo. Ser abierto acerca de la enfermedad de Peyronie puede ayudar a ambas partes a trabajar el problema y mantener su relación fuerte.

No tiene que ser una conversación larga y pesada. Por el contrario, las parejas pueden hablar tanto y con tanta frecuencia como lo consideren necesario. Por ejemplo, podrían hablar acerca de formas alternativas de tener intimidad un día. En otro momento un hombre puede expresar miedo de ser rechazado y la pareja puede tranquilizarlo. Sea cual sea la forma que la pareja escoja para discutir el tema, ser abierto con el otro puede facilitar las preocupaciones de cada uno y apoyar a cada uno durante lo que tienen por delante.

Las parejas pueden enfrentar la enfermedad de Peyronie juntos y trabajar conjuntamente como equipo para conseguir una solución. En algunos casos la orientación puede ayudarles a arreglar sus sentimientos y aprender cómo hablar con el otro de forma constructiva y significativa.

Comunicación con el médico

Hablar con un médico acerca de un pene curvo puede hacer que un hombre se sienta extraño, especialmente si no sabe mucho acerca de la enfermedad de Peyronie. Ayuda recordar que los médicos están allí para ayudar y que ven todo un rango de problemas médicos (sexuales y de otro tipo) todos los días. La salud sexual es importante para la salud general, por lo que empezar esa primera conversación con el médico es un primer paso para hacer que la vida sexual de uno vuelva a su cauce.

Sin embargo, no todos los médicos tienen capacitación para manejar la enfermedad de Peyronie. Los hombres que sienten que su médico no les está ayudando pueden probar con otro médico o pedir ser referidos a un especialista en medicina sexual.

Algunos hombres traen a sus parejas a las citas con el médico. Las parejas algunas veces piensan en otras preguntas u otros problemas que necesitan atención.

Exploración de otras formas de tener intimidad

Para un hombre con enfermedad de Peyronie el coito puede ser doloroso, difícil o incluso imposible. Y puesto que el coito con frecuencia es una parte central de la intimidad física, las parejas pueden sentir una dificultad para llenar el vacío. Pero hay otras formas de tener intimidad. Las parejas pueden empezar tomándose de las manos, dándose un masaje o acurrucándose en el sofá mientras ven televisión. En su momento pueden explorar lo que les hace sentir bien. Un terapeuta sexual también puede ser capaz de ayudarles a encontrar nuevas formas de comunicarse y tener intimidad.

Mantener la depresión a raya

La depresión es común entre hombres con enfermedad de Peyronie. Afortunadamente la depresión puede ser tratada. Socializar con amigos, permanecer activo en la comunidad y mantenerse en forma son mecanismos para aliviar la depresión.

Sin embargo, la enfermedad de Peyronie puede ser abrumadora. Algunos hombres son reacios a buscar ayuda profesional para la depresión, pensando que es un signo de debilidad. Pero un terapeuta, sobre todo uno especializado en ayudar a hombres con disfunción sexual, puede ayudar a un hombre a manejar las dificultades emocionales de la enfermedad de Peyronie.

Recursos

Association of Peyronie’s Disease Advocates
“Can Peyronie’s disease get worse?”
http://www.peyroniesassociation.org/what-is-peyronies/can-peyronies-get-worse/

“Do I have Peyronie’s disease?”
http://www.peyroniesassociation.org/what-is-peyronies/do-i-have-peyronies/

“How common is Peyronie’s disease?”
http://www.peyroniesassociation.org/what-is-peyronies/how-common-is-peyronies/

“How does Peyronie’s disease occur?”
http://www.peyroniesassociation.org/what-is-peyronies/how-does-peyronies-occur/

“Impact on Relationships”
http://www.peyroniesassociation.org/living-with-peyronies/impact-on-relationships/

“Living With Peyronie’s Disease”
http://www.peyroniesassociation.org/living-with-peyronies/ “

Talking to Your Partner”
http://www.peyroniesassociation.org/living-with-peyronies/talking-to-your-partner/

“What is Peyronie’s disease?”
http://www.peyroniesassociation.org/what-is-peyronies/

The Journal of Sexual Medicine
Nelson, Christian J., PhD and John P. Mulhall, MD
“Psychological Impact of Peyronie’s Disease: A Review”
(Full-text. First published online: November 15, 2012)
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1743-6109.2012.02999.x/abstract

Smith, James F., MD, MS, et al.
“Risk Factors for Emotional and Relationship Problems in Peyronie’s Disease”
(Full-text. First published online: July 14, 2008)
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1743-6109.2008.00949.x/abstract

Sexual Medicine Society of North America via YouTube
“What Are The Psychological And Emotional Effects Of Peyronie's Disease? Part 1”
(Video. Uploaded: January 5, 2011)
http://www.youtube.com/watch?v=c-s7DA4x-4Y

“What Are The Psychological And Emotional Effects Of Peyronie's Disease? Part 2”
(Video. Uploaded: January 5, 2011)
http://www.youtube.com/watch?v=nuY8RAYDbqg

Tratamiento de la enfermedad de Peyronie

Pastillas para la enfermedad de Peyronie

Los investigadores han estudiado varias terapias orales para la enfermedad de Peyronie, incluyendo: carnitina, colchicina, aminobenzoato de potasio, tamoxifeno y vitamina E, la primera terapia oral usada para la enfermedad de Peyronie que se consideró valiosa debido a sus propiedades antioxidantes. Los otros agentes orales fueron estudiados porque se pensaba que tenían propiedades que interferían con la síntesis de colágeno y formación de la cicatriz. Desafortunadamente, la mayoría de los estudios que usan terapias orales para la enfermedad de Peyronie no han sido bien controlados. Puesto que algunos casos de enfermedad de Peyronie mejoran por sí solos y pocos estudios de medicación oral han comparado pacientes tratados con un "grupo control" no tratado, no está claro si las terapias orales para la enfermedad de Peyronie ofrecen algún beneficio sobre ningún tratamiento en términos de curvatura peniana, dolor o la capacidad para tener coito. La fase activa de la enfermedad de Peyronie toma 12 a 18 meses. Después de esto el dolor generalmente desaparece pero la mayoría de los pacientes quedan con un nódulo o placa en el pene. Las placas de Peyronie causan doblamiento y acortamiento de la erección.

Terapia de inyección intralesional

Se han estudiado varios agentes como terapias de inyección intralesional, lo que significa que se inyectan directamente en las placas o lesiones de la enfermedad de Peyronie. Algunos de los primeros medicamentos usados de esta forma fueron esteroides. Actualmente la inyección intralesional con esteroides no se recomienda en el tratamiento de la enfermedad de Peyronie porque no hay beneficios claros, puede causar la atrofia o disminución del tejido peniano y puede complicar la cirugía subsiguiente.

El verapamil, un bloqueador de los canales de calcio generalmente usado para tratar la presión arterial elevada, ha demostrado detener la síntesis de colágeno y aumentar la actividad de la colagenasa, promoviendo así el remodelamiento de la cicatriz.

De igual manera, las inyecciones de interferón se han asociado con mejoría de la enfermedad de Peyronie. Se han establecido beneficios documentados en estudios controlados con placebo. interferones actúan aumentando la colagenasa y reduciendo la formación de colágeno.

Terapia con gel tópico

El verapamil fue introducido como un gel tópico a mediados de los años 90. Se esperaba que el medicamento, que había sido algo exitoso como una inyección intralesional, pudiera producir los mismos resultados con menos molestia en esta forma no invasiva. Desafortunadamente, cuando se aplica localmente el medicamento no llega a la túnica albugínea. Esto fue confirmado cuando se aplicó verapamil al cuerpo del pene de hombres que iban a someterse a cirugía para prótesis peniana la noche antes y en la mañana de la cirugía. Durante la cirugía, se retiraron pequeñas muestras de tejido de la túnica albugínea de cada hombre y se examinaron para detectar verapamil. No se detectó verapamil en ninguna de las muestras de tejido.

Iontoforesis

El proceso de iontoforesis, también conocido como administración electromotriz de medicamento, usa una corriente eléctrica para administrar un medicamento a través de la piel intacta. En el tratamiento de la enfermedad de Peyronie, esta técnica se ha usado para administrar vera-dexametasona a través de un reservorio lleno de líquido unido a la piel del pene encima de los sitios con placa. Las primeras investigaciones encontraron que el tratamiento era efectivo para reducir el dolor, tamaño de la placa y curvatura peniana. Además, se han encontrado niveles cuantificables de verapamil en muestras de la túnica albugínea tomadas de hombres sometidos a cirugía para enderezamiento del pene y eliminación de la placa.

Terapia con ondas de electrochoque

La terapia con ondas de electrochoque ha sido probada como una forma de romper las placas de la enfermedad de Peyronie, promover la reabsorción de la placa, mejorar el flujo de sangre al pene y enderezar el pene. Hasta la fecha no se han reportado mejorías consistentes en la curvatura peniana, el tamaño de la placa, la función sexual o rigidez con este tratamiento.

Cirugía

Los hombres que han tenido enfermedad de Peyronie por más de un año no pueden tener relaciones sexuales satisfactorias, y aquellos cuya enfermedad de Peyronie es indolora y estable pueden ser candidatos para cirugía (ver "¿Es la cirugía de la enfermedad de Peyronie adecuada para usted?" en la página 10). La cirugía es todavía el "estándar de oro" para corregir la curvatura peniana asociada con enfermedad de Peyronie, y la técnica quirúrgica ha mejorado tremendamente durante los últimos años.

No hay un solo tipo de cirugía que sea adecuado para todos los pacientes. Si puede mantener una erección satisfactoria (con o sin medicación), la curva en su pene es menor a 60 grados, y su pene no tiene forma en reloj de arena ni una deformidad en bisagra, es posible que su médico pueda recomendar plegamiento de la túnica albugínea. Cuando se realiza un plegamiento, el tejido de la túnica albugínea en el lado opuesto de la placa es plegado o suturado, para contrarrestar el efecto de doblez.

Si su pene tiene una curvatura más grave o si hay un estrechamiento grave en el tallo del pene que no permite que esté erecto sin doblarse, entonces se requiere una cirugía más compleja: incisión en la placa y colocación de injerto. Esto requiere que se haga una incisión en la placa (que sea cortada), enderezada y llenada con un injerto, que está compuesto de tejido vivo de otra parte del cuerpo o cosechado de tejido humano o animal.

Si las erecciones postquirúrgicas no son satisfactorias, se puede prescribir tratamiento con Cialis, Levitra o Viagra para mejorar la respuesta eréctil.

La cirugía prostésica (un implante peniano) fue en un tiempo la piedra angular de la terapia de la enfermedad de Peyronie. Hoy en día, ese tipo de cirugía solamente se realiza en pacientes con enfermedad de Peyronie y disfunción eréctil. La excisión (eliminación) de la placa se reserva para hombres con disfunción eréctil con calcificación grave.

Todas las cirugías para enfermedad de Peyronie conllevan potenciales riesgos, incluyendo enderezamiento incompleto, disfunción eréctil y disminución de la sensación en el pene. Antes de someterse a cualquier tipo de cirugía para enfermedad de Peyronie, asegúrese de discutir todos los riesgos exhaustivamente con su médico.

En la mayoría de los casos, la corrección quirúrgica de la enfermedad de Peyronie endereza exitosamente el pene y hace que esté más rígido, pero en las fases tempranas de la enfermedad de Peyronie usualmente se intentan otras aproximaciones primero. Si tiene signos y síntomas de enfermedad de Peyronie, hable con su médico acerca de cuál tratamiento es mejor para usted.

Diagnóstico de la enfermedad de Peyronie

Las placas de la enfermedad de Peyronie se desarrollan en la túnica albugínea, el tejido fibroso que cubre las cámaras de la erección del pene, conocidas como cuerpos cavernosos. Las placas restringen la expansión peniana durante la erección y hacen que el pene erecto se doble en la dirección de las placas, que usualmente están en la superficie superior (o "dorsal") pero pueden estar en la parte inferior (la superficie "ventral") o en los lados (placas "laterales"). Algunas placas son tan pequeñas que causan solamente una ligera indentación. Otras recorren todo el pene, haciendo que tome una forma de reloj de arena. En general, a medida que es mayor la curvatura del pene es más difícil la penetración durante el acto sexual. Las deformidades en reloj de arena o en indentación pueden causar dificultad sexual también, haciendo algunas veces que el pene se tuerza durante el intento de penetración.

La enfermedad de Peyronie puede asociarse con dolor, especialmente en las etapas iniciales, y con acortamiento peniano. Muchos hombres con enfermedad de Peyronie tienen disfunción eréctil, lo cual significa que se les dificulta tener una erección o mantenerla por el tiempo suficiente para tener sexo satisfactorio.

Al contrario de lo que se cree popularmente, en la mayoría de los casos la enfermedad de Peyronie no mejora sin tratamiento. Se ha informado de mejoría espontánea o resolución en 3% a 15% de los casos.  

¿Qué tan común es la enfermedad de Peyronie y a quién afecta?

A finales de los 90, se pensaba que la enfermedad de Peyronie era relativamente poco común, reportando muchos investigadores una prevalencia de sólo 1%. Sin embargo, estudios recientes sugieren que la condición está mucho más diseminada. Una encuesta del 2004 en 534 hombres sometidos a examen urológico en centros de despistaje de cáncer de próstata reveló que casi 9% tenían signos de enfermedad de Peyronie.  

Usualmente se diagnostica la enfermedad de Peyronie en hombres de mediana edad, aunque puede ocurrir en hombres de cualquier edad, desde la adolescencia en adelante. Aunque tiende a ocurrir más frecuentemente en caucásicos, hombres de cualquier grupo étnico pueden desarrollar enfermedad de Peyronie.

Condiciones de la enfermedad de Peyronie

Todavía no se sabe mucho acerca de las causas de la enfermedad de Peyronie, pero hay investigación que sugiere que es un trastorno de la curación de las heridas. Las placas de la enfermedad de Peyronie en realidad son tejido cicatrizal endurecido. La creencia generalizada es que la enfermedad es disparada por una lesión al pene erecto, con frecuencia una que pasa desapercibida para el hombre. Lo que no está claro es por qué una lesión relativamente leve llevaría a una cicatrización tan excesiva.  

Normalmente las heridas curan en tres fases: Primero las enzimas limpian la herida de tejido muerto o dañado. En segundo lugar, el cuerpo repara la herida formando una cicatriz que endereza el tejido lesionado. Finalmente, las fibras de colágeno que constituyen la cicatriz se rompen y realinean dejando una cicatriz "remodelada" más pequeña. En la enfermedad de Peyronie no solamente es extrema la formación de cicatriz, sino que el remodelamiento de la cicatriz no ocurre o es insuficiente.  

Se cree que la cicatrización anormal de la enfermedad de Peyronie está relacionada a las acciones de la fibrina y citocinas, que estimulan la formación de tejido cicatrizal en la segunda fase de la curación de la herida. Parece que en la enfermedad de Peyronie estas sustancias permiten que se acumulen cantidades excesivas de colágeno. Las enzimas proteasa y colagenasa, que son responsables del remodelamiento del tejido cicatrizal en la tercera fase de la curación de la herida, también pueden jugar un rol. Los pacientes con enfermedad de Peyronie pueden producir muy pocas de estas enzimas o las enzimas que producen pueden no funcionar apropiadamente para remodelar la cicatriz.  

Algunos investigadores creen que la tendencia a desarrollar enfermedad de Peyronie puede ser hereditaria. Hay una asociación reportada entre enfermedad de Peyronie y un trastorno genético llamado contractura de Dupuytren, en la cual se forma tejido cicatrizal a lo largo de la vaina que rodea los tendones en la palma de la mano, haciendo que el dedo anular se contraiga hacia adentro.

Panorama de la enfermedad de Peyronie

En la enfermedad de Peyronie, se forman nódulos duros llamados placas en la vaina que rodea el tejido eréctil vascular dentro del cuerpo del pene. Las placas, que no son cancerosas, hacen que el pene se doble hacia el lado afectado. Esto puede interferir con la erección y penetración y reducir la longitud del pene, causando mucho estrés para el hombre y su pareja.

Las causas de la enfermedad de Peyronie no están del todo claras. Sin embargo, afortunadamente a medida que la investigación de la enfermedad continúa, están surgiendo nuevas terapias médicas y se están refinando técnicas quirúrgicas.

En este artículo discutiremos lo que se sabe acerca de las posibles causas, signos y síntomas típicos, frecuencia y riesgo de la enfermedad de Peyronie. Exploraremos algunos de los mitos que rodean la enfermedad, describiremos los tratamientos que se usan actualmente o que están en investigación, y discutiremos cuáles pacientes es más probable que se beneficien de los diferentes tratamientos.

Puede imprimir este artículo o verlo como PDF aquí: Overview - Peyronie's Disease

La FDA aprueba el primer tratamiento farmacológico para la enfermedad de Peyronie

COMUNICADO DE PRENSA DE LA FDA

Para comunicación inmediata: 6 de dic. 2013
Consultas de los medios: Andrea Fischer, 301-796-0393, | andrea.fischer@fda.hhs.gov
Consultas del consumidor: 888-INFO-FDA

La Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó hoy un nuevo uso para Xiaflex (colagenasa de clostridium histolyticum) como el primer medicamento aprobado por la FDA para tratar a hombres con la molesta curvatura del pene, una condición conocida como enfermedad de Peyronie.

Xiaflex es la primera opción terapéutica no quirúrgica aprobada por la FDA para hombres con esta condición, que tienen una placa (bulto) en el pene que ocasiona una deformidad en forma de curvatura de al menos 30 grados con la erección.

La enfermedad de Peyronie es causada por tejido cicatrizal que se desarrolla debajo de la piel del pene. Este tejido cicatrizal causa un doblez anormal durante la erección y puede causar problemas tales como síntomas molestos durante el coito.

"La aprobación del día de hoy expande las opciones de tratamiento disponibles para hombres que experimentan enfermedad de Peyronie y les permite, consultando con su médico, escoger la opción de tratamiento más apropiada", dijo la Dra. Audrey Gassman, directora adjunta de la División de Productos Óseos, Reproductivos y Urológicos en el Centro para Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA.

Xiaflex es un medicamento biológico (hecho a partir de la proteína de un organismo viviente, colagenasa de clostridium histolyticum). Xiaflex fue aprobado por primera vez por la FDA en el 2010 para el tratamiento de la contractura de Dupuytren, una enfermedad progresiva de la mano que puede afectar la capacidad de una persona para enderezar y usar apropiadamente sus dedos. Xiaflex actúa en la enfermedad de Peyronie descomponiendo la acumulación de colágeno (una proteína estructural del tejido conectivo) que causa una deformidad en curvatura.

Un curso de tratamiento para la enfermedad de Peyronie consiste de un máximo de cuatro ciclos de tratamiento. Cada ciclo de tratamiento consiste de dos inyecciones de Xiaflex (en que Xiaflex se inyecta directamente en la estructura que contiene colágeno del pene) y un procedimiento de modelamiento peniano realizado por el profesional de la salud.

La seguridad y efectividad de Xiaflex para el tratamiento de la enfermedad de Peyronie fueron establecidas en dos estudios aleatorios doble ciego, controlados con placebo en 832 hombres con enfermedad de Peyronie con deformidad por curvatura peniana de al menos 30 grados. Se le dio a los participantes hasta cuatro ciclos de tratamiento de Xiaflex o placebo y luego fueron seguidos por 52 semanas. Xiaflex redujo significativamente la deformidad por curvatura peniana y efectos molestos relacionados en comparación con placebo.

Cuando se prescribe para el tratamiento de la enfermedad de Peyronie, Xiaflex está disponible solamente por medio de un programa restringido bajo una Estrategia de Mitigación y Evaluación de Riesgo debido a los riesgos de reacciones adversas graves, incluyendo fractura del pene (ruptura de uno de los cuerpos penianos dentro del tallo del pene, también conocida como ruptura corporal) y otras lesiones penianas graves .Xiaflex para el tratamiento de la enfermedad de Peyronie debe ser administrado por un profesional de la salud con experiencia en el tratamiento de enfermedades urológicas masculinas. La Estrategia de Mitigación y Evaluación de Riesgo requiere que los profesionales de la salud que participan estén certificados dentro del programa inscribiéndose y completando capacitación en la administración del tratamiento con Xiaflex para la enfermedad de Peyronie. La Estrategia de Mitigación y Evaluación de Riesgo también requiere que las instituciones de salud estén certificadas dentro del programa y que aseguren que Xiaflex sea administrado solamente por profesionales de la salud certificados. Las reacciones adversas más comunes asociadas con el uso de Xiaflex para la enfermedad de Peyronie incluyen hematoma peniano, hinchazón y dolor del pene.

Se recomienda a los consumidores y profesionales de la salud que reporten reacciones adversas debido al uso de Xiaflex al Programa de Reporte de Eventos Adversos MedWatch de la FDA en http://www.fda.gov/MedWatch o llamaando al 1-800-FDA-1088.

Xiaflex es comercializado por Auxilium Pharmaceuticals, Inc., con base en Chesterbrook, Pa.

Click here to read the press release on the FDA's site.

Hombres con infertilidad

Tony simplemente ya no sabía qué hacer. Él y su esposa Rebecca siempre habían planificado tener una familia, una gran familia. Pero después de un año de intentarlo, estaban perdiendo las esperanzas de que llegarían a concebir un hijo. Estaban confundidos acerca de los siguientes pasos a tomar. ¿Deberían darse por vencidos? ¿Seguir intentando? ¿Probar con fertilización in vitro? ¿Adoptar?

Para empeorar las cosas, Tony estaba empezando a tener algunos problemas en la habitación. Nunca había tenido problemas para tener una erección antes, pero ahora no podía contar con ser capaz de desempeñarse bien. Y puesto que esta capacidad era crucial para iniciar un embarazo él se sentía fracasado. Rebecca trató de comprender, pero en el fondo Tony sabía que ella se sentía tan frustrada y desilusionada como él. Últimamente habían empezado a evitar el asunto del sexo de un todo y él sabía que eso no era bueno para su relación. Él extrañaba la intimidad que compartían.

Hay muchos hombres como Tony. La infertilidad tiene un gran impacto sobre las parejas, emocionalmente y sexualmente.

Desafortunadamente es bastante común que los hombres infértiles desarrollen problemas sexuales. Algunos tienen disfunción eréctil, la incapacidad para alcanzar y mantener una erección adecuada para el coito. Otros pueden tener eyaculación precoz, que ocurre cuando un hombre eyacula antes de lo que él y su pareja desean.

La depresión y la ansiedad con frecuencia acompañan a los problemas sexuales. En el caso de Tony, él extrañaba la intimidad que tuvo alguna vez con su esposa. Él podría sentirse ansioso acerca de complacerla. El hecho de que están tratando de concebir añadía todavía más presión. Hoy veremos más de cerca el grado de problemas sexuales que afectan a los hombres con infertilidad. También discutiremos algunas formas en que, como profesionales, podemos ayudarlos.

Investigación reciente

Un estudio publicado en Internet en mayo en el Journal of Sexual Medicine ha arrojado algo de luz sobre la incidencia de problemas sexuales y psicológicos entre hombres infértiles en China. Los investigadores recolectaron datos de 1.468 hombres infértiles y 942 hombres fértiles que variaban en edad de 23 a 45.

Encontraron que los hombres infértiles tenían tasas mayores de disfunción eréctil, eyaculación precoz, depresión y ansiedad que los hombres fértiles. Estas tasas fueron:

 

  Hombres infértiles Hombres fértiles
Eyaculación precoz 19,01% 10,93%
Disfunción eréctil 18,05% 8,28%
Depresión 15,74% 10,08%
Ansiedad 38,01% 26,65%

Como se puede ver, los hombres infértiles tuvieron casi el doble de probabilidad de tener eyaculación precoz en comparación con los hombres fértiles. Y tuvieron más del doble de probabilidad de tener disfunción eréctil.

Los autores del estudio notaron que sus resultados coinciden con los resultados de otros estudios que han encontrado mayor incidencia de problemas sexuales y psicológicos entre hombres infértiles. Sin embargo, también señalaron que factores culturales y religiosos deben ser considerados cuando se comparan poblaciones de pacientes chinos y occidentales. Lo que puede ser cierto en una parte del mundo puede no necesariamente aplicarse a otra.

¿Cómo pueden ayudar los médicos?

Sin embargo, los resultados son un valioso recordatorio de problemas que pueden enfrentar nuestros pacientes y clientes. Así que, ¿cómo pueden ayudar los profesionales de la salud a hombres como Tony?

  • Hay que tener compasión. Los problemas sexuales y la infertilidad son lo suficientemente difíciles por sí solos y pueden agregar una tremenda tensión a las relaciones. Cuando se añaden los dos al mismo tiempo se crea una situación incluso más difícil. Tenga esto en mente cuando hable con su paciente o cliente.
  • Pregunte. Muchos hombres son reacios a discutir problemas sexuales con un médico. Intente darles la oportunidad de hacerlo. Por ejemplo, usted podría decir: "muchos hombres que tienen infertilidad desarrollan problemas sexuales. Afortunadamente hay tratamientos disponibles. ¿Es esto algo acerca de lo cual le gustaría hablar?"
     
  • Esté preparado para referir al paciente. Si los problemas sexuales y la infertilidad están fuera de su área de experiencia, tenga una lista de referencias a mano. Los hombres pueden beneficiarse de la orientación, por sí mismos o con su pareja. Los urólogos pueden ayudar con la disfunción eréctil. Los terapeutas sexuales pueden ofrecer estrategias para manejar la eyaculación precoz. Si estos especialistas no son parte de su consulta, pídale recomendaciones a sus colegas.

Incluso si nuestros pacientes no proporcionan información espontáneamente, estar consciente de las implicaciones sexuales de la infertilidad puede ayudarnos a comprender las dificultades más profundas que pueden formar parte de sus relaciones.

Recursos

The Journal of Sexual Medicine
Gao, Jingjing, MM, et al.
“Relationship between Sexual Dysfunction and Psychological Burden in Men with Infertility: A Large Observational Study in China”
(Full-text. First published online: May 20, 2013)
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12207/abstract

Tratamiento de la eyaculación precoz

¿Qué tipos de tratamientos están disponibles para la eyaculación precoz?

  • Medicamentos
  • Tratamiento físico y psicológico

¿Qué tipo de médico se ocupa de la eyaculación precoz?

Muchos diferentes tipos de especialistas se interesan en la medicina sexual y la eyaculación precoz. El primer recurso serían los miembros de esta sociedad ya que todos están comprometidos con la excelencia en la medicina sexual y tienen una parte significativa de sus consultas dedicadas a esta área. Pero si no es posible, generalmente un urólogo o un profesional de la salud mental (terapeuta sexual, psicólogo, psiquiatra) sería el especialista principal al que acudir para el tratamiento de la eyaculación precoz.

Recuerde que los psicólogos no pueden prescribir medicamentos, así que si un paciente está interesado en probar un inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, tendrá que consultar a un médico (urólogo, psiquiatra o incluso un médico de familia). Hay que tener en cuenta que el médico de familia promedio puede no estar familiarizado con el tratamiento de la eyaculación precoz, pero el simple hecho de preguntarle puede ser una buena forma de averiguar. Si éste no se siente cómodo con el tratamiento de la eyaculación precoz, puede referirlo al experto local.

¿Qué medicamentos están disponibles actualmente para la eyaculación precoz?

No hay medicamentos aprobados por la FDA indicados para el tratamiento de la eyaculación precoz, aunque actualmente hay varios tipos de tratamientos usados para manejar la eyaculación precoz. Los riesgos y beneficios de todas las opciones de tratamiento a continuación deben ser discutidas entre el profesional y el paciente, ya que la satisfacción del paciente y la pareja es el principal objetivo en el tratamiento de la eyaculación precoz.

