Search For a Provider Facebook Twitter Instagram YouTube ES Contact Us

Hiperplasia Prostática Benigna

Condiciones de la hiperplasia prostática benigna

La próstata es exclusiva de los hombres. Es responsable de secretar la mayor parte del líquido de la eyaculación. La próstata, que se encuentra directamente debajo de la vejiga y rodeando la uretra, continúa creciendo durante toda la vida. A medida que un hombre envejece La próstata puede hacerse tan grande que presiona sobre la vejiga o la uretra, causando problemas con la micción y con el tiempo, dañando la vejiga o el riñón o contribuyendo al desarrollo de cálculos renales.

Cuando la próstata empieza a agrandarse, el músculo de la vejiga usualmente puede impulsar la orina a través de la uretra constreñida. Sin embargo, a medida que el estrechamiento continúa, el músculo de la vejiga puede engrosarse o debilitarse. Esto puede hacer que el hombre tenga que pujar para vaciar su vejiga o que sienta un deseo intenso de orinar cuando la vejiga sólo está parcialmente llena (urgencia). Un hombre con urgencia grave puede levantarse varias veces en una noche para orinar.  

También se ha encontrado que los hombres con síntomas del tracto urinario inferior e hiperplasia prostática benigna tienen un mayor riesgo de disfunción eréctil, lo cual significa que tienen dificultad para tener una erección o para mantenerla lo suficiente para tener sexo satisfactorio. A medida que los síntomas del tracto urinario inferior de un hombre son más graves, más grave tiende a ser su disfunción eréctil.  

No está completamente clara la conexión entre síntomas del tracto urinario inferior, hiperplasia prostática benigna y disfunción eréctil. En algunos casos los síntomas del tracto urinario inferior graves pueden representar anormalidades circulatorias o cambios en el control del sistema nervioso del tracto urinario inferior, que pueden afectar de manera similar al pene y contribuir a la disfunción eréctil. Cierta evidencia de estudios en animales sugiere que la próstata agrandada lleva a cambios bioquímicos en la región pelviana que afectan la función biológica del tejido peneano requerido para la erección, asociando síntomas del tracto urinario inferior, hiperplasia prostática benigna y disfunción eréctil.

CUÁNDO VER AL MÉDICO

Si tiene cualquier síntoma del tracto urinario inferior o disfunción eréctil consulte a su médico para averiguar si los problemas se deben a la hiperplasia prostática benigna o algo más.

Traducción patrocinada por Pfizer.