Search For a Provider Facebook Twitter Instagram YouTube ES View the Patient Toolkit

Eyaculación Retrógrada

Tratamiento de la eyaculación retrógrada

Puesto que la eyaculación retrógrada no es dañina, usualmente no requiere tratamiento a menos que interfiera con la fertilidad. En tales casos el tratamiento depende de la causa subyacente. Si su médico descubre que un medicamento de venta con prescripción es la causa, cambiar a un medicamento comparable o interrumpir el medicamento con frecuencia restablece la eyaculación normal.

Desafortunadamente, si la eyaculación retrógrada es causada por cirugía o diabetes, con frecuencia no se puede corregir. Sin embargo, algunos medicamentos han demostrado mejorar el tono muscular del cuello de la vejiga y por lo tanto reducen la pérdida de semen hacia la vejiga durante la eyaculación. Estos medicamentos incluyen: sulfato de adrenalina y medicamentos tipo adrenalina (tal como pseudoefedrina, imipramina, midodrin, desipramina y maleato de bromfemiramina).

Alternativamente, algunas veces se le indica a los hombres que eyaculen cuando su vejiga está llena ya que tener una vejiga llena puede aumentar el cierre del cuello de la vejiga. Si las medidas anteriores no son opciones o no tienen éxito y la fertilidad sigue siendo una preocupación, también es posible que un urólogo recupere espermatozoides de la orina de un hombre luego de un orgasmo y los use para inseminación artificial.

También es posible para los hombres, antes de recibir tratamientos o cirugías que conllevan el riesgo de eyaculación retrógrada, criopreservar el semen (congelarlo) para una inseminación posterior.

Traducción patrocinada por Pfizer.