1. Tratamientos de desensibilización: están dirigidos a reducir la sensibilidad del pene inmediatamente antes de las relaciones sexuales. Vale la pena mencionar que no hay evidencia de que hombres con eyaculación precoz tengan alguna diferencia en sensibilidad del pene en comparación con hombres sin eyaculación precoz. Aunque estas técnicas funcionan para algunos hombres con eyaculación precoz leve, pueden causar una reducción de la sensibilidad por lo que la satisfacción sexual durante la intimidad también disminuye. Se ha llevado a cabo poca investigación sobre estas técnicas y su verdadero beneficio. Las técnicas que son empleadas por algunos hombres incluyen:

A. Uso de condones: el uso de un solo condón puede reducir la sensibilidad lo suficiente para hacer una diferencia en el control eyaculatorio para algunos hombres. Sin embargo, usar varios condones reduce la sensibilidad, potencialmente hasta el punto en que la sensación durante las relaciones es menos satisfactoria para los hombres.

B. Uso de ungüentos de desensibilización: se pueden aplicar anestésicos locales como cremas con llidocaína y prilocaína a la superficie inferior de la cabeza del pene (el glande) 30 minutos antes del sexo. Lo mejor es aplicar los ungüentos de desensibilización y luego lavarlos 5-10 minutos antes de la relación sexual, porque de lo contrario causarán el mismo efecto en la pareja también. Algunos hombres usan estas cremas debajo de un condón.

C. Masturbación antes del coito: muchos hombres con eyaculación precoz, incluso aquellos con eyaculación precoz primaria (de por vida), tienen mucho mejor control eyaculatorio si tienen relaciones sexuales una segunda vez dentro de un corto periodo después del encuentro inicial. Algunos hombres usan la masturbación en las horas antes de la intimidad anticipada como una forma de mejorar el control eyaculatorio.

2. Opciones de tratamiento no aprobadas por la FDA: varios "medicamentos" de venta libre y con prescripción han sido usados para la eyaculación precoz:

A. Terapias a base de hierbas: actualmente no hay estudios que muestren la efectividad de los productos a base de hierbas (también conocidos como nutracéuticos). Muchos de estos productos contienen andrógenos (testosterona, DHEA y androstenediona) cuyo uso puede ser inapropiado para algunos hombres. Además, algunos productos a base de hierbas usados para la salud sexual masculina contienen Viagra y Cialis, lo cual es un problema para hombres que toman medicamentos que contienen nitroglicerina, ya que el uso de ambos productos conjuntamente puede ser mortal.

B. Inhibidores de la PDE-5: medicamentos tales como Viagra®, Levitra® y Cialis® han sido usados por algunos hombres para la eyaculación precoz. Algunos estudios sugieren que pueden ayudar a algunos hombres que sufren de eyaculación precoz. Los científicos no están seguros de por qué estos medicamentos funcionarían en hombres con eyaculación precoz. Sin embargo, en general se cree que estos medicamentos pueden ayudar a hombres con eyaculación precoz que también tienen disfunción eréctil.

C. Medicamentos antidepresivos: se han usado antidepresivos para el tratamiento de la eyaculación precoz. Se ha usado Prozac®, Paxil® y Zoloft® con cierto éxito en esta condición. Aunque no se han usado antidepresivos específicamente para tratar la eyaculación precoz, se ha demostrado que varias semanas de tratamiento con algunos de estos medicamentos ayuda a muchos hombres con eyaculación precoz. Se requieren varias semanas de tratamiento para que estos medicamentos actúen. Los inconvenientes de estos medicamentos incluyen la necesidad de uso diario (cuando los hombres dejan de usarlos vuelven a tener eyaculación rápida), el estigma de que son medicamentos antidepresivos (por ejemplo, no se le permite a los pilotos de aviones tomar estos medicamentos y volar) y efectos colaterales (somnolencia, náuseas, mareo, boca seca y un rango de problemas sexuales, tales como disminución o aumento del interés sexual, problemas con la eyaculación o el orgasmo e impotencia).

¿Qué tipos de tratamientos psicológicos están disponibles?

Técnicas de distracción: se pueden usar ejercicios de distracción mental durante el sexo para ayudar con la eyaculación precoz (tal como pensar en cosas triviales como el béisbol, el trabajo, etc.). Estas técnicas probablemente son más útiles para hombres con eyaculación precoz ocasional u hombres que experimentan eyaculación precoz en las etapas iniciales de una nueva relación sexual. Para hombres con eyaculación precoz de larga data, el uso consistente de estas técnicas usualmente interfiere con la espontaneidad y la satisfacción.

Terapia psicológica: estos tratamientos han sido usados por décadas y se asocian con éxito en muchas personas. Sin embargo, es cuestionable por cuánto tiempo funcionan estos tratamientos. Por ejemplo, para un hombre que ha obtenido beneficio de las técnicas descritas, ¿cuánto duran los efectos beneficiosos? Se estima que 25% de los hombres que se han beneficiado con estas técnicas conservan el beneficio 2 años después de iniciar los tratamientos.

La eyaculación precoz puede deberse a, y ser la causa de, estrés psicológico u otros problemas de salud mental y personales. Los tratamientos psicológicos con frecuencia involucran orientación o terapia sexual que puede incluir hablar acerca de las relaciones y experiencias con un profesional de la salud mental y/o aprender herramientas prácticas. Al investigar las relaciones y problemas individuales que pueden estar causando o complicando la eyaculación precoz, los profesionales de la salud mental pueden ayudar a encontrar formas efectivas de enfrentar y solucionar problemas que pueden estar causando la eyaculación precoz. Para muchas parejas afectadas por la eyaculación precoz, trabajar conjuntamente con un terapeuta puede producir los mejores resultados.

Algunas terapias psicológicas también se centran en ayudar al individuo a encontrar formas para controlar la eyaculación. Los profesionales de la salud pueden proporcionar instrucción acerca de técnicas de distracción, y técnicas para "parar-seguir" y "apretar" que le permiten al paciente desarrollar un sentido de control eyaculatorio.

El método parar-seguir funciona mejor para ayudar al individuo a identificar formas de controlar su estimulación sexual y respuesta eyaculatoria. Este método requiere que el hombre tenga estimulación sexual, con o sin su pareja, hasta que se de cuenta que está a punto de eyacular. En este momento se detiene por aproximadamente treinta segundos, reduciendo su deseo de eyacular, y empieza la estimulación sexual nuevamente. Estos pasos son repetidos hasta que se desea la eyaculación. En el paso final de la secuencia, se continúa la estimulación hasta que se llega al clímax.

El método de apretar también involucra estimulación sexual hasta justo antes del "punto de no retorno". Una vez que el hombre siente que está a punto de eyacular, su pareja detiene la estimulación sexual y aprieta delicadamente la punta o la base del pene por varios segundos. Se interrumpe la estimulación adicional por 30 segundos y luego se reanuda. La pareja puede escoger repetir la secuencia tantas veces como lo desee, o continuar la estimulación hasta que se desee la eyaculación. Estos ejercicios tienen poco beneficio si son realizados por el hombre solo y requieren la participación de la pareja.

¿Cómo encuentro a un psicólogo con experiencia en el tratamiento de la eyaculación precoz?

Hablar con un proveedor de atención primaria es un buen punto de partida. Éste podrá recomendarle a un psicólogo con experiencia en el tratamiento de la eyaculación precoz. Hay varios tipos de psicólogos, así que se recomienda ver a un psicólogo sexual (en contraposición a un especialista en adicción, terapia de familia o depresión). También puede usar recursos tales como este sitio en Internet, AASECT (www.aasect.org) y SSTAR (www.sstarnet.org) para encontrar a un psicólogo sexual cerca de usted.

¿Es cubierto por el seguro el tratamiento psicológico para la eyaculación precoz?

La cobertura de tratamiento por la compañía de seguros varía de un proveedor a otro, al igual que de un plan a otro. Lo mejor es contactar al proveedor individual para determinar cuáles tratamientos psicológicos para la eyaculación precoz son cubiertos por la aseguradora.

Futuros medicamentos

Se están desarrollando nuevos medicamentos para tratar la eyaculación precoz. El primero es un medicamento de acción rápida que se toma una a cuatro horas antes de tener sexo, llamado dapoxetina. En estudios, la dapoxetina ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de hombres con eyaculación precoz. La diferencia entre este medicamento y los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina es que no tiene que ser tomado todos los días y no se prescribe para la depresión. La dapoxetina está siendo revisada actualmente por la FDA.

¿Eyaculación precoz o disfunción eréctil?

¿Cómo sé si tengo disfunción eréctil o eyaculación precoz?

La disfunción eréctil es la incapacidad de un hombre para lograr o mantener una erección en la duración del acto sexual. Mientras que la eyaculación precoz es cuando un hombre y/o su pareja percibe que llega al orgasmo y eyacula demasiado rápidamente y con poco control. En otras palabras, la eyaculación precoz es la eyaculación antes de que un hombre y su pareja desean que ocurra. Sin embargo, hay hombres que desarrollan eyaculación precoz como resultado de una escasa capacidad para mantener una erección. En esta situación se condicionan a sí mismos para alcanzar el orgasmo o la eyaculación más rápido para poder hacerlo antes de perder su erección. El tratamiento de esto empieza tratando el problema de erección primero. Con el tratamiento muchos hombres pueden resolver el problema de la eyaculación precoz. Diferenciar entre las dos condiciones es un paso muy importante para pacientes y médicos. Un médico con experiencia debe ser capaz de definir el verdadero problema con relativa facilidad.

Diagnóstico de la eyaculación precoz Introducción

¿Cuáles son los factores claves en el diagnóstico de la eyaculación precoz?

Aunque no hay pautas diagnósticas o terapéuticas específicas para le eyaculación precoz, el diagnóstico se basa principalmente en una historia sexual detallada que establece:

1. La percepción del paciente de su control sobre la eyaculación. ¿Es escaso, regular o bueno?

2. El lapso de tiempo dentro del cual eyacula. ¿Menos de un minuto? ¿Más de 2 minutos?

  • La mayoría de los hombres que consideran que tienen eyaculación precoz eyacularán en menos de 2 minutos.
  • La mayoría de los hombres que consideran que NO tienen eyaculación precoz eyacularán en más de 2 minutos.
  • Se considera que la eyaculación precoz es la eyaculación antes de lo que ambos miembros de la pareja desean (lo cual puede variar ampliamente de pareja a pareja); No se han establecido límites de tiempo claros para la duración apropiada del contacto sexual antes de alcanzar el orgasmo, aunque la FDA en su evaluación de medicamentos para la eyaculación precoz usa 2 minutos como pauta. Se ha reportado que el tiempo hasta la eyaculación reportado por el paciente (conocido como tiempo de latencia eyaculatorio) es sorprendentemente preciso.

3. Que el corto tiempo de latencia eyaculatorio es una fuente de estrés para él o para su pareja.

4. Que el corto tiempo de latencia eyaculatorio está interfiriendo con la satisfacción de las relaciones sexuales de él o la pareja.

5. Si esta condición ha sido de por vida o si ha ocurrido más recientemente. La eyaculación precoz de por vida se conoce como eyaculación precoz primaria y la eyaculación precoz recién adquirida es conocida como eyaculación precoz secundaria. Si el inicio del problema es más reciente, ¿hay factores precipitantes?

6. Frecuencia de la eyaculación precoz. Un caso ocasional de eyaculación precoz puede no ser causa de preocupación, pero si el problema ocurre más de 50% del tiempo usualmente existe un patrón para el cual puede ser apropiado el tratamiento.

A pesar de que con frecuencia se realiza un examen físico (involucrando un examen abdominal y genital y posiblemente un examen de la próstata) generalmente ayuda poco en el diagnóstico de la eyaculación precoz.

Condiciones - Eyaculación precoz

Desafortunadamente por lo general no se conoce la causa de la eyaculación precoz. Históricamente la eyaculación precoz ha sido vista como un trastorno psicológico, pero los investigadores ahora sugieren que la mayoría de los casos son multifactoriales con una contribución de factores psicológicos y físicos.

La eyaculación precoz es clasificada como primaria o secundaria.

  • La eyaculación precoz primaria se refiere a hombres que han experimentado este problema sexual desde que estaban en capacidad de funcionar sexualmente (después de la pubertad), esencialmente después de la primera vez que tuvieron sexo.
  • La eyaculación precoz secundaria se refiere a hombres que pudieron experimentar un nivel aceptable de control eyaculatorio previamente pero que, inexplicablemente, empezaron a experimentar eyaculación precoz posteriormente en la vida, algunas veces incluso después de años de sexo satisfactorio.

Muchos investigadores creen que la eyaculación precoz, al menos en algunos hombres, puede deberse a un desequilibrio químico o cambios en la sensibilidad de los receptores en el cerebro o la médula espinal.

Panorama de la eyaculación precoz

¿Cómo ocurre la eyaculación?

La estimulación sexual (física y/o mental) hace que los nervios en el pene envíen mensajes químicos a la médula espinal y al cerebro. Las sustancias químicas en el cerebro ayudan a recibir y pasar mensajes de estimulación a través del cerebro, mientras que las señales nerviosas desde el cerebro llevan estos mensajes al resto del cuerpo a través de la médula espinal a los órganos reproductores masculinos. Cuando un hombre llega a cierto nivel de excitación durante este proceso, los mensajes químicos y nerviosos enviados a la pelvis causan la eyaculación. A pesar de que no se comprende totalmente, se cree que la serotonina juega un rol principal en este proceso.

La eyaculación es la liberación de semen desde el pene. La eyaculación involucra principalmente dos fases. El primer proceso a través del cual los componentes del semen son liberados desde los órganos reproductores masculinos (próstata, vesícula seminal, vasos deferentes) recibe el nombre de emisión. Durante este proceso el semen es depositado en la uretra (canal de la orina). La segunda fase (eyaculación propiamente, evacuación) es un reflejo que causa contracciones rítmicas de los músculos alrededor de la uretra, que impulsa el semen a través de la uretra y desde el pene.

¿Cuáles son los componentes del semen?

El semen es el líquido liberado del pene durante la eyaculación. El semen está constituido por dos partes: 1) espermatozoides de los conductos deferentes y 2) líquido seminal que contiene líquido principalmente de la próstata y vesículas seminales.

Cada vez que un hombre eyacula, se liberan normalmente entre 50 a 500 millones de espermatozoides. Sin embargo, constituyen solamente alrededor de 2 a 5% del volumen del semen. El grueso del semen está compuesto de la parte líquida del eyaculado. Los hombres producen entre 1 ml y 5 ml de semen durante cada eyaculación.

¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es la eyaculación repetida en respuesta a estimulación mínima antes, en el momento de, o poco después de la penetración, pero antes de lo que el hombre desea y acerca de lo cual el hombre siente que tiene poco o ningún control. Es importante reconocer que la eyaculación precoz es un diagnóstico subjetivo y depende totalmente de la satisfacción de las parejas.

¿Cuán común es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es la disfunción sexual reportada más comúnmente por los hombres pero todavía es subdiagnosticada y subtratada. Estimar la prevalencia de la eyaculación precoz es difícil ya que muchos hombres no quieren hablar acerca de ello, mientras que otros pueden incluso no percibir que tienen eyaculación precoz.

Sin embargo, investigación reciente indica que 25% a 30% de los hombres tienen problemas con la eyaculación precoz. La eyaculación precoz puede ocurrir a cualquier edad y su prevalencia es consistente a través de todas las edades.

¿Hay variación en la incidencia entre países?

Estudios globales reportan consistentemente que 20-30% de los hombres experimentan eyaculación precoz a nivel mundial. Esto significa que la eyaculación precoz es experimentada con frecuencia similar alrededor del mundo.

¿Cuál es la diferencia entre eyaculación precoz de por vida y adquirida?

Eyaculación precoz primaria se refiere a hombres que han experimentado este problema sexual desde que empezaron a tener sexo.

Eyaculación precoz secundaria se refiere a hombres que tenían control eyaculatorio en algún momento pero que empezaron a experimentar eyaculación precoz posteriormente en la vida, algunas veces incluso después de años de sexo satisfactorio, sin una explicación.

¿Cómo afecta la eyaculación precoz la psicología de un hombre?

La eyaculación precoz puede tener un gran impacto sobre muchos aspectos de la vida de un hombre. Los hombres que experimentan eyaculación precoz sufren ansiedad, vergüenza, insuficiencia, depresión, rabia y culpa.

La eyaculación precoz puede causar estrés personal y estrés para una relación. En un estudio, hombres con eyaculación precoz estuvieron menos satisfechos con el coito y sus relaciones sexuales y sufrieron más problemas de ansiedad sexual y estimulación en comparación con los que no tenían eyaculación precoz.

Algunos hombres con eyaculación precoz tienen problemas para permanecer en una relación o pueden tener miedo de empezar una nueva.

¿Afecta la eyaculación precoz a la pareja del hombre que la padece?

La eyaculación precoz es un problema para la pareja como un todo. Las parejas algunas veces experimentan frustración y rabia. Además, muchas parejas no discuten el problema entre ellos o con amigos y familia y puede haber una ruptura de la intimidad entre ellos.

Tratamiento del cáncer de próstata

Actualmente hay muchas opciones de tratamiento para el cáncer de próstata, incluyendo la cirugía, radioterapia, criocirugía, terapia hormonal y quimioterapia. Usted tendrá que discutir con su médico (y si es apropiado con su pareja) cuál opción es adecuada para usted. La Fundación de la Asociación Americana de Urología (American Urological Association Foundation) tiene un buen sitio en Internet con mucha información sobre las diferentes modalidades de tratamiento en www.urologyhealth.org. Recuerde: no existe un único tratamiento adecuado para todos los hombres. De hecho, para algunos hombres "esperar observando" (ningún tratamiento) es la selección más apropiada.

Manejo quirúrgico

La cirugía para el cáncer de próstata generalmente es más efectiva en hombres con enfermedad en etapa temprana; en otras palabras, en hombres cuyo cáncer de próstata está confinado a la próstata. Los candidatos para este tratamiento deben ser lo suficientemente sanos para someterse a cirugía mayor. Hay unas pocas diferentes aproximaciones quirúrgicas que su médico puede usar. En la prostatectomía radical retropúbica, el médico puede hacer una incisión a través del abdomen inferior. Durante una prostatectomía laparoscópica, se inserta un pequeño instrumento telescópico a través de una pequeña incisión en el ombligo. Se realizan otras pequeñas incisiones para acomodar otros instrumentos quirúrgicos.

Es aconsejable que converse con su médico acerca de cuál aproximación es adecuada para usted. Fuera de los riesgos inherentes a cualquier cirugía, 2 preocupaciones que los hombres tienen con relación a la cirugía de la próstata son la incontinencia urinaria (pérdida de control de la vejiga) e impotencia (disfunción eréctil, no poder tener una erección) En cualquiera de los casos hay tratamientos o procedimientos para ambos problemas.

Radioterapia

La radioterapia incluye varios tipos de tratamientos para el cáncer de próstata. La radioterapia con haz externo usa rayos X de alta potencia para penetrar profundamente en el cuerpo. Otra forma, llamada braquioterapia, coloca materiales radioactivos ("semillas") en el cuerpo. Cada aproximación tiene ventajas y desventajas. Los médicos le ayudarán a determinar si la radioterapia, y cuál forma de la misma, es la más apropiada para su cáncer específico.

Terapia hormonal

La terapia hormonal generalmente se reserva para hombres con enfermedad más avanzada. El objetivo de la terapia hormonal es reducir la testosterona que alimenta la próstata y sus tumores. Este tratamiento puede reducir los síntomas y hacer que el tumor se encoja en la mayoría de los casos, pero no cura la enfermedad. Además, los beneficios del tratamiento hormonal son de corta duración, durando de 2 a 3 años. Hay una variedad de tratamientos hormonales, que varían desde medicamentos hasta eliminar quirúrgicamente los testículos.

Quimioterapia

La quimioterapia usa una variedad de medicamentos para destruir las células cancerosas. La quimioterapia usualmente se reserva para pacientes cuyo cáncer se ha diseminado fuera de la próstata. También se usa en combinación con otras terapias en hombres que no responden a las terapias originales. La quimioterapia es un tratamiento agresivo que se asocia con muchos efectos colaterales, por lo que debe siempre discutir todas sus opciones de tratamiento con su médico.

Diagnóstico del cáncer de próstata

Las 2 formas en que los médicos realizan despistaje de cáncer de próstata son por medio de examen rectal digital y con la prueba de antígeno prostático específico (PSA). El médico puede realizar un examen rectal digital durante su examen físico anual. Se le pedirá que se incline o que se acueste sobre su costado. El médico insertará brevemente un dedo de la mano con un guante lubricado en el recto para examinar el tamaño, contorno y consistencia de la próstata.  

Es posible que antes del examen se le realice una prueba de sangre que medirá el nivel de antígeno prostático específico en su sangre. La mayoría de los expertos está de acuerdo en que los hombres sin ningún factor de riesgo deben someterse a un despistaje de cáncer de próstata empezando a la edad de 50 años. En hombres con alto riesgo, el despistaje debe empezar a los 40 años (o antes si es posible). Se ha demostrado recientemente que menos de 30% de los hombres con valores de PSA entre 4 y 10 ng/ml tienen cáncer de próstata; en contraste 42% a 70% de hombres con valores de PSA mayores a 10 ng/ml tienen cáncer.  

Si el examen rectal digital y la prueba de antígeno prostático específico sugieren cáncer de próstata, el médico recomendará que se someta a una biopsia. Durante este procedimiento el urólogo insertará una aguja en la próstata para retirar una pequeña muestra de tejido que será examinada cuidadosamente por un patólogo. El procedimiento puede ser incómodo pero con frecuencia es realizado en el consultorio del médico usando una inyección o gel con lidocaína.Las células de tejido serán examinadas bajo un microscopio para detectar anormalidades, y serán clasificadas de acuerdo a cuán diferentes son de las células normales.

Tratamientos para la disfunción eréctil relacionados a la eliminación de la próstata

Existen tratamientos para la disfunción eréctil y el urólogo puede ayudar a determinar cuál es el mejor para el paciente. ¿Pero cómo podemos ayudar a nuestros pacientes con ansiedad? Aquí hay algunos pasos que podemos sugerir para iniciar el proceso.

  • Orientación. Es probable que el equipo que atiende el cáncer de su paciente incluya un orientador o terapeuta especializado en los problemas que enfrentan los pacientes con cáncer. Si él todavía no está sacando provecho de estos servicios, aliéntelo para que lo haga. Asegúrele que todas las conversaciones son confidenciales y que no hay nada malo con buscar algo de ayuda extra.
  • Terapia sexual. A pesar de que un orientador puede ayudar con la ansiedad relacionada con el cáncer, un terapeuta sexual puede ser más capaz de ayudar con problemas de ajuste sexual específicos. Por ejemplo, un hombre podría necesitar algo de ayuda para discutir sus dificultades sexuales con su pareja.
  • Grupos de apoyo. Algunos centros para el cáncer ofrecen grupos de apoyo en los cuales un hombre puede abrirse con individuos similares que están teniendo experiencias parecidas. En un grupo de apoyo, los hombres pueden ventilar sus frustraciones y ofrecer soluciones prácticas para los demás, todo en una comunidad segura.
  • Involucramiento de la pareja. Es importante mantener a la pareja involucrada y ayudarla a comprender lo que está pasando con el paciente. Explique que el paciente puede sentir que su hombría ha resultado comprometida debido a la disfunción eréctil o que él puede estar ansioso acerca de su capacidad para satisfacer a su pareja. Algunas parejas encuentran útil asistir a sesiones de orientación juntos o usar servicios de orientación en Internet.
  • Comunicación y actividad social. Muchos hombres se aíslan de sus amigos, familias y parejas durante y después del tratamiento del cáncer. Pueden no desear discutir cómo se sienten o sentirse demasiado abrumados. También es posible que se preocupen acerca de cómo reaccionarán los que están cerca de ellos. Sin embargo, estar en contacto con las personas queridas e involucrarse en actividades sociales puede ayudar a un hombre a ver su red de apoyo. También puede alejar su mente de los problemas, incluso si es por unas pocas horas.
  • Ejercicio. Permanecer físicamente activo puede hacer maravillas para aliviar la ansiedad y la depresión. Sin embargo, cualquier programa de ejercicio debe ser iniciado bajo la guía de un médico.
  • Ajustes sexuales. Un hombre puede sentir que es un fracasado sexual si no puede tener erecciones como solía hacerlo. Ayúdelo a recordar que hay más con respecto al sexo y la intimidad y que manteniendo una mente abierta y haciendo ajustes él y su pareja pueden todavía tener una vida sexual satisfactoria. Esta es otra área en la cual la comunicación es crucial. Las parejas necesitan decirse el uno al otro lo que funciona y lo que no. Un terapeuta sexual puede ofrecer sugerencias adicionales.

Los hallazgos de la Clínica Mayo fueron presentados en la Reunión Mundial sobre Medicina Sexual en Chicago en agosto pasado. El estudio fue financiado parcialmente por una donación de la Sexual Medicine Society of North America.

Recursos

American Cancer Society
Simon, Stacy
“Sex Counseling After Prostate Treatment Helps Couples”
(October 12, 2011)
http://www.cancer.org/cancer/news/news/sex-counseling-after-prostate-treatment-helps-couples

“Sexuality for the Man with Cancer”
(Last medical review and revision: October 28, 2011)
http://www.cancer.org/treatment/treatmentsandsideeffects/physicalsideeffects/sexualsideeffectsinmen/sexualityfortheman/index

Harvard Health Publications
“Penile rehabilitation after prostate cancer surgery”
http://www.harvardhealthcontent.com/newsletters/69,N0111b

Mayo Clinic
“Prostate Cancer Surgery Can Lead to Anxiety, Depression, Quality of Life Issues”
(Press release. September 24, 2012)
http://www.mayoclinic.org/news2012-jax/7100.html

Sexual Medicine Society of North America
“Nerve-sparing Prostate Surgery & Orgasms”
(March 16, 2012)
https://www.sexhealthmatters.org/news/nerve-sparing-prostate-surgery-orgasms

Extracción de la próstata y continuación de la satisfacción sexual

Las sensaciones de ansiedad, depresión e insatisfacción sexual son comunes entre hombres que han sido tratados quirúrgicamente por cáncer de próstata, incluso después de un año del tratamiento, de acuerdo a una investigación reciente de la Clínica Mayo. Más específicamente, el estudio encontró que niveles mayores de ansiedad se asociaban con depresión y baja satisfacción sexual y sugiere que la orientación puede mejorar la calidad de vida de estos hombres.

"La supervivencia a los 10 años para un hombre que se ha sometido a cirugía para eliminar cáncer de próstata localizado es mayor a 95 por ciento", dijo el investigador Alexander Parker, PhD en un comunicado de prensa. "Dado que la mayoría de los hombres que se someten a prostatectomía por cáncer de próstata no morirán de la enfermedad, nos preocupa acerca de cómo será la vida para estos pacientes décadas después del diagnóstico y tratamiento." El Dr. Parker añadió, "Lo que es interesante desde un punto de vista de salud sexual es que observamos que la ansiedad no estaba asociada con mala función eréctil en sí misma sino que se asoció con bajos niveles de satisfacción sexual. Si nuestros resultados pueden ser confirmados por otros investigadores, sugeriría que la ansiedad no está afectando la capacidad de algunos hombres para desempeñarse sexualmente, sino probablemente más su capacidad para disfrutar de su vida sexual."

La disfunción eréctil es una queja sexual común después de la cirugía por cáncer de próstata. Esto se debe a que la próstata está rodeada de nervios y vasos sanguíneos que son críticos para las erecciones. Los cirujanos tratarán de hacer todo lo posible para preservar tantos nervios como sea posible, pero no hay garantía de que se mantendrá una completa función sexual. Para algunos hombres, los problemas sexuales son temporales y la rehabilitación peniana puede ayudar. Para otros, los problemas son a largo plazo. De cualquier manera, el ajuste puede ser frustrante, afecta la autoestima de los hombres y también puede ser un reto para las parejas.

Causas del cáncer de próstata

Aunque no sabemos todavía exactamente lo que causa el cáncer de próstata, sí sabemos que la hormona masculina testosterona estimula el crecimiento de las células de la próstata. Los científicos también han identificado unos pocos factores de riesgo para el cáncer de próstata, sobre todo la edad, genética, raza y estilo de vida. La edad promedio en que se realiza el diagnóstico es 70 años, encontrándose la mayoría de los casos en hombres mayores a 55 años. Su riesgo de cáncer de próstata se duplica si tiene un pariente cercano (tal como hermano o padre) con la enfermedad, y su riesgo aumenta 5 veces si tiene 2 parientes cercanos. La raza también puede afectar su riesgo: el cáncer de próstata es más común en hombres afroamericanos que en hombres blancos, asiáticos o indígenas americanos. A pesar de que no se puede cambiar la edad, la herencia o historia familiar para disminuir el riesgo, hay una cosa que se puede hacer: cambiar su dieta. Los investigadores creen que la obesidad y una dieta alta en grasa aumentan el riesgo de cáncer de próstata.  

Signos y síntomas del cáncer de próstata

Los hombres que tienen cáncer de próstata muy temprano probablemente no tendrán quejas, y la única sospecha de cáncer se debe a una elevación el antígeno prostático específico (PSA, prostate specific antigen) y un examen rectal digital anormal de la próstata. Síntomas como necesitar orinar más frecuentemente, un chorro débil o interrumpido y dificultad para iniciar la micción son más típicos de hiperplasia prostática benigna que de cáncer de la próstata.  

En casos avanzados de cáncer de próstata los pacientes pueden tener:

  • Dificultad para orinar.
  • Dolor con la eyaculación.
  • Sangre en la orina o el semen.
  • Pérdida de peso o pérdida del apetito.
  • Dolor pélvico.
  • Dolor o rigidez en la parte baja de la espalda, caderas y/o parte superior de los muslos.  

Si nota estos síntomas no entre en pánico y asuma que tiene cáncer, pero sí debe consultar con su médico.

Panorama del cáncer de próstata

La próstata es una pequeña glándula del tamaño de una nuez que se encuentra debajo de la vejiga rodeando la uretra. Produce líquido prostático que se mezcla con líquido de las vesículas seminales para formar el semen. Los espermatozoides son llevados a través de conductos desde los testículos a la próstata, donde se mezclan con el semen. A medida que los hombres envejecen la próstata crece, causando con frecuencia obstrucción; esto se conoce como hiperplasia prostática benigna.

Desafortunadamente la próstata también puede desarrollar cáncer. En 1 de cada 6 hombres, las células cancerosas crecen en la próstata y forman un tumor maligno.

Incidencia y prevalencia

El cáncer de próstata es la forma de cáncer diagnosticada más comúnmente en hombres estadounidenses. Es relativamente rara en hombres menores a 45 años, pero el riesgo aumenta a medida que se envejece. Casi dos tercios de los cánceres de próstata son diagnosticados en hombres mayores a 65 años. De acuerdo al Grupo de Educación y Apoyo para el Cáncer de Próstata (Prostate Cancer Education and Support Group) Too de los Estados Unidos (www.ustoo.org), cada año más de 232.000 hombres son diagnosticados con cáncer de próstata y mas de 30.000 mueren debido a él. Si se detecta tempranamente, es altamente tratable. Sin embargo, muchos hombres no saben que tienen cáncer de próstata hasta que ha progresado. Como resultado, el cáncer de próstata es ahora la segunda principal causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos.

Tratamiento de la eyaculación retrógrada

Puesto que la eyaculación retrógrada no es dañina, usualmente no requiere tratamiento a menos que interfiera con la fertilidad. En tales casos el tratamiento depende de la causa subyacente. Si su médico descubre que un medicamento de venta con prescripción es la causa, cambiar a un medicamento comparable o interrumpir el medicamento con frecuencia restablece la eyaculación normal.

Desafortunadamente, si la eyaculación retrógrada es causada por cirugía o diabetes, con frecuencia no se puede corregir. Sin embargo, algunos medicamentos han demostrado mejorar el tono muscular del cuello de la vejiga y por lo tanto reducen la pérdida de semen hacia la vejiga durante la eyaculación. Estos medicamentos incluyen: sulfato de adrenalina y medicamentos tipo adrenalina (tal como pseudoefedrina, imipramina, midodrin, desipramina y maleato de bromfemiramina).

Alternativamente, algunas veces se le indica a los hombres que eyaculen cuando su vejiga está llena ya que tener una vejiga llena puede aumentar el cierre del cuello de la vejiga. Si las medidas anteriores no son opciones o no tienen éxito y la fertilidad sigue siendo una preocupación, también es posible que un urólogo recupere espermatozoides de la orina de un hombre luego de un orgasmo y los use para inseminación artificial.

También es posible para los hombres, antes de recibir tratamientos o cirugías que conllevan el riesgo de eyaculación retrógrada, criopreservar el semen (congelarlo) para una inseminación posterior.

Diagnóstico de la eyaculación retrógrada

En la mayoría de los casos, el diagnóstico lo realizará un médico de familia o un urólogo, un médico que se especializa en trastornos reproductivos masculinos y problemas del tracto urinario. El médico formulará preguntas acerca de su historia médica, cirugía previa, historia sexual y medicamentos actuales. Estas preguntas serán seguidas de un examen físico completo. El diagnóstico usualmente puede ser confirmado si se encuentran espermatozoides en una muestra de orina después de la eyaculación.

Causas de la eyaculación retrógrada

Ocurre eyaculación retrógrada cuando el semen pasa a la vejiga en vez de salir del pene durante la eyaculación. Las causas de la eyaculación retrógrada pueden incluir:

  • Daño a los músculos de la vejiga o a los nervios que controlan estos músculos debido a cirugía de la próstata, algunos tipos de cirugía de la vejiga, cirugía de los discos y vértebras de la parte inferior de la columna, entre otros.
  • Daño al nervio causado por enfermedad, tal como la diabetes y esclerosis múltiple.
  • Ciertos medicamentos, tal como los bloqueadores alfa usados para tratar la hiperplasia prostática benigna.
  • Radioterapia del área pélvica.
  • Efecto colateral de ciertos medicamentos, incluyendo algunos medicamentos psiquiátricos y medicamentos usados para tratar la presión arterial alta y el agrandamiento de la próstata.

Panorama de la eyaculación retrógrada

La eyaculación retrógrada ocurre cuando el semen pasa a la vejiga en vez de salir del pene durante la eyaculación. La eyaculación retrógrada no es dañina pero puede disminuir la fertilidad ya que afecta la entrega de espermatozoides a la vagina durante el coito. La condición es relativamente poco común, representando sólo 0,3% a 2% de los problemas de fertilidad masculina.

Durante la eyaculación normal los músculos internos, llamados esfínteres, cierran la abertura de la vejiga para evitar que el semen entre a medida que pasa a través de la uretra. En la eyaculación retrógrada, la abertura de la vejiga no se cierra apropiadamente y parte o todo el semen entra a la vejiga en vez de salir por la punta del pene. Como resultado, el semen se mezcla con la orina en la vejiga y sale del cuerpo durante la micción normal sin dañar la vejiga.

La eyaculación retrógrada no interfiere con la capacidad de un hombre para tener una erección o un orgasmo. Los hombres con frecuencia se dan cuenta por primera vez de que tienen eyaculación retrógrada cuando surgen problemas de fertilidad. Un signo común que indica eyaculación retrógrada es cuando la orina de un hombre parece opaca después del clímax sexual.

La eyaculación retrógrada puede ser parcial o completa. Los hombres con eyaculación retrógrada incompleta pueden notar una disminución del semen que sale durante la eyaculación. La eyaculación retrógrada completa también puede ser llamada orgasmo seco o eyaculación seca puesto que hay orgasmo sin descarga de semen. Sin embargo, el orgasmo seco no es exclusivo de la eyaculación retrógrada, ya que el orgasmo seco también puede ser causado por otros problemas eyaculatorios. Por ejemplo, los orgasmos secos pueden ser causados por una falta de producción de semen debido a daño físico y por lo tanto la eyaculación seca sola no es un claro indicador de eyaculación retrógrada.

Tratamiento de la lesión de la médula espinal

Existen diferentes tratamientos para hombres que experimentan disfunción eréctil debido a lesión de la médula espinal. El tratamiento efectivo varía en gran medida dependiendo del tipo y gravedad de la lesión de la médula espinal. Adicionalmente, hombres con lesión de la médula espinal pueden tener preocupaciones o problemas especiales con su uso. Por lo tanto, es muy importante consultar con su médico o urólogo para decidir sobre la mejor opción de tratamiento para usted.

Los tratamientos que han sido exitosos en la disfunción eréctil para hombres con lesiones de la médula espinal son:

Medicación oral: Actualmente hay tres medicamentos orales (pastillas tomadas por la boca) cuyo uso está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para el tratamiento de la disfunción eréctil: citrato de sildenafil (Viagra®), clorhidrato de vardenafil (Levitra®) y tadalafil (Cialis®).

Todas estas terapias, también conocidas como inhibidores de la 5-fosfodiesterasa (PDE5i), crean una erección aumentando el flujo de sangre al pene. Aunque todas actúan de la misma manera para ayudar a los hombres a lograr una erección, hay diferencias entre cada una que deben ser discutidas con su médico para escoger cuál terapia es la mejor. Algunas diferencias entre estas terapias farmacológicas son: dosificación, duración de la efectividad, interacción con otros medicamentos y efectos colaterales. Cuando se toman adecuadamente, se ha encontrado que estos medicamentos mejoran las erecciones en más de 80 por ciento de los pacientes. Algunos de los fracasos en pacientes que no responden a estos medicamentos son atribuibles a uso inapropiado de la medicación (no prestar atención a las "instrucciones de uso"), uso de una dosis menor a la máxima y muy pocos intentos.

El uso de los medicamentos PDE5i mencionados administrados oralmente se ha convertido en la primera línea de tratamiento para la disfunción eréctil. Adicionalmente, los tres medicamentos orales tienen una frecuencia de efectos colaterales comparable. [Enlace a la sección de PDE5i]

Terapia de inyección peniana: Los tratamientos con inyección involucran inyectar el medicamento en la base o el lado del pene. El medicamento inyectado hace que los vasos sanguíneos dentro del pene se ensanchen, o se dilaten, lo cual aumenta el flujo de sangre hacia el pene y causa una erección. La terapia con inyección usualmente involucra una combinación de dos o tres medicamentos prescritos por un médico, llamados "bi-mix" o "tri-mix". Los medicamentos más comunes son papavarina, fentolamina y alprostadil. Aunque la idea de una inyección puede ser desagradable, la inyección es una técnica rápida y fácil de aprender y para la mayoría de los hombres la sensación del procedimiento no es más que un pinchazo. Otro beneficio es que la mayoría de los hombres que no responden a las terapias con medicamentos orales mencionadas anteriormente encuentran que las terapias con inyección son efectivas en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Supositorios uretrales: Los agentes transuretrales, también llamados agentes intrauretrales, son tratamientos para la disfunción eréctil cuya forma de administración es la inserción en el canal urinario, conocido como la uretra. El único supositorio aprobado por la FDA es llamado MUSE® (Medicated Urethral System for Erection), que contiene el medicamento alprostadil (también usado en los medicamentos inyectables Caverject y Edex).

Una vez que se inserta y se absorbe el MUSE en el tejido inmediatamente circundante a la uretra (el cuerpo esponjoso), es transferido a las cámaras eréctiles (cuerpos cavernosos) a través de pequeñas venas. La medicina luego hace que el tejido eréctil dentro del pene se relaje y permite que aumente el flujo de sangre al pene. Este aumento del flujo de sangre causa una erección. [Enlace a la sección de MUSE]

Dispositivos de vacío para erección: También llamados dispositivos de constricción por vacío, también son muy comunes porque no son invasivos. El dispositivo de vacío para erección o dispositivo de constricción por vacío es una bomba de vacío que hace que la sangre sea llevada al pene para crear una erección. Esto se realiza colocando el pene en el cilindro de vacío y extrayendo aire del cilindro. La erección se mantiene colocando un anillo de constricción alrededor de la base del pene. El anillo también evita la fuga de orina que algunos hombres con lesión de la médula espinal experimentan. Hay disponibles modelos con baterías y manuales. Algunas de las anteriores opciones de tratamiento pueden proporcionar limitaciones para hombres con limitado funcionamiento de la mano debido a su lesión de la médula espinal. Por lo tanto, es posible que se requiera asistencia, como en el caso de terapia con inyección y supositorios penianos, o ciertas opciones pueden no ser posibles, como tener que usar los dispositivos de vacío que funcionan con baterías en vez de los manuales.

Implante peniano: Las prótesis penianas (implantes penianos) son una opción de tratamiento importante para hombres con disfunción eréctil que tienen una causa médica establecida para la misma, que no responden a tratamientos no quirúrgicos (tales como medicamentos orales, dispositivos de vacío, terapia con inyección, etc.) y que tienen la motivación de someterse a cirugía para mejorar la función eréctil. El implante peniano requiere un procedimiento quirúrgico permanente que no puede ser revertido, por lo cual es importante que los hombres hablen con su médico acerca de las ventajas y posibles inconvenientes de someterse al procedimiento. Este procedimiento reemplaza el tejido esponjoso (cuerpos cavernosos) dentro del pene que normalmente se llenan de sangre para crear una erección con cilindros rígidos, semirrígidos o inflables (dependiendo de cuál tipo de implante peniano se escoja). En todas las prótesis penianas, los componentes insertados quirúrgicamente quedan totalmente ocultos dentro del cuerpo. Después del implante peniano, cuando un hombre desea una erección, puede producir una erección rígida de acuerdo a su necesidad, lo cual le permite tener relaciones sexuales. Los implantes penianos usualmente no alargan el pene.

Es mejor hablar con el médico tratante o un urólogo antes de cualquier tratamiento ya que los hombres con lesión de la médula espinal pueden tener preocupaciones especiales al escoger el mejor tratamiento para la disfunción eréctil. Se debe considerar el nivel de lesión de un hombre, los posibles efectos colaterales del tratamiento, otras condiciones médicas y medicamentos actuales al decidir cuál opción de tratamiento es la mejor.

Causas de la lesión de la médula espinal

La mayoría de los hombres con lesión de la médula espinal pueden tener una erección refleja con estimulación física aunque la rigidez no siempre es perfecta. Las erecciones psicogénicas son las que con frecuencia son más problemáticas para hombres con lesiones de la médula espinal. Muchos hombres con lesión de la médula espinal pueden tener una erección; sin embargo, la erección puede no ser lo suficientemente firme o no durar lo suficiente para la actividad sexual. Hay varios tratamientos disponibles para la disfunción eréctil, pero los hombres con lesión de la médula espinal pueden tener preocupaciones o problemas particulares con su uso. Es importante ver a un médico o urólogo para obtener información precisa.

Otro tipo de problema físico que es común en algunos hombres con lesiones de la médula espinal es una condición llamada eyaculación retrógrada. Los hombres con eyaculación retrógrada liberan todo o parte de su semen en la vejiga durante la eyaculación en vez de salir por la punta del pene. Las lesiones de la médula espinal algunas veces pueden interferir con la función de los músculos internos llamados esfínteres, evitando que la abertura de la vejiga se cierre adecuadamente. Como resultado, durante la eyaculación el semen es impulsado hacia atrás a la vejiga en vez de salir del pene. Esto hace que el semen se mezcle con la orina en la vejiga y salga del cuerpo durante la micción sin dañar la vejiga. La eyaculación retrógrada puede disminuir la fertilidad ya que afecta la entrega de espermatozoides a la vagina durante el coito.

Puesto que cada lesión de la médula espinal es diferente, la respuesta física de cada hombre es diferente. Hable con su médico abierta y honestamente acerca de sus necesidades particulares.

Panorama de la lesión de la médula espinal

Una lesión de la médula espinal puede afectar la sexualidad de un hombre física y psicológicamente. A pesar de que la mayoría de los hombres con lesiones de la médula espinal experimentan algunos cambios en la función sexual, el tipo y nivel de la lesión juegan un rol en el impacto que la lesión tiene sobre la sexualidad de un hombre. Después de la lesión, los cambios físicos pueden incluir: la incapacidad para alcanzar o mantener una erección (disfunción eréctil), eyacular o tener un orgasmo. Los hombres también pueden experimentar cambios emocionales que pueden afectar su sexualidad.

Lesión de la médula espinal y fertilidad

Los hombres con lesión de la médula espinal con frecuencia experimentan un cambio en su capacidad para procrear un hijo biológicamente. El principal factor es que en general no son capaces de eyacular como resultado del daño de la médula espinal. La incapacidad para eyacular durante el coito recibe el nombre de aneyaculación. Otro problema que los hombres con lesión de la médula espinal pueden experimentar es la eyaculación retrógrada. Esto es cuando el semen no sale del pene a través de la punta (la uretra), sino que pasa a la vejiga durante la eyaculación. Adicionalmente, aunque un hombre con lesión de la médula espinal no disminuye su producción de espermatozoides, su capacidad para moverse puede disminuir.

Hay varias opciones disponibles para ayudar a hombres con lesión de la médula espinal a mejorar su capacidad para tener hijos.

Si un hombre no puede eyacular, se puede usar estimulación vibratoria peniana para alcanzar una erección y eventualmente la eyaculación. Hay disponibles una variedad de vibradores y masajeadores. Algunos están diseñados específicamente con la potencia de salida requerida para inducir la eyaculación en hombres con lesiones de la médula espinal. En la estimulación vibratoria, un vibrador aplicado a la punta del pene y el área inmediatamente circundante hace que las vibraciones viajen a lo largo de los nervios sensoriales a la médula espinal e induzcan una eyaculación refleja. Como resultado, la estimulación vibratoria peniana puede no funcionar en hombres con ciertas lesiones de la médula espinal. Si un hombre no tiene sensación en su área genital, como es el caso de muchos hombres con lesiones de la médula espinal, se debe usar un vibrador con mucho cuidado para evitar cualquier formación de hematoma, hemorragia o ulceración.

Si la estimulación vibratoria falla, la electroeyaculación es la siguiente terapia. La electroeyaculación con sonda rectal consiste en la inserción por un médico de una sonda de estimulación eléctrica (llamada electroeyaculador) en el recto, y la estimulación eléctrica controlada produce una eyaculación por estimulación de los nervios eyaculatorios. Usualmente se requiere anestesia general, excepto en algunos casos de lesión completa de la médula espinal en que la sensación de dolor y tacto ya no está presente. Una vez que se obtiene el eyaculado y se determina que la calidad de los espermatozoides es lo suficientemente buena, se pueden usar los espermatozoides para inseminación artificial.

Si las medidas anteriores no son exitosas y la fertilidad es la principal preocupación, es posible que un médico capacitado extraiga espermatozoides de los testículos para usarlos en fertilización in vitro e iniciar el embarazo (fertilización del huevo y el espermatozoide en un tubo de ensayo y posterior inserción en el útero de la madre) o se puede intentar una sola inyección de espermatozoides.

Muchos hombres con ciertas lesiones de la médula espinal tienen una mejor probabilidad de respuesta a estos tratamientos. Por lo tanto, los hombres que están interesados en procrear un hijo deben conseguir orientación médica y opciones de tratamiento de un especialista en fertilidad con experiencia en problemas de lesión de la médula espinal para determinar cuán exitoso es cada tratamiento para cada individuo. El especialista en fertilidad debe estar consciente de métodos que pueden mejorar la calidad de los espermatozoides en hombres con lesión de la médula espinal, al igual que de las complicaciones que pueden ocurrir.

Preocupaciones sobre la testosterona

Como profesional de la salud sin duda habrá escuchado los rumores acerca de la testosterona y la baja testosterona.

Es normal que los niveles de testosterona en los hombres disminuyan a medida que envejecen. Esta disminución hace que algunos hombres se sientan cansados y deprimidos. Pueden perder el interés en el sexo y desarrollar problemas de erección.

Puede ser fácil sugerir que la baja testosterona es la culpable. La testosterona es comercializada ampliamente y con frecuencia alabada como un elíxir que puede devolver la juventud y vitalidad al hombre de mediana edad.

Sin duda hay beneficios de la terapia con testosterona. Puede mejorar la fuerza muscular y la densidad mineral ósea. Para algunos hombres el estado de ánimo, la libido y la función eréctil también mejorarán.

Pero la terapia con testosterona no es apropiada para todos los hombres. En caso de que sus pacientes están pensando acerca de usar testosterona se deben tomar en cuenta varios asuntos:

  • Es posible que no sea necesaria la terapia con testosterona. Síntomas como fatiga, disminución del impulso sexual, depresión y disfunción eréctil pueden indicar deficiencia de testosterona. Pero estos síntomas también pueden deberse a otras condiciones. Es importante que se realice a los pacientes un examen exhaustivo antes de prescribir testosterona. Además, algunos síntomas pueden aliviarse a través de cambios en el estilo de vida, como una mejor dieta y ejercicio, haciendo que no sea necesario el tratamiento con testosterona.
  • La terapia con testosterona puede tener riesgos. A finales de enero del 2014, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) anunció sus planes para investigar la seguridad de productos con testosterona aprobados por la FDA. Esta decisión llegó después que dos estudios despertaron la preocupación de la agencia. El primer estudio, publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) en noviembre del 2013, encontró un mayor riesgo de ataque cardiaco, ACV y muerte entre hombres que recibieron testosterona después de angiografía coronaria. El segundo, que apareció dos meses después en PLOS One, encontró que el riesgo de ataque cardiaco aumentó para hombres de 65 y mayores y para hombres menores a 65 con una historia de enfermedad cardiaca. (Los hombres más jóvenes sin historia de enfermedad cardiaca no tuvieron aumento del riesgo).
  • El patrocinio del estudio puede sesgar los resultados, haciendo que sean más difíciles de interpretar. En una presentación de diapositivas de Medscape , el Dr. Charles Vega de la Universidad de California, Irvine señala que la mitad de los estudios clínicos que examinan eventos cardiovasculares y testosterona han sido patrocinados por la industria farmacéutica. En estudios patrocinados, la frecuencia de eventos cardiovasculares es 4%. En
  • Los hombres pueden probar productos de venta libre con testosterona, los cuales pueden ser riesgosos. Algunos hombres se sienten avergonzados por discutir sus síntomas con un médico, especialmente si tienen problemas sexuales. Pueden ver propaganda de productos con testosterona o escucharlo de amigos. Ordenar tales productos en Internet o comprarlos en la farmacia puede parecer una buena forma de evitar ir al médico. Pero los productos de venta libre no son siempre lo que parecen. Pueden incluir ingredientes que no se mencionan en la etiqueta. Estos ingredientes pueden causar interacciones peligrosas con otros medicamentos que ya se están usando. Los suplementos de venta libre no son regulados por la FDA. En los Estados Unidos la testosterona es una sustancia controlada y es ilegal venderla sin una prescripción. (Para obtener más detalles sobre los riesgos de suplementos de testosterona de venta libre, presione aquí.)
  • estudio no patrocinados, la frecuencia es 8%.

En conclusión, ¿quién debe usar testosterona y cómo se debe manejar la terapia?

El Dr. Vega hace las siguientes sugerencias:

Solamente los hombres sintomáticos deben ser evaluados para determinar posible [deficiencia de testosterona], y no se debe diagnosticar [deficiencia de testosterona] sin 2 niveles de testosterona matutinos que sean inequívocamente bajos. Se deben reevaluar los niveles de testosterona en suero 3-6 meses después del inicio del tratamiento con testosterona, con el objetivo de alcanzar niveles de testosterona en suero en el rango medio-normal. Se debe prescribir [terapia con testosterona] solamente a hombres que realmente la necesiten, y estos hombres requieren un seguimiento estrecho para asegurar que se cumplan los objetivos del tratamiento y para evitar un tratamiento excesivo. Se debe tener precaución al recomendar [terapia con testosterona] a hombres con elevado riesgo [cardiovascular].

La terapia con testosterona puede lograr muchas cosas buenas. Pero es importante considerarla en un contexto amplio.

Recursos

Medscape
Black, Henry, MD
“When Men Want Testosterone, Show Them the Evidence”
(January 24, 2014)
http://www.medscape.com/viewarticle/819393?src=wnl_edit_specol

Vega, Charles P., MD
“Putting the ‘T’rouble in Testosterone Therapy?”
(January 30, 2014)
http://www.medscape.com/viewarticle/819766

Vega, Charles P., MD
“‘T’errific or ‘T’errible? A Review of Testosterone Deficiency”
(Slideshow. February 18, 2014)
http://www.medscape.com/features/slideshow/testosterone-deficiency#1

Sexual Medicine Society of North America
“FDA to Review Safety of Testosterone Therapy”
(February 12, 2014)
https://www.sexhealthmatters.org/news/fda-to-review-safety-of-testosterone-therapy

“Marketing Low Testosterone”
(May 29, 2013)
https://www.sexhealthmatters.org/news/marketing-low-testosterone

“Risks and Realities of OTC Testosterone Supplements”
(April 9, 2013)
https://www.sexhealthmatters.org/sex-health-blog/risks-and-realities-of-otc-testosterone-supplements

Gel de testosterona e índice de masa corporal

Si sus pacientes o clientes incluyen hombres mayores, es probable que algunos tengan baja testosterona (también llamada hipogonadismo). La testosterona es una hormona importante para los hombres. Es responsable de características sexuales secundarias como vello facial y profundización de la voz. También contribuye bastante a la vida sexual de un hombre.

Los niveles de testosterona disminuyen de manera natural a medida que los hombres envejecen. Algunos expertos llaman a esta situación andropausia y la comparan con las disminuciones de estrógeno asociadas con la menopausia femenina, aunque esta comparación no es totalmente precisa. Las disminuciones de la testosterona para los hombres tienden a ser más sutiles que las disminuciones de los estrógenos en las mujeres.

Sin embargo, la baja testosterona puede ser problemática. Los hombres pueden sentirse fatigados y débiles. Pueden perder masa muscular y ganar grasa corporal. Y con frecuencia desarrollan problemas sexuales, tales como bajo impulso sexual y disfunción eréctil.

Algunos hombres recuperan su testosterona a través de una prescripción de testosterona en gel al 2%. Sin embargo, no se han estudiado ampliamente los efectos del índice de masa corporal (BMI, Body Mass Index) sobre este tipo de terapia.

Nueva investigación

En noviembre del 2013, el Journal of Sexual Medicine publicó un estudio de investigadores estadounidenses que examinaron el asunto. El estudio fue realizado en 149 hombres con edades entre 18 y 75 que tenían niveles de testosterona iniciales menores a 250/300 ng/dL. (De acuerdo a los Institutos Nacionales de Salud de los EE.UU. se considera normal un rango de 300 – 1,000 ng/dL).

Los hombres fueron divididos en tres grupos con base en sus índices de masa corporal al inicio. El tercil 1 incluyó hombres con índices de masa corporal menores o iguales a 29.1 kg/m2. El índice de masa corporal en el tercil 2 varió de 29.2 a 32.4 kg/m2. Los hombres en el tercil 3 tuvieron índices de masa corporal mayores a 32.4 kg/m2).  Las edades promedio para los hombres en los terciles 1, 2 y 3 fueron 52.9, 54.0, y 54.2, respectivamente.

Cada hombre usó un gel de testosterona al 2% por 90 días. El gel fue aplicado en la parte frontal e interior del muslo. Si se necesitaba la dosificación podía ser ajustada en momentos específicos durante el estudio.

Después de 90 días, los investigadores encontraron que 79.1% de los hombres en el tercil 1, 79.5% de los hombres en el tercil 2 y 73.8% de los hombres en el tercil 3 tenían niveles de testosterona en el rango normal. Sin embargo, hombres con índices de masa corporal mayores a 32.4 kg/m2 necesitaron dosis mayores de testosterona para alcanzar este objetivo.

Los investigadores encontraron que el tratamiento era generalmente bien tolerado, incluso para hombres que tenían dosis mayores. Los eventos adversos más comunes fueron reacciones cutáneas, infecciones respiratorias superiores y sinusitis.

Uso de la testosterona con cuidado

Si tiene un paciente que está considerando la terapia con gel de testosterona, a continuación se presentan algunos puntos a tener en mente:

  • La terapia debe ser realizada bajo la supervisión de un médico. Solamente un médico calificado puede determinar la dosis apropiada de testosterona para ese paciente individual. Un médico también puede realizar un examen exhaustivo para determinar si los síntomas de un hombre son de hecho causados por la baja testosterona o si otros factores están involucrados.
  • Se debe advertir a los hombres acerca de suplementos con testosterona de venta libre, que son comercializados ampliamente. Nuevamente, la terapia con testosterona solamente debe ser realizada bajo la guía de un médico. Los preparados de venta libre pueden ser riesgosos. (Presione aquí para conocer más acerca de estos riesgos.)
  • Los hombres que usan un gel de testosterona deben seguir las instrucciones del médico cuidadosamente y leer la guía del medicamento adjunta. El área de aplicación debe ser cubierta para evitar transferencia del gel a otros, especialmente a mujeres y niños. Esta guía, proporcionada por la Administración de Alimentos y Medicamentos, proporciona más información sobre el uso apropiado del gel de testosterona.

Para mayor información

Proporcionamos información amplia sobre baja testosterona aquí. Sus colegas y gerentes también pueden proporcionar detalles relevantes a su centro clínico particular.

Imprima este artículo o véalo como archivo PDF aquí: Gel de testosterona e índice de masa corporal

Recursos

The Journal of Sexual Medicine
Dobs, Adrian, MD, et al.
“Testosterone 2% Gel Can Normalize Testosterone Concentrations in Men with Low Testosterone Regardless of Body Mass Index”
(Full-text. First published online: November 28, 2013)
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12411/full

Medline Plus
“Testosterone”
(Page updated: March 22, 2012)
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003707.htm

Sexual Medicine Society of North America
“Risks and Realities of OTC Testosterone Supplements”
(April 9, 2013)
https://www.sexhealthmatters.org/sex-health-blog/risks-and-realities-of-otc-testosterone-supplements

U.S. Food and Drug Administration
“Testosterone Gel”
(Medication guide. February 2012)
http://www.fda.gov/downloads/drugs/drugsafety/ucm294248.pdf

Prueba de antígeno prostático específico e hipogonadismo

¿Puede una prueba usada para descartar cáncer de próstata ser usada para confirmar hipogonadismo en hombres con disfunción sexual? Es posible, de acuerdo a investigación reciente publicada en el Journal of Sexual Medicine en julio del 2013.

¿Qué es el hipogonadismo?

Ocurre hipogonadismo cuando el cuerpo de un hombre no produce, o no produce suficiente testosterona. Puede deberse a un problema con los testículos, que producen la hormona. O puede resultar de problemas en el cerebro, específicamente el hipotálamo o la hipófisis, ya que ambos juegan un rol en la producción de testosterona.

La testosterona es importante para la salud masculina. Tiene un gran efecto sobre el impulso sexual y está involucrada en la función eréctil. Le proporciona a los hombres sus características sexuales secundarias, como vello facial y una voz más profunda. También está involucrada en la producción de semen, fuerza y masa muscular.

Cuando los hombres tienen hipogonadismo con frecuencia se sienten más débiles, fatigados y temperamentales. Su impulso sexual disminuye y pueden tener problemas para tener erecciones. Sus testículos pueden hacerse más pequeños; sus mamas pueden aumentar de tamaño. Los bajos niveles de testosterona también pueden aumentar su riesgo de osteoporosis.

Es natural que los niveles de testosterona en los hombres disminuyan gradualmente a medida que envejecen. La terapia con testosterona puede ayudar, pero debe ser realizada bajo el cuidado de un médico.

¿En qué consiste la prueba PSA?

PSA significa antígeno prostático específico por sus siglas en inglés. El antígeno prostático específico, que es producido por la glándula próstata, es una proteína que ayuda a hacer que el semen sea más líquido. El antígeno prostático específico es una herramienta común, aunque controversial, de detección para el cáncer de próstata. Un valor de antígeno prostático específico superior a 4,0 ng/mL usualmente lleva a pruebas de detección adicionales. Sin embargo, tales valores no siempre indican cáncer.

¿Cuál es la conexión entre antígeno prostático específico e hipogonadismo?

En este estudio, investigadores italianos estaban interesados en el hipogonadismo de inicio tardío. Notaron que investigación previa sobre la relación entre antígeno prostático específico y niveles de testosterona era "controversial" y se dedicaron a investigar si el antígeno prostático específico podría ser un marcador útil para baja testosterona en hombres con problemas sexuales. Su estudio involucró casi 3.000 hombres que buscaban tratamiento para disfunción sexual. Ninguno de los hombres había tenido enfermedad de la próstata antes del estudio. Hombres con niveles de antígeno prostático específico superiores a 4 ng/mL fueron excluidos. Los participantes variaron en edad de 18 a 85 años (edad promedio 52,5).

Además de realizar una variedad de mediciones, tales como circunferencia de la cintura, testosterona total, volumen testicular, presión arterial y HDL colesterol, los investigadores entrevistaron a los hombres e hicieron que completaran cuestionarios diseñados para evaluar hipogonadismo.

Los investigadores encontraron que después de ajustar para edad, niveles menores de antígeno prostático específico estaban relacionados a condiciones asociadas con hipogonadismo, incluyendo pubertad retardada, volumen testicular menor, síndrome metabólico, diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular. Los hombres con niveles menores de antígeno prostático específico también tuvieron mayor probabilidad de tener problemas con las erecciones.

A pesar de que estos resultados mostraron que el antígeno prostático específico bajo podría ayudar a confirmar un diagnóstico de hipogonadismo, los autores del estudio dijeron que la eficacia de la prueba de antígeno prostático específico para este propósito fue "modesta".

Explicaron que la relación entre niveles de antígeno prostático específico y testosterona era más evidente cuando los niveles de testosterona de los hombres estaban por debajo del promedio. La relación no fue tan fuerte para hombres con niveles normales de testosterona. En la investigación, los niveles de antígeno prostático específico no subieron cuando los valores de testosterona estuvieron por encima de 8 nmol/L.

Además, los hallazgos fueron más precisos en pacientes más jóvenes. Cuando los hombres están por encima de cierta edad, es más probable que otros factores afecten el antígeno prostático específico. En estos casos, usar antígeno prostático específico para confirmar hipogonadismo puede ser menos confiable.

Sin embargo, con estos puntos en mente la determinación de antígeno prostático específico podría todavía ayudar a los médicos a evaluar síntomas de hipogonadismo en hombres con disfunción sexual.

Recursos

International Society for Sexual Medicine
“Serum PSA and Testosterone Levels”
(September 2013)
http://www.issm.info/news/sex-health-headlines/serum-psa-and-testosterone-levels

The Journal of Sexual Medicine
Rastrelli, Giulia, MD, et al.
“Serum PSA as a Predictor of Testosterone Deficiency”
(Full-text. First published online: July 16, 2013)
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12266/abstract

National Cancer Institute
“Prostate-Specific Antigen (PSA) Test”
http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/detection/PSA

Sexual Medicine Society of North America
“Conditions – Low Testosterone”
https://www.sexhealthmatters.org/low-testosterone/conditions-low-testosterone

“Diagnosing Low Testosterone”
https://www.sexhealthmatters.org/low-testosterone/diagnosing-low-testosterone

“Overview – Low Testosterone” https://www.sexhealthmatters.org/low-testosterone/overview-low-testosterone
“Prostate Cancer – PSA Test Revisited”
(November 11, 2011)
https://www.sexhealthmatters.org/sex-health-blog/prostate-cancer-psa-test-revisited

Tratamiento de la baja testosterona

Tratamiento de la baja testosterona

¿Cuáles son los potenciales beneficios del tratamiento con testosterona? La mayoría de los estudios de terapia con testosterona han demostrado una mejoría en la libido y la función sexual en hombres con hipogonadismo (bajos niveles de hormonas masculinas). Los investigadores han encontrado que la terapia aumentó el interés sexual y aumentó el número de erecciones espontáneas. Sin embargo, el reemplazo de testosterona puede no mejorar la disfunción eréctil si hay otras causas de la condición.

Además de su efecto sobre los dominios sexuales, se ha demostrado que el reemplazo de testosterona beneficia el estado de ánimo, reduciendo los síntomas de depresión, rabia, fatiga y confusión. Otra investigación sugiere que el tratamiento puede tener efectos beneficiosos sobre la densidad mineral ósea. Se necesitan más estudios en estas áreas.

En los Estados Unidos está aprobado el uso de varias formas de reemplazo de testosterona. Estas incluyen inyecciones de acción corta y prolongada, agentes orales, parches y geles. El interés en estos productos ha aumentado dramáticamente alrededor de la última década.

¿Hay pastillas de testosterona disponibles?

Hay pastillas de testosterona disponibles, pero los médicos generalmente no las recomiendan. En esta forma la testosterona es metabolizada rápidamente y no puede alcanzar niveles de sangre suficientes para ser útil. El uso de testosterona en esta forma se ha asociado con efectos colaterales peligrosos en el hígado, incluyendo tumores benignos y malignos.

La reformulación de undecanoato de testosterona, una terapia con testosterona oral usada en Europa que no se asocia con toxicidad hepática significativa, está siendo evaluada en los Estados Unidos.

¿Cómo actúan los geles y parches de testosterona?

Los parches de testosterona son una alternativa útil a las inyecciones debido a su conveniencia, facilidad de uso y mantenimiento de niveles normales de testosterona, a pesar de su costo más elevado. Hay dos tipos de sistemas de suministro transdérmico (a través de la piel): un parche que se aplica a la piel o el escroto y un gel que se frota en la piel. Estos métodos proporcionan un suministro continuo de testosterona después que es absorbida en la piel, que actúa como un reservorio para la liberación sostenida de testosterona en el torrente sanguíneo.

El parche cutáneo Androderm® se aplica diariamente en la noche en la espalda, abdomen, parte superior de los brazos o muslos. Produce niveles normales de testosterona en suero, que se asemejan al patrón diurno natural de testosterona (niveles más altos en la mañana y niveles menores en la noche).

La piel del escroto absorbe la testosterona mejor que la piel no escrotal. Testoderm®, un parche no adhesivo, se aplica cada mañana en el escroto después de un afeitado en seco. Los niveles de testosterona imitan el patrón diurno natural.

AndroGel® y Testim® son preparados de testosterona en gel aplicados una vez al día en los hombros, parte superior de los brazos y/o abdomen. Los niveles sanguíneos de testosterona parecen ser constantes durante 24 horas. Para minimizar el potencial de transferencia de testosterona se deben lavar las manos inmediatamente, y se recomienda que los pacientes se duchen antes de tener contacto íntimo o usar una camisa para cubrir el sitio de aplicación.

¿Con qué frecuencia deben realizarse exámenes de sangre los hombres que usan geles o parches?

La Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos recomienda que los pacientes que reciben reemplazo de testosterona sean monitorizados cada 3-4 meses durante el primer año de tratamiento. Los médicos también pueden sugerir una visita de seguimiento inicial después de uno o dos meses para evaluar cómo está actuando el tratamiento y para determinar si se necesita una dosis más alto o más bajo, al igual que un seguimiento anual.

El momento óptimo del día para medir los niveles de testosterona varía de acuerdo al sistema de suministro. Ocurre un pico de testosterona en suero aproximadamente cuatro a ocho horas después de la aplicación del parche. Puesto que los niveles de testosterona permanecen relativamente constantes con la formulación en gel, el momento de la medición no es crítico. Los hombres con reemplazo de testosterona también deben someterse a las siguientes evaluaciones al inicio y periódicamente durante exámenes de seguimiento:

  • Antígeno prostático específico (PSA, Prostate-Specific Antigen) y examen rectal digital: para monitorizar el efecto del tratamiento sobre la próstata
  • Niveles de hematocrito y hemoglobina: para medir la cantidad de glóbulos rojos.

¿Cuáles son los efectos colaterales del uso de testosterona?

El reemplazo de testosterona es generalmente bien tolerado. Los eventos adversos más comunes asociados con el tratamiento incluyen:

  • Picazón o irritación de la piel debido a la aplicación del parche; esto es menos común con el preparado en gel.
  • Sensibilidad mamaria, hinchazón o desarrollo de tejido mamario prominente (una condición conocida como ginecomastia).
  • También se ha observado acné, piel grasosa, aumento del vello corporal y ruborización.

El reemplazo de testosterona también se ha asociado con exacerbación o desarrollo de apnea del sueño. Adicionalmente, estos tratamientos tienden a reducir el contaje de espermatozoides y el tamaño testicular, y no deben ser usados en hombres preocupados acerca de la fertilidad.

Diagnóstico de la baja testosterona

¿Cómo se diagnostican los niveles bajos de testosterona?

Si un médico sospecha baja testosterona con base en los síntomas y el examen físico, el diagnóstico debe ser confirmado por pruebas de laboratorio.

La mayor parte de la testosterona circulante está unida a la globulina fijadora de hormonas sexuales y a la albúmina. En hombres adultos jóvenes, solamente alrededor de 2 por ciento de la testosterona no está unida (testosterona libre). La testosterona total (testosterona unida más libre) es la medida preferida ya que las pruebas para testosterona libre no son tan precisas.

Es mejor medir los niveles de testosterona temprano en la mañana. Esto se debe a que el nivel de testosterona tiene un patrón diario (diurno) siendo más abundante aproximadamente a las 8:00 a.m.

También se realizan pruebas de LH y FSH, otras hormonas que estimulan los testículos, para determinar si la causa de la baja testosterona es primaria o secundaria.

Causas - Baja testosterona

¿Cuáles son los síntomas y condiciones de la baja testosterona?

La disminución de la testosterona causa una amplia variedad de hallazgos clínicos. Las manifestaciones sexuales de la baja testosterona incluyen disminución del deseo sexual y de la sensación de vitalidad, al igual que disfunción eréctil.

Adicionalmente, los hombres con baja testosterona pueden experimentar disminución del tamaño o firmeza de los testículos, aumento de las mamas y pérdida de músculo. El crecimiento del vello corporal usualmente se hace más lento, pero la voz y el tamaño del pene usualmente no cambian. El hipogonadismo también aumenta el riesgo de osteoporosis y fracturas. Pueden ocurrir síntomas mentales y emocionales similares a los de la menopausia: variaciones en el estado de ánimo, depresión, irritabilidad y fatiga. Cuando el inicio es rápido, los hombres pueden experminetar oleadas de calor.

Panorama - Baja testosterona

¿Qué es el hipogonadismo y cuál es el rol de la testosterona?

Hipogonadismo se refiere a la disminución o ausencia de secreción de testosterona. La testosterona es producida principalmente por los testículos. La testosterona juega un rol importante en el desarrollo y mantenimiento de muchas características físicas masculinas tales como el impulso sexual, producción de semen, masa y fuerza muscular, distribución de la grasa y masa ósea.

En el hipogonadismo primario, los testículos en sí mismos no funcionan adecuadamente. Ocurre hipogonadismo secundario si hay problemas en el cerebro, en el hipotálamo o la hipófisis, ya que ambos juegan roles importantes en el control de las glándulas sexuales.

A medida que un hombre envejece es normal que los niveles de testosterona disminuyan gradualmente. En los Estados Unidos, aproximadamente de 2 a 4 millones de hombres tienen hipogonadismo, pero sólo alrededor de cinco por ciento reciben tratamiento actualmente. Una gran encuesta de VA del 2003 sugiere que la prevalencia de hombres que presentan disminución de el libido y disfunción eréctil debido a baja testosterona puede en realidad ser mucho mayor de lo que se pensaba previamente.

Comprendiendo el trastorno del deseo sexual hipoactivo

¿Sabías que el trastorno del deseo sexual hipoactivo afecta aproximadamente a 1 de cada 10 mujeres?

Es la más común de las disfunciones sexuales femeninas, pero es subdiagnosticado y subtratado. Muchos médicos no están seguros de cómo tratar el tema con sus pacientes. Algunos médicos se sienten incómodos hablando sobre sexo. Otros sienten que no tienen la experiencia para manejar quejas de trastorno del deseo sexual hipoactivo o que discutir la salud sexual tomará demasiado tiempo durante la visita al consultorio.

Sin embargo, la salud sexual es importante para la salud general. Y puesto que el trastorno del deseo sexual hipoactivo puede tener implicaciones médicas y psicológicas, es mejor tenerlo en mente cuando evalúa a sus pacientes o clientes femeninas.

¿Qué es el trastorno del deseo sexual hipoactivo?

El trastorno del deseo sexual hipoactivo es una disminución o ausencia de deseo sexual que le causa a la mujer un estrés personal. El aspecto de "estrés personal" es crítico. El deseo sexual varía de mujer a mujer. Lo que puede parecer "normal" para una puede no ser "normal" para otra. Si a una mujer no le molesta su nivel de deseo, entonces probablemente no tiene trastorno del deseo sexual hipoactivo.

El trastorno del deseo sexual hipoactivo se clasifica como generalizado o situacional. En los casos generalizados, una mujer carece de deseo sexual en la mayoría de las circunstancias. Cuando el trastorno del deseo sexual hipoactivo es situacional, solamente ocurre en ciertos momentos.

El trastorno del deseo sexual hipoactivo también puede ser clasificado como adquirido o de por vida. El trastorno del deseo sexual hipoactivo adquirido ocurre después que una mujer ha tenido un funcionamiento normal por algún tiempo.

Hay muchas posibles causas para el trastorno del deseo sexual hipoactivo. Las causas físicas comunes incluyen diabetes, presión arterial elevada y enfermedad arterial coronaria. Ciertos medicamentos, tal como los antidepresivos, pueden afectar el deseo sexual. Y los cambios hormonales del embarazo o la menopausia pueden jugar un rol.

Los problemas psicológicos como el estrés, ansiedad, depresión, baja autoestima y abuso sexual son otras causas. Una mujer también podría perder su deseo por el sexo si hay problemas con su pareja o en la relación.

Con frecuencia hay una combinación de causas actuando al mismo tiempo. Por ejemplo, una nueva madre puede perder el interés en el sexo debido a cambios hormonales y porque se siente exhausta de tener que cuidar a un recién nacido.

El trastorno del deseo sexual hipoactivo puede llevar a, o empeorar una baja autoestima y problemas con las relaciones.

Comunicación paciente-proveedor

¿Por qué es subdiagnosticado y subtratado el trastorno del deseo sexual hipoactivo?

El problema puede ser mala comunicación, o ausencia de comunicación. Muchos profesionales de la salud no mencionan el tema del sexo. Es embarazoso algunas veces, o es considerado como tabúes culturales. Realizar una historia sexual puede no ser parte de la rutina diaria. Algunos profesionales tienen miedo de ofender a sus pacientes. O pueden no sentirse cómodos sobre sus habilidades para manejar problemas de salud sexual.

Desafortunadamente, las pacientes femeninas con frecuencia son tan, o incluso más reacias a mencionar el tema. Muchas mujeres crecen pensando que se supone que las "chicas buenas" no quieren tener sexo o que sus necesidades sexuales no son importantes. Algunas creen, o temen, que todo está en sus cabezas.

Además, muchas mujeres simplemente no saben acerca del trastorno del deseo sexual hipoactivo y que es una condición tratable. Una encuesta reciente realizada por la Sociedad para Investigación de Salud de las Mujeres mostró que las mujeres estaban 7 veces más familiarizadas con la disfunción eréctil en los hombres que con el trastorno del deseo sexual hipoactivo. 66% de las mujeres encuestadas sabían acerca de la disfunción eréctil, pero solamente 9% sabía acerca del trastorno del deseo sexual hipoactivo.

Pero recuerde, usted y su paciente son un equipo. Su objetivo es mejorar la salud general; y enfrentar preocupaciones de salud sexual, cuando sea apropiado, es parte de ese objetivo. En consecuencia, ¿cómo puede abordar el tema?

Estableciendo una buena relación con su paciente. Ayúdele a comprender la importancia de la salud sexual y que está bien discutir asuntos sexuales.

Para diagnosticar el trastorno del deseo sexual hipoactivo, el Evaluador de Disminución del Deseo Sexual (DSDS, Decreased Sexual Desire Screener) es una herramienta útil.  El Evaluador de Disminución del Deseo Sexual es un cuestionario de cinco puntos que una mujer puede llenar fácilmente durante su visita al consultorio (haga clic aquí para ver las preguntas). Las instrucciones proporcionadas guían al médico para aclarar y evaluar las respuestas de la paciente para determinar si tiene trastorno del deseo sexual hipoactivo.

Después del diagnóstico usted puede decidir que siguientes pasos pueden ser apropiados para su paciente. Es posible que haya que descartar ciertas enfermedades, verificar sus niveles de hormonas o cambiarle los medicamentos.

También es posible que tenga que ser referida a un especialista, tal como un terapeuta sexual o asesor, para ayudarla a superar cualquier problema psicológico o de relación.

Información adicional

Es posible que usted no haya recibido mucha capacitación en salud sexual durante su educación profesional. Pero le estimulamos a que aprenda más acerca de salud sexual, y acerca del trastorno del deseo sexual hipoactivo en particular. Descubra cuáles oportunidades de desarrollo profesional están disponibles para su ambiente clínico. Lea más acerca de discutir sobre salud sexual con los pacientes. Hable con sus colegas acerca de cómo se aproximarían al trastorno del deseo sexual hipoactivo con los pacientes y cuáles estrategias usan para su discusión, diagnóstico y tratamiento.

Trabajando conjuntamente, los profesionales de la salud pueden mejorar la comunicación relacionada a la salud sexual y conseguir ayuda para sus pacientes con trastorno del deseo sexual hipoactivo.

Tratamiento del trastorno del deseo sexual hipoactivo

Tratamiento del trastorno del deseo sexual hipoactivo

Hay muchas formas de tratar el trastorno del deseo sexual hipoactivo. Al igual que una combinación de factores puede causar el trastorno, una combinación adecuada de tratamientos puede ser beneficiosa.

Los tratamientos para las causas físicas dependen del individuo. Por ejemplo, cambios en la medicación o control de la diabetes pueden tener que ver. Una mujer también podría necesitar algunos cambios en el estilo de vida para combatir el estrés y la fatiga.

Algunas mujeres también se benefician de asesoramiento o terapia sexual. Los especialistas pueden ayudar a enfrentar traumas sexuales previos. Pueden ayudar a las mujeres a mejorar su autoestima y comprender sus relaciones con sus parejas. Las mujeres pueden aprender cómo hablar acerca de sexo con confianza y expresar sus necesidades y preocupaciones a sus parejas. También pueden introducir formas para hacer que la intimidad sea una mayor prioridad, y más interesante.

Terapias hormonales

Algunas mujeres encuentran muy útil la terapia con estrógenos. Los estrógenos son hormonas sexuales que afectan la libido, entre otras funciones. Pueden ser administrados con una pastilla o a través de la piel con un parche o gel. Este tipo de terapia, llamada terapia sistémica con estrógenos, ayuda al cerebro a realizar las conexiones químicas necesarias para aumentar el deseo. La terapia local con estrógenos se puede aplicar a través de una crema o anillo vaginal. Esto aumenta el flujo de sangre a la vagina y estimula la excitación.

En algunos casos los médicos prescriben una combinación de estrógenos y progesterona a las mujeres con trastorno hipoactivo del deseo sexual.

La testosterona es otra hormona que afecta el deseo sexual en hombres y mujeres. Sin embargo, la terapia con testosterona no está aprobada actualmente para mujeres en los Estados Unidos. Algunos estudios han mostrado que pueden ocurrir efectos colaterales tales como crecimiento extra del pelo, acné, problemas hepáticos y agrandamiento del clítoris.

Causas del trastorno del deseo sexual hipoactivo

El trastorno del deseo sexual hipoactivo es un trastorno complicado con varias causas posibles. Algunas veces, varias condiciones subyacentes contribuyen al trastorno del deseo sexual hipoactivo al mismo tiempo. Pueden haber causas físicas, tal como fluctuaciones hormonales o cirugía que cambia la imagen corporal de una mujer. También puede haber causas psicológicas y emocionales. Muchas mujeres asocian una conexión emocional positiva con su pareja con sexo placentero, por lo que cambios negativos en una relación pueden disparar una falta de interés.

Condiciones físicas

Muchas enfermedades, tal como la diabetes, el cáncer, la artritis y la enfermedad arterial coronaria pueden debilitar el deseo sexual de una mujer. De manera similar, muchos medicamentos, como los usados para la depresión y la presión arterial alta, pueden disminuir su libido. Incluso la fatiga puede tener un impacto, debido a que una mujer puede sentirse demasiado cansada para querer sexo. Las mujeres pueden experimentar menor deseo sexual durante la menopausia, cuando los niveles de estrógenos (una hormona que aumenta la libido) disminuyen sustancialmente. Las mujeres también pueden experimentar descenso de los niveles de testosterona durante la menopausia. La testosterona usualmente se asocia con el impulso sexual del hombre, pero también afecta a las mujeres. Además, cambios hormonales durante y después del embarazo pueden hacer que una mujer se sienta menos interesada en el sexo.

Condiciones psicológicas y emocionales

Varios factores psicológicos y emocionales pueden afectar el deseo sexual de una mujer. Puede sentir ansiedad, depresión o baja autoestima. Puede estar sometida a mucho estrés. O puede ser una víctima de abuso físico, abuso sexual o violación.

Los problemas en su relación también pueden ser un factor. Si su pareja ha sido infiel o la ha engañado su falta de confianza puede hacer que esté menos interesada en el sexo. El bajo deseo sexual puede deberse a que ella y su pareja no se comunican bien o no han resuelto una disputa. Para empezar, ella y su pareja pueden no tener sexo satisfactorio porque no hablan acerca de sus necesidades o lo que les gusta en la cama. Podrían no saber cómo hablar acerca de eso o podrían sentirse demasiado avergonzados para hacerlo.

Diagnóstico del trastorno del deseo sexual hipoactivo

El síntoma principal del trastorno del deseo sexual hipoactivo es falta de interés en el sexo. Pero puesto que cada mujer es diferente, no hay un umbral oficial o prueba diagnóstica que diga si una mujer tiene trastorno del deseo sexual hipoactivo o no. El diagnóstico depende de cuán estresada está acerca de su bajo deseo sexual y si está causándole problemas a ella.

Sin embargo, si una mujer expresa preocupaciones acerca de su baja libido, los médicos usualmente tratarán de ubicar cualquier causa subyacente. Con frecuencia empezarán buscando causas físicas relacionadas y realizando una evaluación médica completa, incluyendo una historia médica, pruebas de despistaje y examen pélvico.

Es posible que los médicos también refieran a la mujer a un asesor o terapeuta sexual para determinar si hay problemas emocionales o de relación que necesitan atención.

Panorama del trastorno del deseo sexual hipoactivo

El trastorno del deseo sexual hipoactivo se refiere a la falta crónica o continua de interés en el sexo en la mujer, hasta el punto en que le causa estrés personal o problemas en sus relaciones. Es normal que las mujeres pierdan interés en el sexo de tiempo en tiempo. La libido de una mujer puede fluctuar en el transcurso de su vida. Puede ser alta cuando se siente bien acerca de su relación o si está entusiasmada con una nueva. Puede disminuir cuando está bajo estrés emocional o enfrentando cambios hormonales debido al embarazo o la menopausia.

La distinción importante en el trastorno del deseo sexual hipoactivo es que causa estrés personal. Si una mujer no se siente preocupada por su vida sexual, entonces probablemente no tiene trastorno del deseo sexual hipoactivo. Podría tener una menor libido que otras mujeres, pero si eso no le molesta entonces generalmente no hay un problema.

De acuerdo a la Sociedad para Investigación de Salud de las Mujeres (Society for Women's Health Research), el trastorno del deseo sexual hipoactivo es la disfunción sexual femenina más común y afecta aproximadamente a 1 de cada 10 mujeres. Puede ocurrir a cualquier edad. La Clínica Mayo indica que hasta 40% de las mujeres tienen trastorno del deseo sexual hipoactivo en algún momento en sus vidas, de acuerdo a algunos estudios. 5% a 15% de las mujeres tienen el problema continuamente.

El trastorno del deseo sexual hipoactivo puede ser frustrante para una mujer y su pareja, pero es una condición que se puede tratar. Aunque puede tomar un tiempo descubrir lo que lo está causando, una mujer con trastorno del deseo sexual hipoactivo puede volver a una vida sexual satisfactoria.

Tratamiento de la eyaculación retardada

Hay varios tratamientos para la eyaculación retardada. El tratamiento es determinado principalmente por la causa sospechada del problema.

Si se sospecha que un medicamento prescrito es la causa de la eyaculación retardada del hombre, encontrar una prescripción alternativa bajo la guía de un médico puede usualmente solucionar el problema. Sin embargo, ciertas prescripciones esenciales no pueden ser eliminadas ni reemplazadas, por lo que nunca se debe descontinuar un medicamento prescrito sin consultar con el médico que lo prescribió.

Puesto que la eyaculación retardada y los problemas de erección son muy comunes entre los que beben en exceso, la solución para esto es simple: limitar la bebida. Lo mismo es cierto para individuos cuyo uso de drogas ilícitas es la causa sospechada de su eyaculación retardada. Puesto que muchos expertos piensan que la mayoría de problemas de eyaculación retardada se deben a causas psicológicas, el asesoramiento y terapia sexual con un profesional con licencia y especializado en esta área es el tratamiento principal para restablecer una completa función sexual.

Generalmente el objeto de toda terapia psicológica es disminuir gradualmente las ansiedades sexuales del hombre para que pueda alcanzar el clímax cómodamente dentro de su pareja sin dificultad.

Si el hombre no puede llegar al punto de poder eyacular dentro de la vagina, pero la pareja desea tener un hijo, estas parejas pueden lograr el embarazo por medio de varias medidas. Estos hombres pueden producir un eyaculado usando estimulación eléctrica del área de la próstata, llamada electroeyaculación, luego de lo cual se puede realizar fertilización in vitro para concebir. Si con esto no se tiene éxito y la fertilidad todavía es un problema, también es posible que un médico capacitado extraiga semen de los testículos y use inseminación artificial para iniciar el embarazo. Si la inseminación artificial fracasa, se puede intentar fertilización in vitro (fertilización del óvulo con semen en un tubo de ensayo y luego inserción en el útero de la madre) o inyección individual de semen.

Condiciones de la eyaculación retardada

Por medio de una detallada historia médica, emocional y sexual, al igual que un examen físico (y posiblemente neurológico), un médico (normalmente un urólogo) usualmente puede determinar la causa de la eyaculación retardada de un hombre.

La eyaculación retardada con frecuencia es causada por:

  • Efectos colaterales de los medicamentos: los antidepresivos, medicamentos para la ansiedad y para la presión arterial pueden disminuir la respuesta eyaculatoria. Se estima que ocurre eyaculación retardada en 16-37% de los hombres que toman inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (un tipo de antidepresivo). Algunas investigaciones sugieren que los tratamientos para la disfunción eréctil también han demostrado, en algunos casos, causar eyaculación retardada.
  • Uso de alcohol o de drogas ilícitas.
  • Daño neurológico: el daño neurológico causado por ACV y lesión de la médula espinal o condiciones tales como esclerosis múltiple también puede crear problemas para lograr la eyaculación .
  • Causas psicológicas: la ansiedad por el desempeño sexual, depresión, problemas en la relación, etc. pueden causar eyaculación retardada.
  • El condicionamiento por uso de estimulación sexual única puede hacer que los hombres experimenten eyaculación retardada. Es posible que este hombre no logre una cantidad suficiente de estimulación peneana durante el coito para lograr la eyaculación. Por ejemplo, a un hombre que está acostumbrado a masturbarse con un movimiento muy rápido puede hacérsele difícil llegar al clímax con el proceso más lento del coito.

Muchos expertos creen que la mayoría de problemas de eyaculación retardada no tienen una causa física subyacente, ya que 85% de los hombres con eyaculación retardada primaria o secundaria son capaces de alcanzar el orgasmo por medio de la masturbación. Por lo tanto, es probable que estos hombres no tengan un problema físico significativo que esté causando su eyaculación retardada, sino más bien un problema psicológico que debe ser enfrentado.

Panorama de la eyaculación retardada

¿Qué es la eyaculación retardada (retrasada)?

La eyaculación retardada es la dificultad para eyacular incluso con una erección firme y suficiente estimulación y excitación sexual. Se estima que ocurre eyaculación retardada en 1-4% de los hombres.  

La eyaculación retardada puede ser clasificada como primaria o secundaria. La eyaculación retardada primaria ocurre cuando un hombre nunca ha podido eyacular durante el coito. La eyaculación retardada secundaria es cuando un hombre pudo eyacular durante el coito en algún momento de su vida, pero ya no puede volver a hacerlo o lo hace poco frecuentemente.

La eyaculación retardada usualmente ocurre durante el coito pero mucho menos frecuentemente durante la masturbación. De hecho, 85% de los hombres con eyaculación retardada primaria o secundaria usualmente pueden alcanzar el orgasmo por medio de la masturbación. En algunas circunstancias la eyaculación retardada ocurre en ambas situaciones, y en consecuencia el hombre no puede eyacular o puede solamente hacerlo luego del coito o masturbación prolongados. Este problema puede ser frustrante y causa estrés para ambos miembros de la pareja.

En algunas circunstancias un hombre puede alcanzar un orgasmo placentero sin eyacular semen. Esto con frecuencia se conoce como "orgasmo seco" (pero solamente si ocurre en ausencia de eyaculación retrógrada).

Tadalafil y problemas sexuales que acompañan la hiperplasia prostática benigna y síntomas del tracto

Pueden haber buenas noticias para hombres con problemas sexuales asociados con una próstata agrandada.

El fármaco tadalafil, prescrito comúnmente para disfunción eréctil con el nombre comercial Cialis, ha demostrado ayudar a aliviar algunos de los problemas sexuales que acompañan a la hiperplasia prostática benigna y síntomas del tracto urinario inferior, de acuerdo a investigación publicada en Internet en enero en el Journal of Sexual Medicine.

El término hiperplasia prostática benigna significa que la próstata está agrandada. Muchos hombres tienen hiperplasia prostática benigna y la probabilidad aumenta a medida que los hombres envejecen. Más de la mitad de los hombres tienen una próstata agrandada al llegar a los 60 años, de acuerdo a la American Urological Association.

En algunos hombres la hiperplasia prostática benigna no causa problemas. Pero otros desarrollan síntomas del tracto urinario inferior porque a medida que la próstata se agranda hacia adentro, puede comprimir la uretra. Además, la próstata agrandada puede alterar o bloquear la vejiga, que se encuentra justo encima de ella.

Tratamiento de la hiperplasia prostática benigna

Entre las terapias médicas usadas para tratar la hiperplasia prostática benigna, los bloqueadores alfa adrenérgicos tienden a ser los más usados. Hay 4 medicamentos alfa adrenérgicos que se usan para tratar la hiperplasia prostática benigna: Cardura, Flomax, Hytrin y Uroxatral. La terapia con bloqueadores alfa se basa en la idea de que los síntomas del tracto urinario inferior asociados con hiperplasia prostática benigna son causados en parte por obstrucción que resulta de la contracción de células del músculo liso en la próstata. Los bloqueadores alfa inhiben el proceso por medio del cual ocurre la contracción y, por lo tanto, alivian la obstrucción. De acuerdo a la actualización del 2006 de las Pautas de la AUA para el Manejo de la hiperplasia prostática benigna, estudios clínicos muestran que estos medicamentos tienen una efectividad similar para reducir los síntomas del tracto urinario inferior, mejorando el Índice de puntaje de hiperplasia prostática benigna de los pacientes en 4 a 6 puntos en promedio.

Los otros medicamentos usados para tratar la hiperplasia prostática benigna son los inhibidores de la 5-alfa-reductasa. Existen dos disponibles: Avodart y Proscar. Estos medicamentos actúan induciendo cambios hormonales que reducen el tamaño de la próstata.

Las pautas de la AUA recomiendan que estos medicamentos sean usados solamente por hombres con signos evidentes de agrandamiento de la próstata, no simplemente síntomas del tracto urinario inferior. De acuerdo a las pautas de la AUA, en hombres con próstatas sustancialmente agrandadas, estos medicamentos pueden aumentar la tasa de flujo urinario y disminuir el riesgo de retención urinaria aguda y la necesidad de cirugía relacionada a hiperplasia prostática benigna. En tales hombres también pueden reducir los síntomas del tracto urinario inferior, produciendo en promedio una mejoría de tres puntos en el Índice de puntaje de síntomas de hiperplasia prostática benigna. Sin embargo, son menos efectivos para aliviar los síntomas del tracto urinario inferior que los bloqueadores alfa y no son efectivos contra síntomas del tracto urinario inferior en pacientes sin agrandamiento de la próstata.

Diagnóstico de la hiperplasia prostática benigna

Su médico probablemente empezará realizando una historia médica completa, que incluirá preguntar cuánto líquido usted toma normalmente en un día y cuáles medicamentos está usando actualmente. (Algunos medicamentos, tales como ciertos broncodilatadores, descongestionantes y supresores del apetito, pueden inducir síntomas urinarios). Deberá decirle a su médico si tiene una historia familiar de enfermedad arterial coronaria, hipertensión o diabetes, que son condiciones que complican el manejo de la hiperplasia prostática benigna.

Su examen físico probablemente incluirá un examen rectal digital, durante el cual el médico se coloca un guante e inserta un dedo lubricado en el recto para detectar cualquier anormalidad. Se evaluará su orina para detectar sangre, azúcar, signos de infección, y dependiendo de sus síntomas, células cancerígenas (para descartar cáncer de la vejiga). Es posible que su médico tome una muestra de sangre para verificar su nivel de antígeno prostático específico, un valor que sube con trastornos de la próstata. Además, se determinará la velocidad del flujo de orina después que ha retenido la orina por cierto tiempo y el volumen de orina restante en la vejiga después de la micción. Estas mediciones pueden ayudar al médico a determinar el grado de obstrucción del tracto urinario.  

Al evaluar los síntomas, el médico probablemente usará solamente una de dos ayudas bien conocidas: El "Índice de puntaje de síntomas de hiperplasia prostática benigna" (ver el recuadro en la página 5, que fue desarrollado por la Asociación Urológica Americana (AUA, American Urological Association) o el Puntaje internacional de síntomas de la próstata (IPSS, International Prostate Symptom Score) desarrollado por la Organización Mundial de la Salud. El IPSS es idéntico al Índice de puntaje de síntomas de hiperplasia prostática benigna, excepto porque además de las siete preguntas de elección múltiple acerca de síntomas urinarios, contiene una octava acerca de cuán molestos encuentra usted los síntomas. Sus respuestas a las preguntas pueden ayudar al médico a determinar la naturaleza, frecuencia y gravedad de los síntomas del tracto urinario inferior y cómo pueden estar relacionados a la hiperplasia prostática benigna.  

Si sus síntomas no son graves y no tiene signos de lesión grave del tracto urinario, el médico puede sugerir un periodo de monitoreo regular de los síntomas sin tratamiento inmediato. Sin embargo, si tiene síntomas que son moderados a graves, una historia familiar significativa de problemas relacionados a hiperplasia prostática benigna o lesión grave del tracto urinario, entonces están disponibles tratamientos médicos, mínimamente invasivos y quirúrgicos (ver el recuadro en la página 4).

Condiciones de la hiperplasia prostática benigna

La próstata es exclusiva de los hombres. Es responsable de secretar la mayor parte del líquido de la eyaculación. La próstata, que se encuentra directamente debajo de la vejiga y rodeando la uretra, continúa creciendo durante toda la vida. A medida que un hombre envejece La próstata puede hacerse tan grande que presiona sobre la vejiga o la uretra, causando problemas con la micción y con el tiempo, dañando la vejiga o el riñón o contribuyendo al desarrollo de cálculos renales.

Cuando la próstata empieza a agrandarse, el músculo de la vejiga usualmente puede impulsar la orina a través de la uretra constreñida. Sin embargo, a medida que el estrechamiento continúa, el músculo de la vejiga puede engrosarse o debilitarse. Esto puede hacer que el hombre tenga que pujar para vaciar su vejiga o que sienta un deseo intenso de orinar cuando la vejiga sólo está parcialmente llena (urgencia). Un hombre con urgencia grave puede levantarse varias veces en una noche para orinar.  

También se ha encontrado que los hombres con síntomas del tracto urinario inferior e hiperplasia prostática benigna tienen un mayor riesgo de disfunción eréctil, lo cual significa que tienen dificultad para tener una erección o para mantenerla lo suficiente para tener sexo satisfactorio. A medida que los síntomas del tracto urinario inferior de un hombre son más graves, más grave tiende a ser su disfunción eréctil.  

No está completamente clara la conexión entre síntomas del tracto urinario inferior, hiperplasia prostática benigna y disfunción eréctil. En algunos casos los síntomas del tracto urinario inferior graves pueden representar anormalidades circulatorias o cambios en el control del sistema nervioso del tracto urinario inferior, que pueden afectar de manera similar al pene y contribuir a la disfunción eréctil. Cierta evidencia de estudios en animales sugiere que la próstata agrandada lleva a cambios bioquímicos en la región pelviana que afectan la función biológica del tejido peneano requerido para la erección, asociando síntomas del tracto urinario inferior, hiperplasia prostática benigna y disfunción eréctil.

CUÁNDO VER AL MÉDICO

Si tiene cualquier síntoma del tracto urinario inferior o disfunción eréctil consulte a su médico para averiguar si los problemas se deben a la hiperplasia prostática benigna o algo más.

Panorama de la hiperplasia prostática benigna

Si es un hombre que ya ha pasado una edad media hay una buena probabilidad de que tenga o pueda desarrollar una condición conocida como hiperplasia prostática benigna. Esta condición no cancerosa afecta a aproximadamente 40% de los hombres en la década de los 50, 60% de hombres en la década de los 60 y más de 80% de hombres en los 80. Aproximadamente la mitad de estos hombres desarrollan síntomas del tracto urinario inferior moderados a graves, que pueden interferir con el sueño y las actividades normales, tienden a empeorar con el envejecimiento y pueden indicar obstrucción o irritación del tracto urinario.

No todos los síntomas del tracto urinario inferior se deben a hiperplasia prostática benigna y no todos los hombres con hiperplasia prostática benigna tienen síntomas del tracto urinario inferior, pero incluso aquellos que no, es posible que pueden desarrollar otros problemas relacionados a la hiperplasia prostática benigna que requieren tratamiento. Sin embargo, hay varias opciones de tratamiento para hombres con hiperplasia prostática benigna, algunas de las cuales también pueden mejorar los síntomas del tracto urinario inferior asociados con otras condiciones.

Una mirada a la hiperplasia prostática benigna

Una mirada a la hiperplasia prostática benigna

La hiperplasia prostática benigna (agrandamiento de la próstata) es una condición común en hombres mayores. De acuerdo a la asociación urológica americana, más de la mitad de los hombres tienen una próstata agrandada al llegar a los 60 años de edad. Aproximadamente 90 por ciento tendrá hiperplasia prostática benigna a los 85 años.

No todos los hombres tienen problemas debido a una próstata agrandada. Los que la tienen con frecuencia tienen síntomas del tracto urinario inferior, lo que puede ser frustrante e incómodo. Es posible que tengan problemas para orinar. O podrían orinar más frecuentemente. Algunos hombres con hiperplasia prostática benigna sienten que no pueden vaciar su vejiga o que deben pujar para hacerlo.

La disfunción eréctil (incapacidad para conseguir o mantener una erección adecuada para el sexo) con frecuencia acompaña a síntomas del tracto urinario inferior en hombres con próstatas agrandadas. Generalmente la disfunción eréctil empeorará a medida que los síntomas del tracto urinario inferior empeoran, haciendo que los hombres se sientan más frustrados.

Si trabaja con hombres mayores, es útil saber más acerca de la hiperplasia prostática benigna. Hoy vamos a repasar algunos fundamentos de la hiperplasia prostática benigna, proporcionaremos un panorama de opciones de tratamiento y sugeriremos formas para proporcionar confianza a sus pacientes mayores.

Tratamiento de la aneyaculación

Hay varias opciones de tratamiento para hombres que tienen aneyaculación; el objetivo principal es extraer semen para inseminación artificial.

La aneyaculación situacional con frecuencia puede ser prevenida o tratada con métodos simples para hacer que el hombre se sienta más cómodo (tal como que la clínica esté tranquila sin colas de espera, o hacer que el hombre colecte la muestra de semen en casa). Si La aneyaculación situacional se debe a causas psicológicas con frecuencia puede ser tratada con medidas simples tales como asesoramiento psicológico o sexual. Puede hablar con su médico acerca de lo que es adecuado para usted.

Cuando la causa de la aneyaculación es un problema físico tendrá que consultar con su médico para averiguar exactamente lo que está pasando y lo que se puede hacer. El tratamiento puede ser tan fácil como cambiar a un diferente tipo de medicación después de consultar con su médico. Puede ser útil que disminuya o deje de tomar o usar otros medicamentos de venta libre.

Para otras causas físicas de aneyaculación, el tratamiento es el uso de un vibrador (llamado estimulación vibratoria peneana). Con este tratamiento, las vibraciones viajan a lo largo de los nervios sensoriales a la médula espinal para ocasionar la eyaculación. Un vibrador diseñado especialmente aplica vibraciones a la punta del pene y el área inmediatamente circundante. La estimulación del vibrador ocasiona una eyaculación en aproximadamente 60% de los hombres. En hombres con lesiones de la médula espinal, dependiendo del nivel de lesión, es posible que esta técnica no funcione.

Condiciones - Aneyaculación

Ocurre aneyaculación cuando la próstata y los conductos seminales no liberan semen en la uretra. Este problema puede deberse a varias causas:

  • Lesiones de la médula espinal.
  • Condiciones que afectan el sistema nervioso (tal como enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, diabetes, espina bífida, etc.)
  • Lesión traumática o infección del área de la pelvis o ingle.
  • Tratamiento quirúrgico para cáncer testicular u otros tipos de cáncer que requieren la eliminación de ganglios linfáticos ubicados en la ingle.
  • Cirugías que pueden causar daño del área pélvica (tal como de próstata, vejiga o cirugía abdominal que puede dañar o traumatizar los nervios).

Algunas veces factores psicológicos y hormonales pueden jugar un rol (p. ej., ansiedad, problemas de pareja, miedo de causar embarazo). Se ha encontrado que la aneyaculación situacional puede deberse a factores psicológicos tales como el estrés.

¿Pueden tener hijos los hombres que tienen aneyaculación?

Sí, los hombres que tienen aneyaculación pueden tener hijos. Puesto que los hombres que tienen aneyaculación todavía producen semen aún cuando no pueden eyacular semen, hay procedimientos médicos que pueden inducir la eyaculación o extraer semen de otras maneras, luego de lo cual la inseminación artificial puede ayudar a la concepción.

Panorama de la aneyaculación

La aneyaculación se define como la incapacidad para eyacular semen; la palabra en sí misma significa "ausencia de eyaculación". Un hombre con esta condición puede producir semen pero no puede expulsarlo durante la eyaculación normal , aunque la aneyaculación con frecuencia se acompaña de sensación orgásmica normal.

La aneyaculación puede ser dividida en varias categorías:

  • Aneyaculación situacional: La aneyaculación situacional ocurre cuando un hombre puede eyacular en algunas situaciones pero no en otras. Con frecuencia este tipo de aneyaculación es causada por estrés en situaciones tales como estar en una clínica de fertilidad en la cual algunos hombres se ponen tensos cuando saben que tienen que producir una muestra de semen "bajo pedido". Adicionalmente, si un hombre puede eyacular durante el coito pero no puede eyacular mediante masturbación (o viceversa) se considera que es situacional.  
  • Aneyaculación total: Ocurre aneyaculación total cuando un hombre no puede eyacular semen durante el coito o por masturbación, en la casa o en la clínica. La aneyaculación total también puede ser dividida en:
    • Aneyaculación anorgásmica: el hombre nunca puede alcanzar el orgasmo mientras está despierto, pero puede llegar al orgasmo y la eyaculación mientras está dormido de noche. En estos casos factores psicológicos más que físicos son los que probablemente están causando la condición
    • Aneyaculación orgásmica: el hombre puede alcanzar el orgasmo, pero no puede eyacular semen. Esta incapacidad para liberar el semen puede deberse a un bloqueo en los tubos o daño de los nervios, o posiblemente a eyaculación retrógrada, en la cual el semen pasa a la vejiga en vez que salir por la punta del pene.

La aneyaculación también puede ser clasificada como primaria o secundaria. La aneyaculación primaria es cuando un hombre nunca ha experimentado eyaculación durante toda su vida y la aneyaculación secundaria es cuando un hombre no puede eyacular después que ha experimentado un funcionamiento sexual normal.

Addyi: Information for Healthcare Providers

Error: This page does not appear to exist.

New Penile Implant Type Could Benefit Men with ED

Error: This page does not appear to exist.

Testosterone Replacement Therapy Rarely Prescribed for Hypogonadal Men

Error: This page does not appear to exist.

Delayed Ejaculation: Could Anandamide Help?

Error: This page does not appear to exist.

Defining and Treating Premature Ejaculation

Error: This page does not appear to exist.

Suicide Risk among Genitourinary Cancer Patients

Error: This page does not appear to exist.

Testosterone Controversy Continues

Error: This page does not appear to exist.

Priapism

Stuttering priapism

As stuttering priapism involves recurrent episodes of ischemic priapism, its treatment is similar. However, these patients might consider trying to manage stuttering priapism at home through self-injections of phenylephrine. While this approach does not solve the problem, it does save the patient the time and money involved with going to the emergency room. If the injections are not effective, the patient should still seek immediate medical attention.

Researchers have studied other substances that may help manage or prevent stuttering priapism, including hormonal therapies, digoxin, gabapentin, baclofen, terbutaline, and phosphodiesterase type-5 inhibitors. Most of these studies have been small case reports or expert opinions. Levey, et al. was concerned about the lack of outcomes data with some of these studies.

Learn More

For further information on the management of priapism, we encourage you to read the Therapeutic Advances in Urology article itself, which is available here.


Print this article or view it as a PDF file here: Priapism


Resources

International Society for Sexual Medicine

“How Common is Priapism?”

http://www.issm.info/education-for-all/sexual-health-qa/how-common-is-priapism/

“How is Priapism Treated?”

http://www.issm.info/education-for-all/sexual-health-qa/how-is-priapism-treated

“What Causes Priapism?”

http://www.issm.info/education-for-all/sexual-health-qa/what-causes-priapism/

“What is Priapism?”

http://www.issm.info/education-for-all/sexual-health-qa/what-is-priapism/

Therapeutic Advances in Urology via Medscape

Levey, Helen R., DO, MPH, et al.

“Management of Priapism: An Update for Clinicians”

(December 2014)

http://www.medscape.com/viewarticle/836684

« Previous 1 2 3 4 5 (page 5 of 5)

Vaginal Electrical Stimulation

Error: This page does not appear to exist.

Understanding Diabetic Neuropathy and Erectile Dysfunction

These links provide more information about diabetes and men’s sexual health:

Treating Diabetes: Talking About Sex?

Diabetes – Erectile Dysfunction

How is Diabetes Affecting Your Sexual Health?

Treating Diabetes and ED


Print this article or view it as a PDF file here: Understanding Diabetic Neuropathy and Erectile Dysfunction


Resources

American Diabetes Association

“Peripheral Neuropathy”

(Page last edited: December 5, 2013)

http://www.diabetes.org/living-with-diabetes/complications/neuropathy/peripheral-neuropathy.html

EASD Virtual Meeting

Pop-Busui, Rodica, et al.

“Diabetic neuropathy and urological complications in men with type 1 diabetes in the DCCT/EDIC study”

(Abstract #127. Presented at the European Society for the Study of Diabetes 2014 meeting. September 17, 2014)

http://www.easdvirtualmeeting.org/resources/16981

Medscape Medical News

Tucker, Miriam E.

“Diabetic Neuropathy Ups Erectile Dysfunction, Urinary Problems”

(September 17, 2014)

http://www.medscape.com/viewarticle/831833

Sexual Medicine Society of North America

“Diabetes – Erectile Dysfunction”

https://www.sexhealthmatters.org/erectile-dysfunction/diabetes-erectile-dysfunction/single

“How is Diabetes Affecting Your Sexual Health?”

https://www.sexhealthmatters.org/sex-health-blog/how-is-diabetes-affecting-your-sexual-health

« Previous 1 2 3 4 5 (page 5 of 5)

Restless Genital Syndrome and Restless Leg Syndrome

Error: This page does not appear to exist.

Making Pelvic Examinations Easier For Women

Error: This page does not appear to exist.

Estrogen, Metabolic Syndrome, and Erectile Function

Error: This page does not appear to exist.

Seed Brachytherapy and Erectile Function

Error: This page does not appear to exist.

Peyronie’s Disease and Erectile Dysfunction

Error: This page does not appear to exist.

Newsletter Archive

View archived e-newsletters from SexHealthMatters.org.

November 27, 2018

November 13, 2018

October 30, 2018

October 16, 2018

October 2, 2018

September 18, 2018

September 5, 2018

August 21, 2018

August 7, 2018

July 24, 2018

July 10, 2018

June 26, 2018

June 12, 2018

May 29, 2018

May 16, 2018

May 1, 2018

April 17, 2018

April 3, 2018

March 20, 2018

March 6, 2018

February 21, 2018

February 6, 2018

January 23, 2018

January 9, 2018

December 27, 2017

December 12, 2017

November 28, 2017

November 14, 2017

October 31, 2017

October 17, 2017

October 2, 2017

September 19, 2017

September 5, 2017

August 23, 2017

August 8, 2017

July 25, 2017

July 11, 2017

June 27, 2017

June 13, 2017

May 30, 2017

May 16, 2017

May 2, 2017

April 18, 2017

April 4, 2017

March 21, 2017

March 7, 2017

February 21, 2017

February 7, 2017

January 24, 2017

January 10, 2017

December 29, 2016

December 13, 2016

November 29, 2016

November 15, 2016

November 1, 2016

October 18, 2016

October 4, 2016

Septembedr 20, 2016

Septembedr 6, 2016

August 23, 2016

August 9, 2016

July 26, 2016

July 12, 2016

June 28, 2016

June 14, 2016

May 31, 2016

May 17, 2016

May 3, 2016

April 19, 2016

April 5, 2016

March 22, 2016

March 8, 2016

February 23, 2016

February 9, 2016

January 26, 2016

January 13, 2016

December 29, 2015

December 15, 2015

December 1, 2015

November 17, 2015

November 3, 2015

October 20. 2015

October 6, 2015

September 22, 2015

September 8, 2015

August 25, 2015

August 11, 2015

July 28, 2015

July 14, 2015

June 30, 2015

June 16, 2015

June 2, 2015

May 19, 2015

May 5, 2015

April 21, 2015

April 7, 2015

March 24, 2015

March 10, 2015

February 24, 2015

Feburary 10, 2015

January 27. 2015

January 13, 2015

January 5, 2015

Decmeber 16, 2014

December 2, 2014

November 18, 2014

November 4, 2014

October 24, 2014

Occtober 7, 2014

September 23, 2014

September 9, 2014

August 26, 2014

August 13, 2014

July 23, 2014

July 2, 2014

June 24, 2014

June 10, 2014

May 27, 2014

May 12, 2014

ED Drugs Before and After Prostate Cancer Diagnosis

Implications for Practice

How can we use this information to help the patients and clients we treat?

Counseling patients on the sexual complications of prostate cancer treatment is a first step. We can let them know what to expect sexually during and after treatment. We can also give them the tools they need – whether that is a prescription for an ED drug or therapy for depression or relationship issues.

Socioeconomic factors may be more difficult to manage, as prescription drug insurance coverage differs widely. However, we can keep our eyes and ears open for patients who might be struggling financially and seek programs for those in that situation.

The entire study was first published online in May 2014. Please click here for more information.


Print this article or view it as a PDF file here: ED Drugs Before and After Prostate Cancer Diagnosis


Resources

The Journal of Sexual Medicine

Plym, Anna, MSc, et al.

“Drug Prescription for Erectile Dysfunction Before and After Diagnosis of Localized Prostate Cancer”

(Full-text. First published online: May 26, 2014)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12586/full

« Previous 1 2 3 4 5 (page 5 of 5)

Erection Hardness Score

Error: This page does not appear to exist.

Motivations for Labial Reduction Surgery

Motivations for Labial Reduction SurgeryJackie took a deep breath and told her gynecologist that she wasn’t happy with her labia.

“They’re not normal,” she said. “They hang down too far and my boyfriend is grossed out. And I don’t go swimming anymore because when I wear a bathing suit, you can totally tell.”

Her doctor examined the area and explained that there are lots of variations in women’s labia. Some are just bigger than others.

“Yeah, but aren’t mine too big? Don’t you think I should have that surgery?”

The surgery Jackie is referring to is labial reduction surgery or labiaplasty, a procedure that has become more popular in recent years. While some women want smaller labia, the surgery can also involve reshaping them or making one labium symmetrical with the other.

What compels women to have this delicate, intimate surgery? A recent study in Sexual Medicine investigated women’s motivations.

Dr. Sandra Zwier of the University of Amsterdam reviewed four online communities of British, Dutch, and American women who discussed reduction of the labia minora – the inner “lips” of the labia. She also examined the websites of 40 providers of labiaplasty

She found that women were more likely to discuss emotional reasons for wanting the surgery when sharing with the online communities. Some said they felt “freakish.” For example, one woman remarked, “I hate mine, hate, hate it! It's like a tongue sticking out for heaven’s sake!”

Some online community members said they felt ashamed of their labia and worried that they would be ridiculed or rejected by a sexual partner. Others noted that they would feel better with more attractive labia and that having the surgery would help them enjoy sex more on an emotional level.

Providers’ websites were more likely to report functional reasons for having labiaplasty. Some women with larger labia had pain during sex or while exercising. Others had discomfort when their labia rubbed against clothing.

Both emotional and functional reasons were recently expressed in messages left on the website of “Embarrassing Bodies,” a British television program. This reality show focuses on medical conditions that might be awkward to discuss. (This website and these messages were not part of Dr. Zwier’s research.)

My labia is very large and dangles down. Every 2 months without fail I get a cut on my labia due to constant rubbing. It is very painful when i have to go for a wee. I literally have to use plastic disposable gloves and pee on my hand. I have recently been to my doctor to speak about this cause it constantly gets me down. (Charmaine, May 1, 2014)

I'm a 14 year old girl in the U.S. My labias are fairly large and hang too ever since I was little. I'm very self-conscious about it and worry in gym while changing. (Colette, April 29, 2014)

I'm 13 and I have this problem, I get asked to send pics a lot and never once have I because I'm afraid they'll make fun of me. I tried to get the surgery not only for confidence but for pain when peeing and the lady at the hospital was very rude about it, on my way out I heard her laughing at me :( (Juliet, May 6, 2014)

Should your patients have labial reduction surgery? Before answering that question, consider their motivations. Do larger labia affect their sexual function? Their physical comfort? Their self-confidence? Do they feel that smaller labia are “normal” or “ideal”? What expectations do they have of surgery? Are they realistic?

Considering these questions, along with guidance from their gynecologist and/or therapist, can help patients with this important decision.


Print this article or view it as a PDF file here: Motivations for Labial Reduction Surgery


Resources

ABC News

Moisse, Katie

“ ‘The Doctors’ Feature Labia Reduction Surgery”

(November 21, 2011)

http://abcnews.go.com/blogs/health/2011/11/21/the-doctors-features-labia-reduction-surgery/

British Society for Paediatric & Adolescent Gynaecology

“Labial Reduction Surgery (Labiaplasty) On Adolescents”

(Position Statement. October 2013)

http://www.rcog.org.uk/files/rcog-corp/BritSPAG%20Labiaplasty%20Position%20Statement.pdf

Embarrassing Bodies - Channel4.com (UK)

“Enlarged Labia”

http://www.channel4embarrassingillnesses.com/conditions/enlarged-labia/

Reuters

Beasley, Deena

“U.S. gynecologists alarmed by plastic surgery trend”

(August 25, 2012)

http://www.reuters.com/article/2012/08/25/usa-health-gynecology-idUSL2E8JODLZ20120825

Sexual Medicine

Zwier, Sandra, PhD

“ ‘What Motivates Her’: Motivations for Considering Labial Reduction Surgery as Recounted on Women’s Online Communities and Surgeons’ Websites”

(Full-text. First published online: January 25, 2014)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/sm2.20/pdf

WebMD

“Vaginoplasty and Labiaplasty”

(Reviewed: March 26, 2013)

http://www.webmd.com/women/vaginoplasty-and-labiaplasty-procedures?page=2

Possible Causes of Early Onset Erectile Dysfunction (ED)

Possible Causes of Early Onset EDWe often associate erectile dysfunction (ED) with older men and for logical reasons. After all, erection problems become more common as men age, especially as they develop age-related conditions like diabetes and cardiovascular disease.

However, younger men develop ED, too. And the causes for this population might be different from those affecting their older counterparts.

To understand such causes, it’s helpful to review the physiology of erection. When a man is sexually stimulated, smooth muscle tissue relaxes and arteries expand, allowing the penis to fill with blood. Once this occurs, smooth muscle tissue works to trap the blood in the penis until the stimulation ends or the man ejaculates. This “trapping” is called veno-occulsion.

Some men develop ED because they have problems with the arterial inflow. For example, the may have atherosclerosis, or hardening of the arteries, which impairs the flow of blood in to the penis.

Over the last decade or so, endothelial dysfunction, considered a precursor to atherosclerosis, has been linked to ED. Endothelial dysfunction involves the endothelium – the lining of blood vessels. Problems with the endothelium can also restrict blood flow to the penis.

But do younger men with ED tend to have arterial inflow problems and endothelial dysfunction? Scientists from UCLA decided to take a closer look at this question and published their results last fall in the International Journal of Impotence Research.

Their study involved 23 patients between the ages of 18 and 49. All of the men had had ED for at least six months. Their average age was 33 years. Each man had a duplex ultrasound scan of his penis.

The researchers found abnormal arterial responses in just 4 – 13% of the men, depending on the criteria used. Based on these data, they suggested that most cases of ED in younger men are not the result of problems with penile arteries.

They added that when their patients described their erectile difficulties, most said they had trouble keeping an erection after it started. “This inability to maintain an erection once the erection has occurred is clinically very suggestive of [cavernosal veno-occlusive dysfunction (CVOD)] rather than an arterial inflow issue.” Another term for CVOD is “venous leakage.”

“The conclusion from these observations is that the arterial system does not seem to be severely impacted in young men who present with ED, and as such does not appear to be the primary cause of ED in this age group,” they wrote, adding that their data suggest “that if there is going to be a vascular component in this age group, it is most likely going to reside on the veno-occlusive side.”

Why might this happen? It could be related to aging, the researchers said. It might also be explained by genetics.

They suggested that clinicians should not be so quick to blame ED on endothelial dysfunction. Past research has usually involved men over age 50 and men with hypertension and diabetes, which makes the connection to endothelial dysfunction more prominent. But for men younger than 50, the role of corporal smooth muscle tissue should be considered as well, the authors noted.


Print this article or view it as a PDF file here: Possible Causes of Early Onset ED


Resources

International Journal of Impotence Research

Rajfer, J., et al.

“Early onset erectile dysfunction is usually not associated with abnormal cavernosal arterial inflow”

(Full-text. November/December 2013)

http://www.nature.com/ijir/journal/v25/n6/full/ijir201317a.html

Ospemifene for Vulvar and Vaginal Atrophy

Ospemifene for Vulvar and Vaginal AtrophyJust over a year ago, the U.S. Food and Drug Administration (FDA) approved ospemifene, marketed under the name Osphena, for postmenopausal women experiencing moderate to severe dyspareunia (painful intercourse).

When a woman’s estrogen levels drop at menopause, cellular changes occur in her vulvar and vaginal tissues. This can lead to a condition called vulvar and vaginal atrophy (VVA). VVA is estimated to affect about 60% of women.

For women with VVA, vaginal tissues become drier and less flexible. There may be an increase in vaginal pH. The vagina can also narrow and shorten, especially if a woman doesn’t have sex regularly.

The result can be irritation, burning sensations, and vaginal discharge. Intercourse may become painful, as there is less vaginal lubrication and greater risk of tearing and bleeding.  

VVA symptoms usually do not get better without treatment. Typical therapies include systemic hormone therapy, vaginal estrogen products, and nonhormonal lubricants and moisturizers that can be purchased over the counter. However, some women cannot take estrogen-based products or prefer not to.

Ospemifene offers postmenopausal women an alternative to estrogen treatments for VVA. Taken as a pill once daily with food, the drug acts like estrogen to keep vaginal tissues healthy and elastic.

Last fall, Chinese researchers published a study in the Journal of Sexual Medicine that examined the efficacy and safety of ospemifene in treating painful sex in postmenopausal women with VVA. Today, we’ll take a closer look at this research.

The Study

The researchers performed a meta-analysis of six randomized controlled trials that compared ospemifene with a placebo. Taken together, the studies involved almost 1,800 postmenopausal women. Three studies were considered short-term, lasting for twelve weeks. The other three were long-term, covering a 12-month period.

Studies were rated as A, B, and C according to their quality, as deemed by the researchers. Studies labeled A were considered the highest quality, with those labeled C considered poorer quality. The studies analyzed here were classified as A or B.

The researchers found that when compared to placebo, ospemifene significantly decreased vaginal pH levels and reduced vaginal pain during intercourse. In the short term studies, women taking ospemifene reported more adverse effects, but these did not appear to affect discontinuation rates.

Endometrial Concerns

Both short-term and long-term studies found greater increases in endometrial thickness for women taking ospemifene compared to those taking the placebo, although the authors called these increases “negligible.”

Still, this concern has been addressed by the FDA, which issued a “boxed warning” with the drug’s approval.

The endometrium refers to the lining of the uterus. In menstruating women, the endometrium naturally thickens once a month to prepare for a possible pregnancy. If no pregnancy occurs, the endometrium “sheds” and leaves the body during a woman’s period.

In postmenopausal women, it is not normal for the endometrium to thicken. Women taking ospemifene should see their healthcare professionals if they have any unusual bleeding, as this can be a sign of endometrial cancer.

Ospemifene may also increase the risk of strokes and blood clots.

Is Ospemifene Right For Your Patients?

The study authors concluded, “This meta-analysis indicates ospemifene to be an effective and safe treatment for dyspareunia associated with postmenopausal VVA.” But is it right for your patients?

It could be. Before recommending any medication, it’s important to assess a woman’s overall health and consult prescribing information.

However, it’s very possible that ospemifene could help make sex more comfortable for postmenopausal patients suffering from VVA.


Print this article or view it as a PDF file here: Ospemifene for Vulvar and Vaginal Atrophy


Resources

The Journal of Sexual Medicine

Cui, Yuanshan, MD, et al.

“The Efficacy and Safety of Ospemifene in Treating Dyspareunia Associated with Postmenopausal Vulvar and Vaginal Atrophy: A Systematic Review and Meta-Analysis”

(Full-text. First published online: November 23, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12377/full

The North American Menopause Society

“Changes in the Vagina and Vulva”

http://www.menopause.org/for-women/sexual-health-menopause-online/changes-at-midlife/changes-in-the-vagina-and-vulva

Osphena.com (Shionogi Inc.)

“Important Safety Information”

http://www.osphena.com/#isi

Sexual Medicine Society of North America

“Osphena Approved to Treat Painful Sex”

(April 9, 2013)

https://www.sexhealthmatters.org/news/osphena-approved-to-treat-painful-sex

“Vulvar and Vaginal Atrophy”

(June 26, 2013)

https://www.sexhealthmatters.org/sex-health-blog/vulvar-and-vaginal-atrophy

U.S. Food and Drug Administration

“FDA approves Osphena for postmenopausal women experiencing pain during sex”

(News release. February 26, 2013)

http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/ucm341128.htm

Testosterone Concerns

As a healthcare professional, you’ve no doubt heard the buzz about testosterone and “low T.”

Testosterone ConcernsIt’s normal for men’s testosterone levels to decline as they age. This decline leaves some men feeling run down and depressed. They may lose interest in sex and develop erectile problems.

It may be easy to suggest that low testosterone is the culprit. Testosterone is widely marketed and often touted as an elixir that can return youth and vitality to the middle-aged man.

Certainly there are benefits to testosterone therapy. It can improve muscle power and bone mineral density. For some men, mood, libido, and erectile function get better as well.

But testosterone therapy is not appropriate for every man. If your patients are thinking about taking testosterone, several concerns should be addressed:

  • Testosterone therapy may not be needed. Symptoms such as fatigue, decreased sex drive, depression, and erectile dysfunction could very well signal testosterone deficiency. But these symptoms might be explained by other conditions, too. It’s important for patients to have a thorough examination before testosterone is prescribed. Also, some symptoms may be alleviated through lifestyle changes, like improved diet and exercise, making testosterone treatment unnecessary.
  • Testosterone therapy may have risks. At the end of January 2014, the U.S. Food and Drug Administration (FDA) announced its plans to investigate the safety of FDA-approved testosterone products. This decision came after two studies raised the agency’s concern. The first study, published in the Journal of the American Medical Association (JAMA) in November 2013, found increased risk of heart attack, stroke and death among men who took testosterone after coronary angiography. The second, which appeared two months later in PLOS One, found that heart attack risk increased for men aged 65 and older and for men younger than 65 with a history of heart disease. (Younger men with no history of heart disease were not at increased risk.)
  • Study funding may skew results, making them difficult to interpret. In a Medscape slideshow presentation, Dr. Charles Vega of the University of California, Irvine points out that half of the clinical trials examining cardiovascular events and testosterone have been sponsored by the pharmaceutical industry. In sponsored trials, the rate of cardiovascular events is 4%. In non-sponsored trials, the rate is 8%.
  • Men may try over-the-counter testosterone products, which can be risky. Some men feel embarrassed to discuss their symptoms with a physician, especially if they’re having sexual problems. They may see advertisements for testosterone products or hear about them from friends. Ordering such products online or picking them up at the drugstore may seem like a good way to avoid going to the doctor. But over-the-counter products are not always what they seem. They may include ingredients that aren’t listed on the label. These ingredients may cause dangerous interactions with drugs the man is already taking. Over-the-counter supplements are not regulated by the FDA. In the United States, testosterone is a controlled substance and illegal to sell without a prescription. (For more details on the risks of over-the-counter testosterone supplements, please click here.)

So who should take testosterone and how should therapy be managed?

Dr. Vega makes the following suggestions:

Only symptomatic men should be evaluated for possible [testosterone deficiency], and [testosterone deficiency] should not be diagnosed without 2 morning testosterone levels that are unequivocally low. Serum testosterone levels should be reevaluated 3-6 months after the initiation of testosterone treatment, with the goal of achieving serum testosterone levels in the mid-normal range. [Testosterone therapy] should be prescribed only for men who truly need it, and these men require close follow-up to ensure that treatment goals are met and to avoid overtreatment. Caution is warranted in recommending [testosterone therapy] to men at high [cardiovascular] risk.

Testosterone therapy can do a lot of good. But it’s important to consider it in full context.


Print this article or view it as a PDF file here: Testosterone Concerns


Resources

Medscape

Black, Henry, MD

“When Men Want Testosterone, Show Them the Evidence”

(January 24, 2014)

http://www.medscape.com/viewarticle/819393?src=wnl_edit_specol

Vega, Charles P., MD

“Putting the ‘T’rouble in Testosterone Therapy?”

(January 30, 2014)

http://www.medscape.com/viewarticle/819766

Vega, Charles P., MD

“‘T’errific or ‘T’errible? A Review of Testosterone Deficiency”

(Slideshow. February 18, 2014)

http://www.medscape.com/features/slideshow/testosterone-deficiency#1

Sexual Medicine Society of North America

“FDA to Review Safety of Testosterone Therapy”

(February 12, 2014)

https://www.sexhealthmatters.org/news/fda-to-review-safety-of-testosterone-therapy

“Marketing Low Testosterone”

(May 29, 2013)

https://www.sexhealthmatters.org/news/marketing-low-testosterone

“Risks and Realities of OTC Testosterone Supplements”

(April 9, 2013)

https://www.sexhealthmatters.org/sex-health-blog/risks-and-realities-of-otc-testosterone-supplements

Testosterone Gel and BMI

If your patients or clients include older men, it’s likely that some have low testosterone (also called hypogonadism). Testosterone is an important hormone for men. It’s responsible for secondary sex characteristics like facial hair and a deepening voice. It also contributes much to a man’s sex life.

Testosterone levels naturally decline as men age. Some experts call this andropause and liken it to the estrogen decreases associated with female menopause, although this comparison is not entirely accurate. Testosterone declines for men tend to be more subtle than the estrogen declines in women.

Still, low testosterone can be troublesome. Men may feel fatigued and weak. They may lose muscle mass and gain body fat. And they often develop sexual problems, such as low sex drive and erectile dysfunction.

Some men replenish their testosterone through a prescription testosterone 2% gel. However, the effects of body mass index (BMI) on this type of therapy have not been widely studied.

New Research

In November 2013, the Journal of Sexual Medicine published a study by American researchers who examined the issue. They worked with 149 men between the ages of 18 and 75 who had baseline testosterone levels below 250/300 ng/dL. (According to the U.S. National Institutes of Health, a range of 300 – 1,000 ng/dL is considered normal.)

The men were divided into three groups based on their baseline BMIs. Tertile 1 included men with BMIs less than or equal to 29.1 kg/m2. The BMIs of men in Tertile 2 ranged from 29.2 to 32.4 kg/m2. Men in Tertile 3 had BMIs greater than 32.4 kg/m2).  The mean ages for the men in Tertiles 1, 2, and 3 were 52.9, 54.0, and 54.2, respectively.

Each man used a testosterone 2% gel for 90 days. The gel was applied to the front and inner thigh. If needed, the dosage could be adjusted at specified points during the study.

After 90 days, the researchers found that 79.1% of the men in Tertile 1, 79.5% of the men in Tertile 2, and 73.8% of the men in Tertile 3 had testosterone levels in the normal range. Men with BMIs greater than 32.4 kg/m2 needed higher doses of testosterone to reach this goal, however.

The researchers found that the treatment was generally well tolerated, even for men who had increased doses. The most common adverse events were skin reactions, upper respiratory infections, and sinusitis.

Using Testosterone With Care

If you have a patient considering testosterone gel therapy, here are a few points to keep in mind:

·         Therapy should be conducted under a doctor’s care. Only a qualified physician can determine the proper dose of testosterone for that individual patient. A doctor can also do a thorough examination to determine whether a man’s symptoms are indeed cause by low testosterone or whether other factors are involved.

·         Men should be cautioned about over-the-counter testosterone supplements, which are widely marketed. Again, testosterone therapy should be done under a physician’s guidance. Over-the-counter preparations can be risky. (Click here to learn more about these risks.)

·         Men using a testosterone gel should follow the doctor’s instructions carefully and read the accompanying medication guide. The application area should be covered to avoid transferring the gel to others, especially women and children. This guide, provided by the U.S. Food and Drug Administration, provides more information on the proper use of testosterone gel.

For More Information

We provide comprehensive information on low testosterone here. Your colleagues and managers may also provide details relevant to your particular clinical site.


Print this article or view it as a PDF file here: Testosterone Gel and BMI


Resources

The Journal of Sexual Medicine

Dobs, Adrian, MD, et al.

“Testosterone 2% Gel Can Normalize Testosterone Concentrations in Men with Low Testosterone Regardless of Body Mass Index”

(Full-text. First published online: November 28, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12411/full

Medline Plus

“Testosterone”

(Page updated: March 22, 2012)

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003707.htm

Sexual Medicine Society of North America

“Risks and Realities of OTC Testosterone Supplements”

(April 9, 2013)

https://www.sexhealthmatters.org/sex-health-blog/risks-and-realities-of-otc-testosterone-supplements

U.S. Food and Drug Administration

“Testosterone Gel”

(Medication guide. February 2012)

http://www.fda.gov/downloads/drugs/drugsafety/ucm294248.pdf

Traction Therapy for Peyronie’s Disease

Do you work with men who have Peyronie’s disease? If so, they might be considering non-surgical treatment options. One is traction therapy and a recent Journal of Sexual Medicine study has shown some encouraging results.

Peyronie’s Disease – Some Basics

First, however, let’s go over some basics about Peyronie’s disease. It’s thought to stem from a penile injury that does not heal properly. Such an injury could happen during sports or vigorous intercourse, but sometimes, a man doesn’t even know that he has injured his penis.

For men with Peyronie’s disease, areas of hardened scar tissue called plaques form below the skin’s surface. These plaques cause the penis to lose some of its flexibility and bend.

Peyronie’s disease occurs in two stages. In the acute phase (the first 6 to 18 months), the plaques form and the penis curves. Many men experience pain, erectile dysfunction (ED), and penile shortening. Intercourse may become difficult.

In the chronic stage, the disease becomes more stable. Usually, the curve doesn’t worsen, but men still can still have problems with ED and intercourse.

Significant emotional distress can also occur during each stage.

Treatment for Peyronie’s disease depends on its severity. For some men, the situation resolves on its own or the curve is not bothersome. For others, the curve is so severe that they cannot have intercourse at all. These men may consider surgical treatment once the disease reaches the chronic stage.

What is Traction Therapy?

Men who undergo traction therapy for Peyronie’s disease wear a medical device specifically designed to gently pull the penis in the opposite direction of the curve.

A recent study by Spanish researchers found that this technique had good results for men in the acute stage of Peyronie’s disease.

Fifty-five patients (mean age 50) underwent traction therapy using the Andropeyronie device, a commonly used brand. A control group of 41 patients (mean age 48) had no intervention. All of the men had acute-state Peyronie’s disease.

The men receiving traction therapy were instructed to wear the device for at least six hours a day, but no longer than nine hours. Patients were also told to remove the device for at least 30 minutes every two hours to avoid glans ischemia. This group also had penile sonography to evaluate the status of their plaques.

After six months of treatment, the men in the traction therapy group saw a number of improvements:

·         Mean penile curvature at erection was reduced from 33 degrees at baseline to 15 degrees.

·         Mean penile length increased from 12.4 centimeters at baseline to 13.7 centimeters.

·         The men reported less pain and improved erectile function and hardness.

·         More men were able to penetrate a partner.

·         Sonographic plaques disappeared in 48% of the patients.

·         The need for surgery was reduced in 40% of the patients. Among the men who did need surgery, about one third were able to have simpler procedures.

·         These results were maintained at a 9-month follow-up point.

In contrast, the men who received no intervention did not fare so well:

·         After six months, their mean degree of curvature increased from 29 degrees at baseline to 51 degrees after six months.

·         Mean penile length decreased from 14.5 centimeters at baseline to 12.1 centimeters.

·         They reported more pain and poorer erectile function and hardness.

·         Fewer men were able to penetrate a partner.

·         After nine months, there were no significant improvements.

Compliance with treatment was an important factor for the traction therapy group. The men wore the device for a mean of 4.6 hours a day. However, those who wore it for more than six hours a day generally had better results.

Overall, the researchers concluded that penile traction therapy “seems an effective treatment” for men in the acute stage of Peyronie’s disease, as pain, curvature, and sexual function improved in their study group.

Is penile traction therapy right for your patients? It could be, especially if they are motivated to wear the device for the recommended amount of time. However, only a urologist can answer this question for certain. Clinicians are encouraged to refer their patients with Peyronie’s disease to the appropriate specialists.


Print this article or view it as a PDF file here: Traction Therapy for Peyronie’s Disease


Resources

Andromedical Corp./Andropeyronie

“FAQ – Method and Instructions”

http://www.andropeyronie.com/faqs

The Journal of Sexual Medicine

Martínez-Salamanca, Juan I., MD, PhD, et al.

“Acute Phase Peyronie's Disease Management with Traction Device: A Nonrandomized Prospective Controlled Trial with Ultrasound Correlation”
(Full-text. First published online: November 22, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12400/full

Sexual Medicine Society of North America

“Peyronie’s Disease”

https://www.sexhealthmatters.org/peyronies-disease

Urology Care Foundation

“Peyronie’s Disease”

(Last updated: March 2013)

http://www.urologyhealth.org/urology/index.cfm?article=115

FDA approves first drug treatment for Peyronie’s disease

FDA NEWS RELEASE

For Immediate Release: Dec. 6, 2013
Media Inquiries: Andrea Fischer, 301-796-0393, andrea.fischer@fda.hhs.gov
Consumer Inquiries: 888-INFO-FDA

The U.S. Food and Drug Administration today approved a new use for Xiaflex (collagenase clostridium histolyticum) as the first FDA-approved medicine to treat men with bothersome curvature of the penis, a condition known as Peyronie’s disease.

Xiaflex is the first FDA-approved non-surgical treatment option for men with this condition, who have a plaque (lump) in the penis that results in a curvature deformity of at least 30 degrees upon erection.

Peyronie’s disease is caused by scar tissue that develops under the skin of the penis. This scar tissue causes an abnormal bend during erection and can cause problems such as bothersome symptoms during intercourse.

“Today’s approval expands the available treatment options for men experiencing Peyronie’s disease, and enables them, in consultation with their doctor, to choose the most appropriate treatment option,” said Audrey Gassman, M.D., deputy director of the Division of Bone, Reproductive and Urologic Products in the FDA’s Center for Drug Evaluation and Research.

Xiaflex is a biologic medicine (made from the protein product of a living organism, collagenase clostridial histolyticum). Xiaflex was first approved by the FDA in 2010 for the treatment of Dupuytren’s contracture, a progressive hand disease that can affect a person’s ability to straighten and properly use their fingers. Xiaflex is believed to work for Peyronie’s disease by breaking down the buildup of collagen (a structural protein in connective tissue) that causes the curvature deformity.

A treatment course for Peyronie’s disease consists of a maximum of four treatment cycles. Each treatment cycle consists of two Xiaflex injection procedures (in which Xiaflex is injected directly into the collagen-containing structure of the penis) and one penile modeling procedure performed by the health care professional.

The safety and effectiveness of Xiaflex for the treatment of Peyronie’s disease were established in two randomized double-blind, placebo-controlled studies in 832 men with Peyronie’s disease with penile curvature deformity of at least 30 degrees. Participants were given up to four treatment cycles of Xiaflex or placebo and were then followed 52 weeks. Xiaflex treatment significantly reduced penile curvature deformity and related bothersome effects compared with placebo.

When prescribed for the treatment of Peyronie’s disease, Xiaflex is available only through a restricted program under a Risk Evaluation and Mitigation Strategy (REMS) because of the risks of serious adverse reactions, including penile fracture (rupture of one of the penile bodies within the penile shaft, also known as corporal rupture) and other serious penile injury. Xiaflex for the treatment of Peyronie’s disease should be administered by a health care professional who is experienced in the treatment of male urological diseases. The REMS requires participating health care professionals to be certified within the program by enrolling and completing training in the administration of Xiaflex treatment for Peyronie’s disease. The REMS also requires health care facilities to be certified within the program and ensure that Xiaflex is dispensed only for use by certified health care professionals.

The most common adverse reactions associated with use of Xiaflex for Peyronie’s disease include penile hematoma, penile swelling and penile pain.

Consumers and health care professionals are encouraged to report adverse reactions from the use of Xiaflex to the FDA’s MedWatch Adverse Event Reporting program at http://www.fda.gov/MedWatch or by calling 1-800-FDA-1088.

Xiaflex is marketed by Auxilium Pharmaceuticals, Inc., based in Chesterbrook, Pa.


Click here to read the press release on the FDA's site.

Endometriosis

If you work with women, you have probably met patients coping with endometriosis, one of the most common female health issues. According to the American College of Obstetricians and Gynecologists, endometriosis occurs in about 10% of women of reproductive age. Because of the pain and discomfort involved, endometriosis can interfere with all aspects of a woman’s life. Today, we’ll talk a bit about how endometriosis affects a woman sexually.

Endometriosis – Some Basics

Endometriosis involves the endometrium – the lining of the uterus. Women with endometriosis have this tissue outside of the uterus as well. It might be found on the ovaries, Fallopian tubes, or peritoneum. It can also develop on the bladder, ureters, and rectum.

Even though the tissue is outside the uterus, it still responds to changes in estrogen, especially around the time of a woman’s menstrual period. This can cause the affected areas to become inflamed, swell, bleed. The tissue can grow to eventually cover the ovaries or block the Fallopian tubes. Some women develop cysts, scar tissue, and adhesions.

The most common symptom of endometriosis is pain in the pelvis, abdomen, and lower back. Pain may become worse during menstrual periods, bowel movements or urination. Sex can also be painful.

Depending on the severity, endometriosis may be treated with medications, hormonal therapy, or surgery. Some women with endometriosis become infertile.

Endometriosis and Sex

There are many ways endometriosis can interfere with sex. Most stem from pain and emotional/psychological issues.

  • Pain. A woman with endometriosis may experience severe pain during intercourse. This pain may be caused by pressure on the pelvis, penetration, or thrusting during intercourse. Anticipating pain can make the situation worse. Knowing that sex could be painful can make a woman tense. Because she can’t relax and enjoy herself, the pain intensifies. Women may find relief by trying different sexual positions or finding other ways to be intimate with their partner, such as kissing, cuddling, and caressing. Women may also time sex around their menstrual periods. It might be more comfortable to have sex when the growths are less likely to be inflamed.
  • Emotional/psychological issues. Endometriosis can affect a woman emotionally and psychologically, too. In turn, such issues can cause problems in the bedroom and in a relationship. Constant pain can be exhausting and fatigue can make a woman lose interest in sex. She might feel anxious about how endometriosis is affecting her day-to-day life. For example, if she has had to miss work because of the pain, she might feel stressed about her job and income. Not surprisingly, depression is common in women with endometriosis. They may feel that the pain will never go away and worry that life will never get back to normal. A woman may also worry about how her endometriosis is affecting her relationship. She may feel insecure about sexually pleasing her partner or guilty about the changes in their sex life. Many couples aren’t comfortable discussing sex, leading them to drift apart. In these cases, counseling is often suggested. A mental health professional can help a woman cope with depression and anxiety. With therapy, couples can learn how to communicate with each other and repair their relationship, if necessary. A sex therapist may be able to suggest changes to the couple’s sexual routine to make intimacy more comfortable and enjoyable.

If you have a patient or client struggling with endometriosis, talk with her about how she’s managing it. What treatments has she tried? Are they effective? Is her sex life or relationship suffering? If so, would it help for her to see a sexual healthcare provider? Might she benefit from a support group?

It’s not easy coping with a chronic condition like endometriosis. Being aware of the physical, emotional, and sexual implications of endometriosis can help clinicians understand the challenges of their female patients affected by it.


Print this article or view it as a PDF file here: Professional Audience Announcement – Endometriosis


Resources

The American College of Obstetricians and Gynecologists

“Endometriosis”

(October 2012)

http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq013.pdf?dmc=1&ts=20130505T1356334485

EverydayHealth.com

Davis, Julie

“Why Sex Hurts With Endometriosis”

(Last updated: May 21, 2010)

http://www.everydayhealth.com/womens-health/why-sex-hurts-with-endometriosis.aspx

The Journal of Sexual Medicine

Montanari, Giulia, MD, et al.

“Women with Deep Infiltrating Endometriosis: Sexual Satisfaction, Desire, Orgasm, and Pelvic Problem Interference with Sex”

(Full-text. First published online: April 3, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12133/abstract

WomensHealth.gov

“Endometriosis Fact Sheet”

(Last updated: July 16, 2012)

http://www.womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/endometriosis.html

 

STAGE Technique for Congenital Penile Curvature

In your practice, you might meet patients with congenital penile curvature. Men with this condition were born with a distinct curve in their penis, the result of a problem in fetal development.

Congenital penile curvature can cause a number of issues for men, including difficulties with vaginal penetration, erectile dysfunction, and problems with sexual confidence and self-esteem.

Surgery can correct the curvature. However, there can be complications, such as shortening of the penis, loss of sensation, and erectile pain.

Dr. Paulo H. Egydio and Dr. Franklin E. Kuehhas, both from the Advanced Center for Penile Curve Treatment located in Brazil and Austria, developed a new procedure designed to treat congenital penile curvature.

Called the STAGE (Superficial Tunica Albuginea Geometric-Based Excision) technique, the procedure uses geometric principles to straighten the penis. According to the doctors, the STAGE technique has a 98.6% success rate and improves sexual function and satisfaction.

Today, we’ll take a closer look at the STAGE technique and the outcomes that have been reported.

The STAGE Technique: Four Steps

To prepare for the surgery, the patient is sedated and given local anesthesia. The penis is then degloved, a process that involves peeling back the skin to expose the internal tissue.

At this point, the STAGE technique is a four step process:

1.   Using geometric principles, surgeons examine the convex side of the bent penis and locate the area where it curves the most.

2.   Surgeons move the neurovascular bundle – the layer of tissue that holds the penile sensibility nerves. This allows access to the outer layer of the tunica albuginea, the sheath surrounding the tissue inside. Three small excisions (3 mm each) are then made at the point of maximum curvature found in Step 1.

3.   The excisions are closed with absorbable sutures.

4.   Steps 1, 2, and 3 are repeated until the penis is straight.

For three to six months after surgery, penile physical therapy and regular stretching are recommended.

STAGE Technique Outcomes

In October 2013, Drs. Egydio and Kuehhas published a study on the STAGE technique online in the Journal of Sexual Medicine. In their report, they discussed the effectiveness and safety of the procedure based on their retrospective analysis of 145 patients.

The men had STAGE surgery between June 2006 and March 2012. Their mean age was 23.8 years. Before surgery, their penile curvature ranged from 45 to 90 degrees, with a mean of 65 degrees. About 35% of them had trouble with vaginal penetration and 43% of them had pain with intercourse (dyspareunia).  

After surgery, none of the men had a significant recurrence. Nine of them still had a residual curve of up to 20 degrees, but were still satisfied with their results and did not ask for a second operation. Two men had residual curves over 30 degrees. These men did have follow-up surgery.

Dyspareunia – for both men and their partners – went away within six months of the procedure.

Penile shortening was slight, with a mean of 0.7 centimeters. There were no significant complications during the procedure or recovery period.

Many men reported improved libido, greater sexual and relationship satisfaction, and increased sexual confidence after surgery.

Benefits of the STAGE Technique

On their website, Drs. Egydio and Kuehhas compared the STAGE technique to alternative methods. They noted that compared to the Nesbit procedure (a common technique), STAGE patients lost less penile length and had reduced risk for hematoma and erectile dysfunction. Sutures could not be seen or felt and had little potential for bleeding, rupture, or irritation. Patients undergoing STAGE were also less likely to lose penile sensation.

The STAGE technique offers men with congenital penile curvature another surgical treatment option. If your patients are interested in this technique, they should discuss it with a urologist.


Print this article or view it as a PDF file here: STAGE Technique for Congenital Penile Curvature

Resources

Advanced Center for Penile Curvature Treatment

“STAGE : ​Superficial Tunica Albugina Geometric-based Exicison (sic) for the correction of Congenital Penile Curvature”

http://www.acpct.com/#!stage-technique-curved-penis/c1qiu

The Journal of Sexual Medicine

Kuehhas, Franklin Emmanuel, MD and Paulo Henrique Egydio, MD, PhD

“The STAGE Technique (Superficial Tunica Albuginea Geometric-Based Excision) for the Correction of Biplanar Congenital Penile Curvature”

(Full-text. First published online: October 24, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12346/full

Preguntas usadas al diagnosticar la disfunción eréctil

Diagnosticar la disfunción eréctil

¿Cómo se diagnostica la disfunción eréctil?

¿Qué preguntas hacen los médicos cuando hablan con los pacientes sobre la disfunción eréctil?

Las clases de preguntas que un médico podría hacer sobre la disfunción eréctil son:

A. Preguntas relacionadas con la queja eréctil específica:

1. ¿Por cuánto tiempo han estado estos síntomas presentes? ¿Comenzaron gradualmente o de repente?

  • Su médico necesita saber si este es un problema nuevo o uno que ha estado pasando por algún tiempo.

2. ¿Se despierta con una erección? ¿Y en la noche?

  • Los hombres de manera natural tienen erecciones mientras duermen y cuando se despiertan en la mañana. Esta es una manera en que su médico podría determinar la gravedad o causa del problema.

3. Si usted tiene erecciones, ¿qué tan firmes son? ¿Es la penetración difícil?

  • El médico necesita tener un sentido de qué tan grave es la disfunción eréctil porque la insatisfacción puede variar.

4. Qué tan consistente es el problema: ¿es la penetración difícil el 50%, 75% o 100% del tiempo?

5. ¿Sus erecciones cambian en diferentes momentos como con diferentes parejas, estimulación oral o masturbación?

  • ¿La disfunción eréctil varía de una circunstancia a otra o es consistente durante todas las experiencias sexuales?

6. ¿Hay alguna dificultad con el deseo sexual (libido), excitación, eyaculación u orgasmo (clímax)? Si es así, ¿esas dificultades ocurrieron antes o después del inicio de la disfunción eréctil o son asuntos separados?

  • ¿Es posible que su disfunción eréctil se deba a, u ocurra en conjunto con, una disfunción sexual diferente?

7. ¿Qué efecto está teniendo este problema en su satisfacción sexual, su confianza sexual o su relación (si tiene una)?

B. Preguntas relacionadas con los factores médicos que podrían estar contribuyendo a la disfunción eréctil:

1. ¿Qué afecciones médicas tiene?

  • La disfunción eréctil está conectada intensamente con un número de otras enfermedades comunes en los hombres como: diabetes, enfermedad cardiaca, presión arterial alta, colesterol alto, enfermedad vascular, afecciones neurológicas, enfermedad crónica hepática o renal.

2. ¿Qué medicamentos está tomando en la actualidad?

  • Hay un número de medicamentos que pueden causar o contribuir a la disfunción eréctil.

3. ¿Si y qué tanto usted fuma, bebe o usa otras drogas?

  • Ciertos hábitos de estilo de vida incrementan la posibilidad de que un hombre tenga disfunción eréctil. El abuso del consumo de alcohol o drogas puede contribuir a la enfermedad cardiaca, endurecimiento de las arterias e hipertensión, todo lo que puede llevar a la disfunción eréctil.

4. ¿Hay una nueva curva o inclinación del pene? Si la curvatura está presente, ¿es dolorosa? ¿Cuáles son la ubicación y la gravedad de la curvatura?

  • La enfermedad de Peyronie, la cual es una afección inflamatoria que produce cicatrización dentro del pene, causando que se curve o incline, también puede contribuir a la disfunción eréctil.

5. ¿Algún historial previo de cirugía o terapia radioactiva, en particular en la región pélvica?

  • Por ejemplo, tratamientos para la enfermedad de la próstata también pueden causar la disfunción eréctil.

6. ¿Algún historial de trauma pélvico, genital o de la médula espinal?

  • La lesión a estas áreas puede a veces interferir con la capacidad del cuerpo para desarrollar y mantener una erección.

7. ¿Tiene problemas urinarios?

  • La disfunción eréctil también la pueden causar los problemas del tracto urinario, como irritación o problemas al evacuar (como frecuencia urinaria, urgencia y disuria [dolor o ardor al orinar]).

C. Preguntas relacionadas con factores psicosociales que podrían contribuir a la disfunción eréctil:

1. ¿Cómo es la relación con su pareja? ¿Ha cambiado algo recientemente?

  • La disfunción eréctil puede ser a veces un resultado de problemas maritales (o relación).

2. ¿Cómo es su vida sexual? ¿Ha cambiado algo recientemente?

  • Esto algunas veces lleva a preguntas sobre la calidad de sus relaciones sexuales e intimidad sexual, como frecuencia, expectativas sexuales de usted y de su pareja o cualquier ansiedad en el desempeño que pueda existir.

3. En general, ¿tiene usted mucho estrés? ¿O algo angustiante en particular le ha sucedido?

  • El estrés excesivo de cualquier aspecto de la vida – trabajo, relación, finanzas, etc. puede llevar a la disfunción eréctil.

4. ¿Se ha estado sintiendo triste y muy deprimido? ¿Tiene alguna enfermedad psicológica o ha considerado ver a un psicólogo?

  • La depresión u otras enfermedades mentales pueden contribuir a la disfunción eréctil.

D. Preguntas relacionadas con la evaluación o tratamiento previos:

1. ¿Qué pruebas le han hecho hasta la fecha?

2. ¿Ha usado algún tratamiento para la disfunción eréctil? ¿Qué clase de respuesta ha obtenido? ¿Los ha usado apropiadamente?

3. ¿Experimentó algún efecto secundario de los medicamentos?

Identificación de la disfunción eréctil

¿Qué pruebas pueden ayudar a identificar las causas de la disfunción eréctil?

El diagnóstico de la disfunción eréctil es fácil. Determinar por qué la disfunción eréctil está sucediendo, por otra parte, puede ser más difícil. Identificar la causa de la disfunción eréctil normalmente comienza con una entrevista estructurada, seguida de una examinación física y posiblemente de pruebas de laboratorio. Determinar si una persona sufre de disfunción eréctil en lugar de otros problemas sexuales de eyaculación, orgasmo o deseo sexual es un primer paso esencial. Una vez que se establece que se trata de disfunción eréctil, un médico determinará la naturaleza de la disfunción eréctil. Encontrar la causa comienza al hacer muchas de las preguntas anteriores para obtener un historial médico, sexual y psicológico. Estas preguntas pueden ser útiles para determinar la gravedad de la disfunción eréctil y revelar las posibles afecciones médicas o enfermedades que pueden estar causando o simplemente complicando la disfunción eréctil de un hombre. Algunas veces un médico también puede pedirle a su paciente que complete un cuestionario sobre la función sexual, lo que puede confirmar la presencia de la disfunción eréctil. 

  • Después de esta entrevista estructurada, se realiza una examinación médica para ayudar a identificar los problemas físicos que pueden estar causando la disfunción eréctil. Una simple examinación física a menudo incluye una revisión para ver si hay anormalidades en el pene y los testículos.
  • Examinación del pulso – incluyendo el pulso en las extremidades inferiores que pueden indicar problemas circulatorios.
  • Examinación neurológica – incluyendo inestabilidad al caminar y en la postura, pruebas de las sensaciones del tacto y los reflejos.
  • Examen rectal – revisar el tono del esfínter y evaluar la próstata.
  • Examinación abdominal – para buscar señales de enfermedad hepática o renal.

Es posible que se hagan algunas simples pruebas de laboratorio. Estas pruebas incluyen:

  • Pruebas de sangre
    • Testosterona: la deficiencia de esta hormona sexual puede estar conectada a la disfunción sexual.
    • Niveles de azúcar en la sangre – prueba para la diabetes.
    • Perfiles de lípidos – determina los niveles de colesterol y triglicéridos, indicando posiblemente arteriosclerosis (lo que puede reducir el flujo sanguíneo al pene).
    • Función hepática y renal – la enfermedad al hígado o los riñones puede crear desequilibrios hormonales. Los análisis de enzimas y nivel de creatinina sérica para la función hepática son indicadores de la eficiencia renal.
    • Función tiroidea – las hormonas tiroides hacen la producción de hormonas sexuales y la regulación del metabolismo.
  • Análisis de orina – también analiza los niveles de azúcar y hormonas que pueden indicar diabetes, así como la disfunción renal y la deficiencia de testosterona. En algunos hombres, es posible que se requieran más pruebas para ayudar a identificar la causa de la disfunción eréctil. Estas incluyen pruebas de la disfunción eréctil como:
    • Prueba vascular: las pruebas que más comúnmente se hacen.
    • Prueba de inyección – se inyectan agentes que causan flujo sanguíneo incrementado en la cámara eréctil del pene para causar una erección. La respuesta al medicamento puede ayudar al médico para definir la causa del problema.
    • Ecografía dúplex – también se le llama visualización de flujo con Doppler a color o ecografía Doppler – es una forma de ecografía que permite a los médicos ver la estructura y el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos.
    • Cavernosometría/cavernosografía de infusión dinámica (DICC, por sus siglas en inglés) – Una sofisticada prueba de flujo sanguíneo del pene llevada a cabo en algunos hombres con disfunción eréctil y anormalidades en el pene. Normalmente se hace en centros médicos principales o la hacen expertos en la disfunción eréctil.
  • Pruebas neurológicas: estas pruebas casi nunca se hacen hoy en día.
    • Biotesiometría del pene – se usa la vibración electromagnética para evaluar la sensibilidad del pene y la función neurológica.
    • Potenciales evocados somatosensoriales – estimulo eléctrico, táctil o de otro tipo de los nervios para determinar el daño y la función neurológicos.
    • Electromiografía del pudendo – el nervio pudendo es el nervio principal que abastece la pelvis, la vejiga y la uretra. El daño a este nervio puede causar la disfunción eréctil. La electromiografía es una prueba que los médicos usan para detectar la función neurológica y medir la actividad eléctrica generada por los músculos. Por lo tanto, esta prueba puede determinar si el daño al nervio pudendo es la causa de la disfunción eréctil.
  • Tumescencia nocturna del pene – Los hombres normalmente tienen erecciones cuando duermen en la noche, si no es así, esto puede ser indicativo de un problema con la función neurológica, hormonas o suministro sanguíneo al pene.

Resumen – Disfunción eréctil

¿Qué es la disfunción eréctil? 

La disfunción eréctil sucede cuando una incapacidad consistente para lograr o mantener una erección impide que usted tenga relaciones sexuales satisfactorias. Un hombre con disfunción eréctil pierde su erección antes de la relación sexual, logra solo una erección parcial o no logra una erección del todo. A la disfunción eréctil a veces se le llama impotencia, pero el término preferido es disfunción eréctil. 

¿Qué tan común es la disfunción eréctil? 

Debido a que la disfunción eréctil está algo abierta a definición, es difícil calcular con exactitud el número de los que la sufren. No hay un criterio universalmente acordado para qué tan consistente un problema de erección tiene que ser y por cuánto tiempo tiene que continuar para que cumpla los requisitos como disfunción eréctil. Además, puede ser difícil determinar con exactitud el número porque a muchos hombres no les gusta hablar sobre ello.

Pero algunos estudios sugieren que el 20% de los hombres en los 50 y aproximadamente 18 millones de estadounidenses entre las edades de 40 y 70, tienen algún grado de disfunción eréctil. A nivel mundial, se calcula que la disfunción eréctil afecta aproximadamente a 100 millones de hombres. Y no se necesita que la disfunción eréctil sea crónica para que se sienta la presencia. Otros estudios sugieren que casi todos los hombres experimentan dificultad ocasional para lograr o mantener una erección. En muchos casos, solo es temporal y necesita solo tratamiento a corto plazo. 

¿A quién normalmente le da disfunción eréctil?

La pobre salud física y emocional puede contribuir a la disfunción eréctil. La disfunción eréctil también está asociada con afecciones médicas como la diabetes, presión arterial alta, colesterol alto y enfermedad de la próstata. Entre más factores afectan a un hombre, mayor es el riesgo de la disfunción eréctil.

La edad también puede ser una preocupación. Es más probable que la disfunción eréctil suceda cuando un hombre envejece, particularmente después de los 60. Algún grado de disfunción eréctil sucede en un 39% en los hombres de 40 años y un 67% en aquellos de 70 años de edad. La disfunción eréctil puede suceder a cualquier edad, incluso después de años de tener relaciones sexuales satisfactorias.

Sin embargo, la edad misma no causa la disfunción eréctil. Más bien, el que ocurran con más frecuencia ciertos asuntos de salud en hombres mayores, como enfermedades vasculares y diabetes, es lo que cuenta para el incremento en la disfunción eréctil con la edad.

Natural Orifice Transluminal Endoscopic Surgery (NOTES)

As a healthcare provider, you’ve likely worked with patients who are considering some form of surgery. Whether it’s a routine appendectomy or an unexpected mastectomy, the anticipation of a hospital stay, anesthesia, and complicated incisions can make anyone nervous.

This can be especially true if the type of surgery is relatively new. Today we’re going to talk a bit about natural orifice transluminal endoscopic surgery (NOTES), a technique that has been developed in the past decade or so. More specifically, we’ll look at a study that examines transvaginal organ extraction using NOTES and how it affects women.

What is NOTES?

NOTES involves conducting surgery through a natural orifice – a natural opening in the body - such as the mouth or the vagina. NOTES is getting more attention lately for it use in cholecystectomy (gallbladder removal), appendectomies, and sleeve gastrectomies (weight-loss surgery that removes part of the stomach).

Some of the advantages of NOTES include less scarring, reduced chances for infection, and decreased recovery time compared to more traditional surgery. Some patients also report less pain.

However, women considering NOTES through the vagina may be concerned about how such a procedure might affect sexual function and childbirth.

Researchers from the Center for the Future of Surgery at the UC San Diego School of Medicine examined this issue and presented their findings at the annual meeting of the Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons, held in Baltimore in April 2013.

How might NOTES affect women?

The research team analyzed data from 34 women who ranged in age from 23 to 63 (with a mean age of 40 years) and had undergone NOTES. Their surgeons had used a hybrid natural orifice approach that involved conventional laparoscopic surgery with transvaginal organ extraction at the end of the operation. The surgeries included cholecystectomy, appendectomy, and sleeve gastrectomy.

The researchers found that:

  • None of the surgeries had to be converted to open operations.
  • There were no intraoperative complications.
  • The mean hospital stay for all the women was 2 days.

The patients were followed for a mean of 24 months. In that time, there were no long-term complications. Six of the women had some spotting or heavy menstrual periods shortly after the surgery, but these issues were taken care of conservatively.

Two pregnancies and two successful vaginal deliveries also occurred during this time period.

The study authors concluded, “This initial experience suggests that this surgical approach is safe, does not increase length of stay, and has no long-term vaginal complications.”

What’s next?

More research is needed to further evaluate NOTES and provide long-term follow up. However, this study may put some of your female patients at ease, if they are considering transvaginal organ extraction. Of course, their surgeon can best address their specific concerns.

Resources

General Surgery News

Smith, Monica J.

“In Study, Transvaginal NOTES Causes No Sexual Dysfunction”

(September 2013)

http://www.generalsurgerynews.com/ViewArticle.aspx?d=In+the+News&d_id=69&i=September+2013&i_id=995&a_id=24008

Society of American Gastrointestinal and Endoscopic Surgeons (SAGES)

Barajas-Gamboa, Juan S., MD, et al.

“Trans-Vaginal Organ Extraction: Potential for Broad Clinical Application”

(Abstract S104. Presented at SAGES 2013, April 17-20, 2013, Baltimore, MD)

http://www.sages.org/meetings/annual-meeting/abstracts-archive/trans-vaginal-organ-extraction-potential-for-broad-clinical-application/

Yale School of Medicine

“Scarless Surgery”

(WTNH – New Haven, Connecticut - video broadcast on December 24, 2009. No longer available on www.wtnh.com or www.youtube.com. Accessed via Yale School of Medicine website.)

http://www.yalesurgery.org/gastrointestinal/care/notes/index.aspx

“Scarless Surgery/NOTES”

http://www.yalesurgery.org/gastrointestinal/care/notes/index.aspx

PSA Test and Hypogonadism

Can a test used to screen for prostate cancer be used to confirm hypogonadism in men with sexual dysfunction? It’s possible, according to new research published in the Journal of Sexual Medicine in July 2013.

What is Hypogonadism?

Hypogonadism occurs when a man’s body doesn’t produce enough – or any - testosterone. The problem may stem from a problem with the testes, which produce the hormone. Or, it may result from problems in the brain, specifically the hypothalamus or pituitary gland, both of which play a role in testosterone production.

Testosterone is important to men’s health. It has a huge effect on sex drive and is involved with erectile function. It gives men their secondary sex characteristics, like facial hair and a deeper voice. It’s also involved with sperm production, strength, and muscle mass.

When men have hypogonadism, they often feel weaker, fatigued, and moody. Their sex drive decreases and they may have trouble getting erections. Their testicles may get smaller; their breasts may get larger. Low testosterone levels also put them at higher risk for osteoporosis.

It’s natural for men’s testosterone levels to gradually decline as they age. Testosterone therapy may help, but should be done under a doctor’s care.

What is the PSA Test?

PSA stands for prostate-specific antigen. Produced by the prostate gland, PSA is a protein that helps liquefy semen. The PSA test is a common, though controversial, screening tool for prostate cancer. A PSA reading above 4.0 ng/mL usually prompts more screening. However, such readings do not always indicate cancer.

What is the connection between PSA and Hypogonadism?

In this study, Italian researchers were interested in late onset hypogonadism. They noted that past research on the relationship between PSA and testosterone levels was “controversial” and set out to investigate whether PSA could be a useful marker for low testosterone in men with sexual problems.

Their study involved almost 3,000 men seeking treatment for sexual dysfunction. None of the men had had prostate disease before the study. Men with PSA levels above 4 ng/mL were excluded. The participants ranged in age from 18 to 85 years (mean age 52.5).

In addition to taking a variety of measurements, such as waist circumference, total testosterone, testis volume, blood pressure, and HDL cholesterol, the researchers interviewed the men and had them complete questionnaires designed to assess hypogonadism.

The researchers found that after adjusting for age, lower PSA levels were linked to conditions associated with hypogonadism, including delayed puberty, lower testis volume, metabolic syndrome, type 2 diabetes, and cardiovascular disease. Men with lower PSA levels were also more likely to have problems with erections.

While these results did show that low PSA might help confirm a hypogonadism diagnosis, the study authors said the efficacy of PSA testing for this purpose was “modest.”

They explained that the relationship between PSA levels and testosterone was more evident when men’s testosterone levels were below average. The link was not as strong for men with normal testosterone levels. In the research, PSA levels did not rise when testosterone readings were above 8 nmol/L.

Also, the findings were more accurate in younger patients. When men are over a certain age, other factors are more likely to affect PSA. In these cases, using PSA to confirm hypogonadism could be less reliable.

With these points in mind, however, PSA testing could still help clinicians evaluate symptoms of hypogonadism in men with sexual dysfunction.

Resources

International Society for Sexual Medicine

“Serum PSA and Testosterone Levels”

(September 2013)

http://www.issm.info/news/sex-health-headlines/serum-psa-and-testosterone-levels

The Journal of Sexual Medicine

Rastrelli, Giulia, MD, et al.

“Serum PSA as a Predictor of Testosterone Deficiency”

(Full-text. First published online: July 16, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12266/abstract

National Cancer Institute

“Prostate-Specific Antigen (PSA) Test”

http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/detection/PSA

Sexual Medicine Society of North America

“Conditions – Low Testosterone”

https://www.sexhealthmatters.org/low-testosterone/conditions-low-testosterone

“Diagnosing Low Testosterone”

https://www.sexhealthmatters.org/low-testosterone/diagnosing-low-testosterone

“Overview – Low Testosterone”

https://www.sexhealthmatters.org/low-testosterone/overview-low-testosterone

“Prostate Cancer – PSA Test Revisited”

(November 11, 2011)

https://www.sexhealthmatters.org/sex-health-blog/prostate-cancer-psa-test-revisited

Romantic Partners’ Reponses to Entry Dyspareunia

Dyspareunia – painful intercourse for women – can be devastating for couples who want to have a happy intimate relationship.

Some causes of dyspareunia might be easier to pinpoint than others. Poor lubrication, certain medical conditions (such as ovarian cysts or pelvic inflammatory disease), allergies, and poorly-fitting birth control devices are examples.

Other times, the causes are more elusive. A woman’s body may be responding to emotional problems or trouble in the relationship. She might not be able to articulate that to her partner. She might have vaginismus - involuntary spasms of the pelvic muscles that can make intercourse impossible. But she might not know why these spasms occur and feel guilty about her inability to control them.

Dyspareunia can be difficult for male partners to understand, too. Men may feel frustrated, wondering why something that should be so natural has become so difficult. They may also feel depressed about the relationship, as if the woman is rejecting them. They could feel anxious about intercourse itself, knowing that they induce this pain. Some men are patient and supportive; others pull away from the relationship or become hostile.

Research has shown that partner response can affect pain intensity for women with dyspareunia. Today, we’ll look at a recent study published in the Journal of Sexual Medicine. In particular, this study looks at two types of men’s cognitions: catastrophizing and self-efficacy.

The Study

A Canadian research team collected data from 179 heterosexual couples who were dealing with entry dyspareunia, pain caused by vaginal penetration. The women’s mean age was 31 years; for men, it was 33. The couples had been together for a mean of six years. The women had been having pain for a mean of six years, too.

Using a variety of questionnaires, the researchers assessed the women’s pain intensity, sexual functioning, and sexual satisfaction.  They also measured levels of catastrophizing and self-efficacy for both men and women.

Catastrophizing was defined as “an exaggerated and negative set of cognitions during real or anticipated painful experiences.” Put another way, catastrophizing involves expectations of a negative outcome and the belief that that outcome would be a catastrophe. For example, a man may expect penetration to be difficult in one sexual encounter, then catastrophize, believing that the couple will never have vaginal intercourse.

Self-efficacy was defined as “the confidence an individual has in his or her ability to perform a specific task.” In this study, researchers focused on the way a male partner perceived his female partner’s self-efficacy. A man with a high level of partner-perceived self-efficacy would believe that his partner had confidence that she could have painless intercourse.

After controlling for the women’s catastrophizing and self-efficacy, the researchers found that women’s pain was less intense when their partners catastrophized less and had higher levels of partner-perceived self-efficacy. In other words, pain was less severe when the men did not expect a catastrophic outcome and highly believed in his partner’s confidence about intercourse.

Why did this happen? The researchers suggested that the men’s cognitions might have made the women more aware of their pain. Heightened awareness could have made the pain more intense.

Implications for Practice

The study results give us a lot to think about as healthcare providers. Having a man consider his reactions to his partner’s pain – and how that reaction might affect the intensity of her pain – is one starting point. It may help for him to think about her point of view.

Clinicians can also benefit from viewing dyspareunia as the couple’s problem, not just the woman’s. While it’s the woman that feels the pain, both partners feel the tension and frustration. Couple-oriented therapies can help both partners learn to communicate about what’s happening and keep their relationship strong as they struggle to overcome painful sex.

Resources

The Journal of Sexual Medicine

Lemieux, Ashley J., MA, et al.

“Do Romantic Partners' Responses to Entry Dyspareunia Affect Women's Experience of Pain? The Roles of Catastrophizing and Self-Efficacy”

(Full-text. First published online: June 27, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12252/abstract

PsychCentral

Grohol, John M., PsyD

“What is Catastrophizing?”

(Last reviewed: January 30, 2013)

http://psychcentral.com/lib/what-is-catastrophizing/0001276

Sexual Medicine Society of North America

“Pain During Sex – Vaginismus”

https://www.sexhealthmatters.org/did-you-know/pain-during-sex-vaginismus

“Painful Intercourse for Women”

https://www.sexhealthmatters.org/did-you-know/painful-intercourse-for-women

Men with Infertility

Tony just didn’t know what to do anymore. He and his wife Rebecca had always planned to have a family, a large one. But after a year of trying, they were losing hope that they’d ever conceive a child. They were confused about their next steps. Should they give up? Keep trying? Try in vitro fertilization? Adopt?

Making matters worse, Tony was starting to have some problems in the bedroom. He’d never had trouble getting an erection before, but now he couldn’t count on being able to perform. And since this ability was crucial for starting a pregnancy, he felt like a failure. Rebecca tried to understand, but deep down, Tony knew she was as frustrated and disappointed as he was. Lately, they had started avoiding the subject of sex altogether and he knew that wasn’t good for their relationship. He missed the intimacy they shared.

There are lots of men like Tony. Infertility takes a huge toll on couples, emotionally and sexually.

Unfortunately, it’s fairly common for infertile men to develop sexual problems. Some have erectile dysfunction (ED), the inability to achieve and maintain an erection suitable for intercourse. Others may have premature ejaculation (PE), which occurs when a man ejaculates before he and his partner wish it to happen.

Depression and anxiety often accompany sexual problems. In Tony’s case, he missed the intimacy he once had with his wife. He might feel anxious about pleasing her. The fact that they’re trying to conceive adds even more pressure.

Today, we’ll take a closer look at the extent of sexual problems affecting men with infertility. We’ll also discuss some ways that we, as professionals, might help them.

Recent Research

A study published online in May in theJournal of Sexual Medicine has shed some light on the incidence of sexual and psychological problems among infertile men in China.

Researchers collected data from 1,468 infertile men and 942 fertile men who ranged in age from 23 to 45.

They found that the infertile men had higher rates of erectile dysfunction, premature ejaculation, depression, and anxiety than the fertile men. These rates were as follows:

 

 

Infertile Men

Fertile Men

Premature Ejaculation

19.01%

10.93%

Erectile Dysfunction

18.05%

8.28%

Depression

15.74%

10.08%

Anxiety

38.01%

26.65%

As you can see, infertile men were almost twice as likely to have premature ejaculation when compared to the fertile men. And they were more than twice as likely to have erectile dysfunction.

The study authors noted that their results coincide with the results of other studies that have found higher incidence of sexual and psychological problems among infertile men. However, they also pointed out that cultural and religious factors should be considered when comparing Chinese and Western patient populations. What may be true in one part of the world may not necessarily apply to another.

How Can Practitioners Help?

Still, the results are a worthwhile reminder of issues our patients and clients could be struggling with. So how can healthcare providers help men like Tony?

  • Have compassion. Sexual problems and infertility are difficult enough on their own and can put tremendous strain on relationships. Adding the two together creates an even tougher situation. Keep this in mind when talking to your patient or client.
  • Ask. A lot of men are reluctant to discuss sexual problems with a clinician. Try giving them the opportunity to do so. For example, you might say, “A lot of men dealing with infertility develop sexual problems. Fortunately, there are treatments available. Is this something you’d like to talk about?”
  • Be prepared to make referrals. If sexual problems and infertility are outside your area of expertise, have a list of referrals ready. Men may benefit from counseling, either by themselves or with their partner. Urologists may be able to help with erectile dysfunction. Sex therapists can offer strategies for dealing with premature ejaculation. If these specialists are not part of your practice, ask your colleagues for recommendations.

Even if our patients don’t volunteer much information, being aware of the sexual implications of infertility can help us understand the deeper struggles that may be part of their relationships.

Resources

The Journal of Sexual Medicine

Gao, Jingjing, MM, et al.

“Relationship between Sexual Dysfunction and Psychological Burden in Men with Infertility: A Large Observational Study in China”

(Full-text. First published online: May 20, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12207/abstract

Sexual Function in Childhood Cancer Survivors/Project REACH

When adults have cancer, it’s reasonable to consider how treatment will affect their sex lives. For example, men who have a radical prostatectomy may contend with erectile dysfunction. Women recovering from gynecological cancers may deal with the sexual side effects of surgical menopause.

But what happens when cancer occurs during childhood? How does pediatric cancer and its treatment affect the sex lives of those patients when they grow up?

Researchers from the Dana-Farber Cancer Institute, Brigham and Women’s Hospital, and Harvard Medical School set out to learn more about that question. Their study, published online last month in The Journal of Sexual Medicine, has some interesting results.

Today, we’ll take a closer look at this study and its implications for healthcare providers.

Project REACH

Project REACH (Research Evaluating After Cancer Health) is a cohort study that assesses health outcomes in cancer survivors. Participants complete an annual survey along with some additional surveys as needed.

Two hundred ninety-one Project REACH survivors of childhood cancer were involved with this sexual health study. They ranged in age from 18 to 57 with an average age of 27. Fifty-two percent were women. The most common cancer diagnoses in the group were brain tumors, lymphoma, leukemia, and sarcoma. Treatment types included chemotherapy, radiation, surgery, and transplant procedures.

After analyzing data provided by the participants in three questionnaires, the researchers found the following:

  • 29% of the 291 young adult survivors of childhood cancer surveyed had two or more symptoms of sexual dysfunction.
  • When compared to adults under age 40 in the general population, childhood cancer survivors were three times more likely to have sexual problems.
  • The women in the study population were twice as likely as the men to have sexual dysfunction.
  • Survivors with sexual dysfunction tended to be older than those with normal function. They were also more likely to experience depression and anxiety.
  • Sexual dysfunction was not associated with type of childhood cancer treatment.

Gender

As mentioned above, women in this study were twice as likely as men to have sexual dysfunction. Several hypotheses have been proposed to explain this:

  • Women may feel more stress and anxiety about relationship and sexual difficulties.
  • They may be more vulnerable to some of the physical, emotional, and cognitive late-effects of treatment.
  • They might be at risk for posttraumatic stress symptoms.
  • They may have negative feelings about their body because of treatment.
  • Their treatment might have induced menopause, which can lead to sexual problems.

The authors noted that while none of these hypotheses were supported by their study, their work does emphasize sexual concerns for female childhood cancer survivors.

Age

In this study, the average age of survivors with significant sexual dysfunction was 30. These survivors tended to be older than their counterparts with no sexual problems.

The researchers did not think this was due sexual changes that come with normal aging, however. Instead, they suggested that late-effects of treatment, those that wouldn’t be known when cancer treatment ended in childhood, were a factor. Such effects could interfere with heart, lung, hormonal, and neurological function.

Type of Cancer Treatment

One result that surprised the authors concerned the type of cancer treatment patients received as children. The researchers expected to see types of dysfunction related to types of treatment, as they often are in adults, but instead they found no association.

It’s possible, the authors suggest, that cancer treatment affects children and adults differently. Because children are still growing, treatment might impact their sexual development. Also, treatments that wouldn’t appear to affect sexual health could affect overall organ systems.

Implications for Healthcare Providers

“Our results underscore the stark reality that a significant number of young adult survivors of childhood cancer report the presence of multiple sexual problems and need effective intervention,” the authors wrote.  How can clinicians help?

  • Consider sexual health in broad terms. Remember that the treatment patients received in childhood may have affected their sexual health in ways that might not be obvious. Late-effects may take time to develop.
  • Watch for signs of depression and anxiety, which may be linked to sexual problems.
  • Work through the barriers that may exist when discussing sexual health with this population.
  • If you think your patient has a sexual health issue that is beyond your expertise, ask a colleague for guidance or support.

Of course, we might not know if our patients are survivors of childhood cancer. But if we do, it’s important to keep their sexual health in mind.

Resources

The Journal of Sexual Medicine

Bober, Sharon L., PhD, et al.

“Sexual Function in Childhood Cancer Survivors: A Report from Project REACH”

(Full-text. First published online: May 16, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12193/abstract

Men’s Adherence to Erectile Dysfunction (ED) Drugs

It’s been fifteen years since the FDA approved sildenafil (Viagra) as the first drug to treat erectile dysfunction (ED). Since then, other drugs such as tadalafil (Cialis) and vardenafil (Levitra), have been developed. Together, these drugs often serve as first-line therapy for men with ED and generally work well in that role.

Sildenafil, tadalafil, and vardenafil are all phosphodiesterase type 5 inhibitors and work in similar ways to enhance blood flow to the penis so a man with ED can get an erection firm enough for sex.

Given the success of these drugs for men who can take them, we may think that men would be eager to comply with therapy. But this is not always the case. The drugs aren’t effective for every man and their length of effectiveness can vary. Some men are dissatisfied with their results or have unrealistic expectations.

How can we help patients adhere to their medication plan? To answer this question, it’s helpful to consider reasons why they don’t.

Men’s Adherence Study

In a recent study published in The Journal of Sexual Medicine, European scientists examined men’s adherence to three different types of ED medication regimens: tadalafil taken once daily, tadalafil taken on demand, and sildenafil taken on demand. (Vardenafil was not included in this study.)

Seven hundred seventy patients were randomly assigned to one of the three treatment plans. For eight weeks, the patients took their designated medication with no changes, except for adjustments in dosage when necessary. After this period, the men were allowed to continue their current treatment, switch to another regimen, or stop treatment completely.

Men who took tadalafil (once a day or on demand) tended to stay with their treatment plan longer than the men taking sildenafil. Overall, 44% of the men continued with their assigned plan. Forty-two percent switched plans at least once.

Why? Efficacy played a role in the two most common reasons. Men either felt that their erections were not hard enough or did not last long enough. Some men did not like taking a pill every day; others did not like taking medication on demand.

Helping Patients Choose an ED Drug

When choosing an ED drug, much depends on a man’s preferences. Some helpful questions to ask include the following:

·         How do you feel about taking an ED drug? Some men in the above study cited “feel medication controls my sexual life” as their reason for switching or discontinuing a regimen. Men with this concern may want to choose a different approach to treating ED.

·         How do you prefer to take this drug? Some men prefer once a day because it’s easier to remember. Others may not like the idea of taking a daily pill and choose the on-demand route.

·         How important is spontaneity? In some regimens, the drug must be taken 30-60 minutes before sex. But often, a couple may not know when they’ll feel inspired. They may prefer to take advantage of unplanned moments, which might make another regimen more suitable for them.

·         How important is length of effectiveness?  Each drug is effective for a different amount of time. According to the Mayo Clinic, sildenafil and vardenafil may be effective for up to 5 hours. Tadalafil may last up to 36 hours. This can be an important factor.

Being Realistic About Adherence and Usage

Advertising often portrays happy couples whose sexual problems are solved by a pill. But patients need to know that the situation can be more complicated than that.

Sometimes, adjustments are needed. The dose may need to be increased or decreased. Or the drug itself may need to be changed because of side effects. What works for one man may not work for another. It can take some time to find the right fit.

Helping patients and their partners understand their options is just one step. They may also need to think about their relationship and talk openly about their expectations. It often takes time, effort, patience, and understanding to work through ED.

Resources

The Journal of Sexual Medicine

Buvat, Jacques, MD, et al.

“Adherence to Initial PDE-5 Inhibitor Treatment: Randomized Open-Label Study Comparing Tadalafil Once a Day, Tadalafil on Demand, and Sildenafil on Demand in Patients with Erectile Dysfunction”

(Full-text. First published online: April 2, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12130/references

Mayo Clinic

“Erectile dysfunction: Viagra and other oral medications”

(June 6, 2012)

http://www.mayoclinic.com/health/erectile-dysfunction/MC00029

Tadalafil and Sexual Problems that Accompany BPH/LUTS

Resources

Johns Hopkins Health Alerts

“BPH and Sexual Dysfunction: What’s the Link?”

(Reviewed: September 2011)

http://www.johnshopkinshealthalerts.com/alerts/enlarged_prostate/JohnsHopkinsEnlargedProstateHealthAlert_3531-1.html

The Journal of Sexual Medicine

Giuliano, François, MD, PhD, et al.

“Tadalafil Once Daily Improves Ejaculatory Function, Erectile Function, and Sexual Satisfaction in Men with Lower Urinary Tract Symptoms Suggestive of Benign Prostatic Hyperplasia and Erectile Dysfunction: Results from a Randomized, Placebo- and Tamsulosin-Controlled, 12-Week Double-Blind Study”

(Full-text. First published online: January 24, 2013)

http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jsm.12039/abstract

The Sexual Medicine Society of North America

“Taking a Look at BPH”

https://www.sexhealthmatters.org/for-healthcare-providers/taking-a-look-at-bph

Urology Care Foundation

“Management of Benign Prostatic Hyperplasia (BPH)”

(Reviewed: January 2011)

http://www.urologyhealth.org/urology/index.cfm?article=144

« Previous 1 2 3 4 5 (page 5 of 5)

Biology and Psychology of Erectile Dysfunction

If you work with male patients, especially older ones, you might find some of them dealing with erectile dysfunction (ED). When a man has ED, he’s unable to achieve an erection that’s firm enough for intercourse. ED is a frustrating condition that often causes problems in relationships and diminished self-esteem. Many ED patients feel like they’re “less of a man” because they can’t perform sexually the way they used to.

What causes ED? There are a number of potential causes, some biological, some psychological. In this post, we’ll discuss some of the more common causes.

Biological Causes

To understand the biological causes of erectile dysfunction, it helps to understand the physiological process of erection.

A man can be sexually aroused by a variety of stimuli, such as the touch of his partner, the sight of someone attractive on television, or a fantasy he thinks over in his mind. Once this happens, signals in the brain trigger activity in the penis. Soft tissue in the penis relaxes and arteries expand to allow increased blood flow. This additional blood makes the penis erect. Veins constrict so that the blood stays in the penis until the sexual stimulation ends or until the man ejaculates. At that point, the veins open again, allowing blood to flow back into the body.

Medical conditions that interfere with this communication and blood flow process are often linked to ED. Here are some common culprits:

·         Diabetes

·         Cardiovascular disease

·         Obesity

·         High blood pressure

·         High cholesterol

·         Low testosterone

·         Kidney disease

·         Stroke

·         Multiple sclerosis

Men with diabetes may develop ED because of neuropathy – nerve damage that, in this case, prevents the transmission of signals from the brain to the penis. Men who have had a stroke may have similar problems with nerves, as can men with multiple sclerosis.

Men recovering from prostate surgery are prone to erection dysfunction as well. The prostate is surrounded by nerves essential for erectile function. Surgeons try to spare as many nerves as they can, but in many cases, patients still have erectile problems. Penile rehabilitation can help in this situation.

Atherosclerosis – hardening of the arteries – can happen to men with heart disease, diabetes, and high cholesterol. When atherosclerosis occurs, the arterial pathways into the penis are narrowed or blocked. With less blood flowing into the penis, a man may not be able to get an erection rigid enough for sex. Or, he might not be able to get an erection at all.

Often, ED can be treated by targeting the underlying medical condition that causes it. Medications and devices are other helpful options.

Psychological Causes

Psychology may also play a role in the development of erectile dysfunction. Depression, anxiety, and stress are all possible triggers. A man may be having financial problems or a conflict with his employer. He may have performance anxiety and be so concerned about satisfying his partner that he cannot get an erection.

Problems in a relationship can affect erectile function as well. Unhappiness, anger, and communication breakdowns may fuel the frustration and depression associated with ED.

Another angle to consider is past sexual experiences. A man who has been sexually abused in the past may need to work through feelings of fear, humiliation, or guilt before he can have satisfactory erection.

A man whose ED stems from psychological causes may find counseling or sex therapy helpful. He may choose to take these routes on his own or with his partner.

It’s possible that a man’s ED may have both biological and psychological causes.

Assurance and Understanding

Many men are reluctant to admit they’re having sexual problems. They may feel nervous about bringing it up and awkward about describing their feelings.

If you suspect that your patient has ED, assure him that it’s a common and treatable condition and that getting help will benefit not only his sex life but his overall health and well-being.

Resources

Sexual Medicine Society of North America

“Common Causes – Erectile Dysfunction”

https://www.sexhealthmatters.org/erectile-dysfunction/common-causes-erectile-dysfunction

“ED as an Indicator”

https://www.sexhealthmatters.org/did-you-know/ed-as-an-indicator

“Questions to Ask Your Health Care Provider about Erectile Dysfunction (ED)”

https://www.sexhealthmatters.org/images/uploads/ED-patient-support.pdf

MUSE® (aprostadil) Local Erectile Dysfunction Therapy

While there are several treatment options for erectile dysfunction, some of them are more effective or tolerable than others. MUSE (Medicated Urethral System for Erection) helps many men who do not respond well to oral medications or prefer not to give themselves injections.

The following short video gives an overview of MUSE and explains the following: 
 
  • The active ingredient in MUSE, alprostadil
  • The procedure for taking MUSE, using an applicator
  • The ways MUSE works in the penis to create an erection
  • Risk information, safety precautions that doctors consider before prescribing MUSE, and warnings and side effects of MUSE

 A man’s urologist can help him decide whether MUSE is right for him.

INDICATION: MUSE (alprostadil) is indicated for the treatment of erectile dysfunction. Studies that established benefit demonstrated improvements in success rates for sexual intercourse compared with similarly administered placebo.

Warning: Do not drive or do other hazardous activities after taking MUSE because low blood pressure or fainting may occur. Fainting within 1 hour of taking MUSE has been reported.

Important Risk Information

Because sex is a vigorous physical activity and increases heart rate and work, make certain that your doctor determines that you are healthy enough for sex before you use MUSE. If you have chest pain, nausea or other discomforts during sex, seek immediate medical help.

The first time you use MUSE should be in your doctor's office so that your doctor can find the dose that is right for you and so that you can be monitored for low blood pressure, which may cause you to faint.

Make sure your doctor knows about any drugs you are using to lower blood pressure before you start using MUSE. Tell your doctor if you have any symptoms indicating that blood pressure may be too low (e.g., lightheadedness) when you use MUSE.

Carefully follow your doctor's instructions for inserting MUSE in the urethra to avoid scratching the inside of your urethra (the channel that urine and semen pass through), which could result in minor bleeding. If you are on anti-coagulant (blood thinning) medicine, or have a bleeding disorder, you may be at higher risk of bleeding.

If you have an erection lasting more than 4 hours, seek immediate medical help to avoid long-term injury.

Use a condom if your partner is pregnant, or could become pregnant.

MUSE does not protect against sexually transmitted diseases.

The most common side effects of MUSE are penis pain, burning in the urethral opening, urethral bleeding, pain in testicles, low blood pressure, and dizziness.

Do not use MUSE if:
1. Your penis is severely curved, or you have a narrow urethra, or your penis is otherwise abnormally shaped.
2. The head of your penis is inflamed or you have an infection of the urethra, or regularly get infections of the urethra.
3. You have sickle cell anemia or trait, any disorder of the red blood cells or platelets, multiple myeloma, or are prone to blood clots or have an abnormal thickening of the blood, because these things can mean you have an increased risk of priapism (rigid erection lasting 6 or more hours).
4. You are allergic to alprostadil.

MUSE has not been studied in men who have penile implants. There is no experience in homosexual men and no experience with other than vaginal intercourse.

You are encouraged to report negative side effects of prescription drugs to the FDA.
Visit www.fda.gov/medwatch or call 1-800-FDA-1088.
Please see Patient Information.

MUS-13-0005

Prostate Removal and Continued Sexual Satisfaction

Feelings of anxiety, depression, and sexual dissatisfaction are common among men who have been surgically treated for prostate cancer, even a year after treatment, according to recent research from the Mayo Clinic.

More specifically, the study found that higher levels of anxiety were associated with depression and low sexual satisfaction and suggests that counseling may improve the quality of life for these men.

“The 10-year survival for a man undergoing surgery to remove localized prostate cancer is greater than 95 percent,” said researcher Alexander Parker, PhD in a press release. “Given that the majority of men who undergo prostatectomy for prostate cancer will not die from their disease, we are concerned about what life will be like for these patients decades after diagnosis and treatment.”

Dr. Parker added, “What is interesting from a sexual health standpoint is we observed that anxiety was not linked to poor erectile function per se but was linked to low levels of sexual satisfaction. If our results can be confirmed by other investigators, it would suggest that anxiety is not affecting some men’s ability to perform sexually but perhaps more their ability to enjoy their sex life.”

Erectile dysfunction is a common sexual complaint after prostate cancer surgery. This is because the prostate gland is surrounded by nerves and blood vessels that are critical for erections. Surgeons try their best to spare as many nerves as possible, but there are no guarantees that complete sexual function will be maintained. For some men, sexual problems are temporary and penile rehabilitation may help. For others, the issues are long-term. Either way, the adjustment can be frustrating, affect men’s self-esteem, and be a challenge for partners as well.

Treatments for Erectile Dysfunction Related to Prostate Removal

Treatments exist for erectile dysfunction and a man’s urologist can help determine which is best for him. But how can we help our patients with anxiety? Here are some steps we can encourage to start the process.

  • Counseling. Chances are, your patient’s cancer care team includes a counselor or therapist who specializes in issues facing cancer patients. If he is not already taking advantage of these services, encourage him to do so. Assure him that all conversations are confidential and that there’s nothing wrong with seeking some extra help.
  • Sex therapy. While a counselor can help with cancer-related anxiety, a sex therapist may be able to help with specific sexual adjustment issues. For example, a man might need some help in discussing his sexual difficulties with his partner.
  • Support groups. Some cancer centers offer support groups where a man can open up with like-minded individuals who are having similar experiences. In a support group, men can vent their frustrations and offer each other practical solutions, all in a safe community.
  • Involving the partner. It’s important to keep the partner in the loop and help her or him understand what is happening with the patient. Explain that the patient may feel like his manhood has been compromised because of erectile dysfunction or that he may be anxious about his ability to satisfy his partner. Some couples find it helpful to attend counseling sessions together or to use online counseling services.
  • Communication and social activity. Many men withdraw from their friends, families, and partners during and after cancer treatment. They may not want to discuss how they’re feeling or feel too overwhelmed. They may also worry about how those close to them will react. However, staying in touch with loved ones and engaging in social activity can help a man see his support network. It can also get his mind off of his problems, even if it’s just for a few hours.
  • Exercise. Staying physically active can do wonders for relieving anxiety and depression. Any exercise program should be started under a doctor’s guidance, however.
  • Sexual adjustments. A man may feel that that he’s a sexual failure if he can’t have erections like he used to. Help him remember that there is more to sex and intimacy and that by keeping an open mind and making adjustments, he and his partner can still have a satisfying sex life. This is another area where communication is crucial. Partners need to tell each other what works and what doesn’t. A sex therapist may be able to offer further suggestions.

The Mayo Clinic’s findings were presented at the World Meeting on Sexual Medicine in Chicago last August. The study was partially funded by a grant from the Sexual Medicine Society of North America.

Resources

American Cancer Society

Simon, Stacy

“Sex Counseling After Prostate Treatment Helps Couples”

(October 12, 2011)

http://www.cancer.org/cancer/news/news/sex-counseling-after-prostate-treatment-helps-couples

“Sexuality for the Man with Cancer”

(Last medical review and revision: October 28, 2011)

http://www.cancer.org/treatment/treatmentsandsideeffects/physicalsideeffects/sexualsideeffectsinmen/sexualityfortheman/index

Harvard Health Publications

“Penile rehabilitation after prostate cancer surgery”

http://www.harvardhealthcontent.com/newsletters/69,N0111b

Mayo Clinic

“Prostate Cancer Surgery Can Lead to Anxiety, Depression, Quality of Life Issues”

(Press release. September 24, 2012)

http://www.mayoclinic.org/news2012-jax/7100.html

Sexual Medicine Society of North America

“Nerve-sparing Prostate Surgery & Orgasms”

(March 16, 2012)

https://www.sexhealthmatters.org/news/nerve-sparing-prostate-surgery-orgasms